Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Gobierno Foral aprueba la Agenda para el desarrollo de la Economía Circular

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

Concreta en las políticas públicas la apuesta de la Comunidad Foral por la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático y la transición energética

El Gobierno ha adoptado, en su sesión de hoy, un acuerdo por el que se aprueba la Agenda para el desarrollo de la Economía Circular en Navarra con horizonte 2030 (ECNA 2030). Este documento concreta en objetivos y líneas de trabajo la apuesta de la Comunidad Foral por la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático y la transición a la economía circular, desde una perspectiva transversal y coherente para todas las Administraciones Públicas.

Entre sus principales instrumentos figuran la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra S3; Klina, Hoja de ruta del Cambio Climático, el Plan de Residuos 2017-2027 y la Ley Foral de Residuos y su Fiscalidad.

Cabe recordar que el concepto de economía circular es un nuevo modelo económico que propone el aprovechamiento máximo de recursos y la generación mínima de residuos, la reducción del impacto ambiental neto y el uso de energía de fuentes renovables, y que apuesta por un sistema que cuida y optimiza el uso de materias primas.

La nueva Agenda aprobada alinea a Navarra con las nuevas políticas europeas y estatales sobre la economía circular. En concreto, la Comisión Europea tiene en vigor desde 2015 su Plan de Acción para la Economía Circular, y su desarrollo hasta 2020 incluye un paquete de 54 medidas con cinco áreas prioritarias: los plásticos, el desperdicio alimentario, las materias primas críticas, la construcción y la demolición, y la biomasa y productos con base biológica.

En el ámbito europeo, esta transición hacia la Economía Circular tiene su soporte financiero a través de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, Horizonte 2020, el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y el programa LIFE. El plan de acción también promueve una estrecha cooperación con los estados miembros, las regiones y los municipios, las empresas, los organismos de investigación, los ciudadanos y otras partes interesadas que participan en la economía circular.

Convertir el residuo en recurso

La Agenda para el Desarrollo de la Economia Circular en Navarra aprobada hoy concreta su programa de acciones y medidas en tres ejes fundamentales: cultura circular e impulso transversal a la economía circular; recursos, diseño y producción; y transporte uso/consumo y gestión de residuos. La agenda propone además acciones concretas en las áreas prioritarias que ha establecido la estrategia inteligente S3: la automoción y mecatrónica, cadena alimentaria, y energías renovables y recursos.

El punto de partida ha sido la gestión, prevención y eficiencia en el uso de residuos para avanzar hacia una transición a la economía verde, cuya finalidad es la resiliencia del ecosistema y el bienestar humano.

Para lograrlo, la agenda señala siete elementos clave: priorizar los recursos regenerativos, conservar y extender lo que ya está hecho, utilizar los residuos como recurso, reconsiderar el modelo de negocio, diseñar para el futuro, incorporar la tecnología digital, y colaborar para crear valor conjunto.

Uso racional de los recursos y un modelo energético responsable

Son seis los objetivos generales de la Agenda que también incluye la bioeconomia en aquella parte que se define como circular: gestión sostenible y eficiente de los recursos naturales, sustituir energías fósiles por renovables, reducir la generación de residuos y aumentar su valorización, incrementar el consumo responsable en los sectores público y privado, extender la cultura de la sostenibilidad y aumentar la capacitación, y contribuir a la sostenibilidad y a la cohesión social.

Para cada objetivo general, la Agenda establece indicadores y metas concretos, relacionados y en coherencia con los planes y estrategias transversales que ha elaborado y aprobado el Gobierno de Navarra. Entre ellos destacan la reducción en un 45% para 2030 de las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 2005 y que la cuota de energías renovables en el consumo final bruto de energía sea del 50% en 2030. En cuanto a residuos, la meta se sitúa en que la cantidad generada en el ámbito doméstico se reduzca un 12% en 2027 respecto a 2010, así como que el porcentaje de residuos domésticos y comerciales valorizados sea del 75% en 2027.

Noticias relacionadas

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies