Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La UE y el Reino Unido buscan fórmulas para evitar un “brexit” sin acuerdo

El negociador jefe de la Unión Europea para el “brexit”, Michel Barnier, y el ministro británico para la salida de la UE, Stephen Barclay, junto al fiscal general, Geoffrey Cox, siguieron hoy buscando soluciones que eviten una retirada sin acuerdo del Reino Unido.

Cuando faltan 24 días para el 29 de marzo, la fecha prevista del “brexit”, Barnier, Barclay y Cox mantuvieron una nueva reunión en Bruselas con el objetivo de lograr una fórmula que permita la ratificación del pacto de salida en la Cámara de los Comunes y sea aceptable para el club comunitario.

La cita comenzó en torno a las 17.00 (16.00 GMT) y concluyó alrededor de las 21.30 (20.30 GMT).

Antes de llegar a Bruselas, Barclay escribió en Twitter que está “decidido” a lograr un acuerdo y cumplir con el “brexit”.

Cox, por su parte, declaró a Sky al llegar a la capital belga que “siempre hay esperanza” y que se están manteniendo “conversaciones razonables”, aunque descartó dar detalles y admitió que son unos debates “muy delicados”.

“Creo que estamos teniendo un diálogo muy constructivo en este momento”, comentó.

Tras el rechazo de la Cámara de los Comunes al acuerdo de retirada pactado entre la UE y el Gobierno británico, los diputados de Westminster pidieron a la primera ministra, Theresa May, renegociar con Bruselas la salvaguarda para evitar una frontera física en la isla de Irlanda incluida en ese documento.

Sin embargo, el club comunitario rechaza modificar el acuerdo y solo acepta revisar la declaración política sobre la futura relación, en la que ya se hacía referencia a “la determinación” de las partes de sustituir la salvaguarda “por un acuerdo sucesivo que establezca arreglos alternativos para garantizar la ausencia de una frontera dura en la isla de Irlanda de forma permanente”.

La salvaguarda prevé que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único.

Sin embargo, ese remedio de emergencia solo entrará en vigor si Bruselas y Londres no han establecido una nueva relación comercial cuando concluya el periodo de transición, que en principio finalizará el 31 de diciembre de 2020 y durante el cual se seguirá aplicando la legislación comunitaria en el territorio británico.

En cualquier caso, Londres insiste en que la UE introduzca cambios legalmente vinculantes en la salvaguarda para asegurar que el Reino Unido no permanecerá atado indefinidamente a las estructuras comunitarias, en caso de que se active este mecanismo de protección.

May aspira a someter a votación un acuerdo revisado el 12 de marzo, y si esto no es posible, o si el texto fuera rechazado, en los dos días siguientes se votaría si se quiere abandonar la UE sin pacto o retrasar la salida del bloque.

El Parlamento británico respaldó la semana pasada una enmienda que exigía al Ejecutivo negociar con la UE que se respeten los derechos de los ciudadanos comunitarios en el Reino Unido y de los británicos en el resto del bloque si se produce un “brexit” sin acuerdo, lo que supondría extraer del pacto de salida el capítulo dedicado a esa área.

Sin embargo, la CE respondió que no quiere hacer “miniacuerdos” sobre asuntos separados del acuerdo de salida.

Pese a la negativa de la Comisión, Barclay envió hoy una carta a Barnier en la que asegura que serían “bien recibidos” los puntos de vista del francés sobre la propuesta de Westminster para “blindar” los derechos de los ciudadanos.

“Propongo que debatamos este asunto con más detalle cuando nos reunamos”, dijo en referencia a la cita de hoy.

Barnier, por su parte, aseguró el jueves desde Viena que un eventual retraso de la salida del Reino Unido del club comunitario debe tener un objetivo y aseguró que no se puede “posponer el problema”.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó este martes que la campaña y el referéndum del “brexit” fueron el objetivo de “fuerzas externas antieuropeas” que buscan “influir en las elecciones democráticas de los europeos”.

El ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt, dijo hoy que su Gobierno percibe “señales positivas” por parte de la Unión Europea en relación a sus demandas para el acuerdo del “brexit”.

En declaraciones a BBC Radio 4, Hunt agregó que no quiere “sobrestimar” esos presuntos indicios, pero opinó que ahora Bruselas “entiende” que Londres está “siendo sincero”.

“Creo que se están dando cuenta de que podemos lograr una mayoría en el Parlamento (para aprobar el tratado)” si se obtienen garantías que aseguren que no será permanente la salvaguarda para la frontera irlandesa, declaró. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies