Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Sánchez Ferlosio, el mejor prosista español del siglo XX, muere a los 91 añod

El novelista, ensayista y lingüista español recibió el Premio Cervantes en 2004 y el Premio Nacional de las Letras Españolas en 2009

El escritor español Rafael Sánchez Ferlosio, autor de la novela «El Jarama», falleció hoy en Madrid a los 91 años, según informaron a EFE fuentes de su editorial.

Implacable en la crítica con el poder y la guerra, poseedor de una riqueza léxica única, precisa y minuciosa, el novelista, ensayista y lingüista Rafael Sánchez Ferlosio, autor «a su pesar» de una de las obras indispensables del siglo XX, «El Jarama», ha fallecido a los 91 años en una clínica de Madrid.

Sánchez Ferlosio, nacido en Roma el 4 de diciembre de 1927, hijo del ideólogo de la Falange Rafael Sánchez Mazas y de la italiana Lucía Ferlosio, ingresó a las tres de la madrugada en la Clínica Moncloa aquejado de vómitos y allí ha fallecido hacia las nueve de la mañana, según ha explicado a EFE su amigo el periodista Miguel Ángel Aguilar.

La capilla ardiente de quien tenía los mayores premios de la literatura en español, entre ellos el Cervantes (2004) y del que Miguel Delibes decía que era el único escritor español de posguerra «que merecía la inmortalidad», se ha instalado a primera hora de la tarde en el tanatorio de la M-30 y mañana será enterrado en el cementerio de La Almudena.

Considerado por muchos el mejor prosista español del siglo XX, un creador «completo» y referente moral para varias generaciones, era sorprendente, audaz y crítico con el mundo que le rodeaba, zurró en sus obras a los nacionalismos, la corrupción o la religión; se opuso públicamente a la guerra del Golfo y a la de Irak y calificó las celebraciones del V Centenario en 1992 de «indigno festival».

El autor conoció en la Facultad de Filosofía de la Complutense de Madrid, en la que hizo su doctorado, a los autores de la que se llamó Generación de los 50, es decir Ignacio Aldecoa, Jesús Fernández Santos y Carmen Martín Gaite, con la que se casó en primeras nupcias.

Tras publicar «Industrias y andanzas de Alfanhuí» (1951), recibió el Premio Nadal en 1955 por «El Jarama», de inquietante realismo y a la que se han dedicado varios estudios científicos y lingüísticos.

Ambas se consideran un hito en la historia de la literatura de la posguerra pero él aseguraba que las «detestaba», especialmente la segunda, porque renegaba del género novelístico.

La única excepción a su alejamiento de la novela llegó en 1986, «El testimonio de Yarfoz», aunque no dejó de publicar entregas de relatos, desde «Dientes, pólvora, febrero» (1956) hasta «El geco. Cuentos y fragmentos» (2005).

Sánchez Ferlosio cultivó también la poesía, la traducción y el periodismo, que ejerció en medios como ABC o El País y en las revistas Cuadernos Hispanoamericanos y Revista de Occidente.

A partir de los años 70, el autor, que ha recibido los mayores premios de las letras españolas, del Cervantes al Nacional de Ensayo o Nacional de las Letras, se dedicó sobre todo a los artículos periodísticos y al ensayo, y su obra se fue «complejizando» para exponer sus críticas al poder y al sustrato ideológico.

Dentro de su trayectoria se distinguen tres etapas: una de afición por la prosa literaria, reflejada en «Industrias y andanzas de Alfanhuí» (1951); una de exploración narrativa, que dio lugar a «El Jarama» (1955) y otra de inmersión en el estudio de la gramática.

Su libro de aforismos «Vendrán más años malos y nos harán más ciegos» (1983) recoge textos de distintos géneros, que él bautizó como «pecios», un género «indefinible» y «brillantísimo», según ha explicado a EFE su editor, Miguel Aguilar, del que es también testimonio «Campos de retama».

Luego vinieron la recopilación, en cuatro tomos, de sus ensayos «una de las obras mas importantes del ensayo español de la segunda mitad del siglo XX», según Aguilar, y lo último que se ha publicado, también de mano de su mejor conocedor, Ignacio Echevarría, han sido «Páginas escogidas» (2017), un recorrido por fragmentos de lo último de su obra.

Cuando en 1992 publicó «Ensayos y artículos», el filósofo Fernando Savater los describió como «las lecciones más conmovedoras e inteligentes que se han dado en la prensa ensayística española de los últimos 30 años».

«Es un autor que al principio puede imponer un poco por la potencia de su pensamiento y el uso de ‘hipotaxis’ -encadenación de subordinadas- pero pronto descubre una obra llena de humor, de inteligencia y lucidez», ha añadido Aguilar.

Sánchez Ferlosio se dedicaba en los últimos meses «más que a escribir, a leer» a «llevar la vida normal de una persona mayor» y ya se había «retirado» de la tertulia a la que iba los sábados en un bar debajo de su casa en la que participaban Miguel Ángel Aguilar -padre del editor-, Tomás Pollán, Eugenio Gallego y Demetria Chamorro, su segunda mujer.

Sánchez Ferlosio estuvo casado 17 años con Martín Gaite (1925-2000), entre 1953 y 1970, con la que tuvo dos hijos, también fallecidos: Miguel, que murió de bebé, en 1954, y Marta (1956-1985). NAVARRA INFORMACIÓN / EFE

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies