Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El BAN distribuyó en 2018 comida para más de 28.000 personas en Navarra

El Banco de Alimentos de Navarra (BAN) distribuyó en el año 2018 a través de 202 entidades sociales comida para más de 28.000 personas, de las que algo más de 1.200 son niños menores de 2 años

Así se refleja en la memoria de actividad social de la fundación en la que a diario trabajaron 176 voluntarios dedicados a las labores de captación de alimentos, almacén, transporte o administración, entre otros, informa el BAN en una nota.

En 2018 fueron 3.743 las toneladas de alimentos repartidas entre estas más de 8.000 familias, lo que supone una cantidad de 133 kilos por persona al año (se estima que una persona consume entre 400 y 500 kilos anualmente).

Sustituir este sistema de donación gratuita de alimentos por la entrega a los usuarios de ayuda monetaria para su adquisición en el mercado haría necesario que la sociedad con medios públicos o privados desembolsara 6,8 millones de euros anuales, según estima Banco de Alimentos de Navarra.

Aunque la cifra de personas atendidas a través de las entidades ha disminuido respecto a años anteriores las situaciones de necesidad persisten, incluso en aquellos hogares en los que hay algún sueldo.

Se atribuye el descenso en 2018 del número de personas principalmente a las mejoras en el control de usuarios; las bajas de algunas personas realizadas por los Servicios Sociales de Base, entre otros motivos, por la mejora de su situación laboral y económica fruto de una ligera recuperación económica, o el abandono de la actividad de reparto por la entidad a la que pertenecían esos usuarios.

Con la colaboración de los Servicios Sociales de los diferentes Ayuntamientos y la supervisión del área de Entidades Sociales del BAN, estas entidades estudian necesidades y determinan qué personas y familias cumplen los requisitos para recibir ayudas. Por su parte el BAN dispone de herramientas informáticas de control que permiten detectar duplicidades y otras irregularidades.

Por otra parte, las unidades de atención familiar (UAF) establecidas mediante colaboración del Banco de Alimentos de Navarra con ayuntamientos y servicios sociales y colectivos han seguido funcionando como “tiendas sociales”.

En 2018, se inauguró le unidad de Barañain para 578 usuarios, denominada Saskia y atendida por una asociación de voluntarios de Barañain. Desde 2016 viene funcionado en San Adrián la primera unidad instalada que atiende a 1.023 usuarios de la propia localidad y de las vecinas Azagra, Carcar y Andosilla y en 2017 se abrió una unidad para 233 personas en Tudela en colaboración con Tudela Comparte. Asimismo está próxima a abrir sus puertas la de Buztintxuri (Pamplona) con 909 usuarios.

Según los datos del BAN, el valor medio de la ayuda anual por familia que se entrega a través de los alimentos es de unos 828 euros. A su vez, con su actividad, el banco de alimentos ha evitado en 2018 que 2.673 toneladas de comida (valoradas en 4,7 millones de euros) fuesen a desperdicio, lo que supone evitar un coste de tratamiento en residuos de más de 160.000 euros el pasado año.

El objetivo del BAN es «ayudar a paliar las necesidades de las familias, favorecer su integración social, apoyar a las entidades sociales y aumentar la sensibilización contra el hambre y el desperdicio alimentario (causas y consecuencias éticas, sociales, ambientales y económicas)».

La actividad del banco de alimentos se desarrolla dentro de los objetivos de desarrollo sostenible que inciden en el derecho a la alimentación y en la reducción del desperdicio alimentario y por ello trabaja también en la mejora continua de sus sistemas y procedimientos de control de calidad con el asesoramiento externo de una empresa especializada.

También con el fin de mejorar los hábitos alimentarios de la población usuaria del sistema, el reparto se realiza buscando proporcionar un conjunto variado, una dieta equilibrada.

Para ello se siguen las recomendaciones de un estudio realizado para el BAN por la Universidad de Navarra en el que se determinan los criterios a tener en cuenta a la hora de preparar las entregas a las Entidades Sociales buscando, entre los disponibles en cada momento, lograr el deseado equilibrio en cada entrega.

Según la ONU, actualmente hasta un tercio de la producción destinada al consumo humano se pierde en las diferentes fases del proceso (como materia prima, semielaborado o producto final).

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies