Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Un cambio abrupto en la circulación oceánica causó glaciación hace 1 millón de años

Un cambio abrupto en la circulación oceánica de las corrientes calientes y frías fue la causa de la profunda alteración climática del planeta que se produjo hace un millón de años, en la transición del Pleistoceno medio, cuando se desencadenó un aumento de la duración de los períodos glaciares.

Así lo ha concluido una investigación internacional en la que han participado expertos del Grupo de Investigación en Geociencias Marinas de la Universidad de Barcelona (UB).

La investigación ha revelado que durante este período del Cuaternario grandes cantidades de carbono quedaron confinadas en las profundidades marinas, el nivel de dióxido de carbono atmosférico disminuyó, las temperaturas globales se volvieron más frías y las capas de hielo se extendieron por el planeta.

El estudio, que publica la revista “Nature Geoscience”, revela algunas de las incógnitas sobre este cambio radical del clima a escala planetaria, cuando las grandes masas de hielo continental se acumularon en las regiones polares, los ciclos glaciares se volvieron más largos y fríos -los más intensos en la historia del cuaternario-, y como consecuencia, el sistema climático global se alteró a escala planetaria.

La circulación oceánica es un flujo relativamente superficial de agua que se calienta en el Pacífico y el Índico hasta el Atlántico, en cuyas latitudes tropicales sigue recibiendo calor, para finalmente hundirse en el Atlántico Norte, retornando a niveles más profundos.

Según el estudio, en el que han participado Leopoldo Pena y Maria Jaume Seguí (UB), un cambio en la intensidad de esta circulación oceánica profunda o termohalina pudo ser responsable de que se desencadenaran las glaciaciones extremas hace 950.000 años.

En el estudio, dirigido por Jesse Farmer, del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia (EEUU), también han participado equipos de la Universidad de Edimburgo (Escocia), de la Universidad de Londres (Reino Unido), de la Universidad de Princeton (EEUU) y del Instituto Max Planck (Alemania).

“Como efecto de la ralentización en la circulación oceánica global, una parte del CO2 quedó atrapado en el océano profundo y ello pudo contribuir a un cambio climático drástico en el sistema planetario”, han dicho Leopoldo Pena y Maria Jaume Seguí.

Los investigadores estiman que, durante las fases más extremas de esta transición climática, el Atlántico profundo llegó a almacenar unos 50.000 millones de toneladas de carbono adicionales, en comparación con los ciclos glaciares menos intensos que se produjeron con anterioridad al millón de años.

Con estas grandes cantidades de carbono confinadas en las profundidades del océano, el nivel de dióxido de carbono disminuyó en la atmósfera, las temperaturas globales se volvieron más frías y las capas de hielo se extendieron por el planeta.

“El océano profundo ha actuado y actúa como un reservorio o almacén de CO2. Cuando este gas se acumula durante cientos o miles de años en el fondo del océano, se produce un descenso del CO2 en la atmósfera que tiene consecuencias climáticas globales. Ahora bien, es importante destacar que el mecanismo opuesto también es posible”, según Pena.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores han analizado los sedimentos de las profundidades marinas que preservan el registro climático, en concreto la composición isotópica de los restos fosilizados de los foraminíferos planctónicos y bentónicos, organismos unicelulares capaces de generar una concha mineral de carbonato cálcico.

El estudio de estos protozoos, que abundan en el registro fósil de los sedimentos oceánicos, permite conocer las características del clima y de los ecosistemas marinos del pasado, lo que ayuda, según los investigadores, a mejorar las previsiones sobre la evolución del clima en un futuro. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies