Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Banderas de nuestros padres

  • Por José V. Ciordia, historiador

Tal día como hoy, un 23 de febrero de 1945, en la isla de Iwo Jima, se producía el levantamiento por parte de un grupo de soldados  estadounidenses en el monte Suribachi de una bandera norteamericana. La foto tomada de tal hecho se convertiría en un icono para la historia de ese país.

La historia de la fotografía es interesante. Los soldados estadounidenses, en ese momento, acababan de ganar una batalla en el Monte Suribachi en contra de los japoneses y decidieron colocar una bandera en la cima de la montaña como símbolo de triunfo.

A las 10:20 h de la mañana se iza una bandera estadounidense en su cima. El fotógrafo de los Marines Louis R. Lowery al grito: «¿Queréis ser famosos?». Aún quedaban soldados japoneses en la zona, así que la celebración no duró demasiado y comenzó un intenso tiroteo con varios muertos.

Algunos de los presentes en la fotografía de Lowery son el cabo Charles W. Lindberg, el sargento de sección Ernest I. Thomas, el sargento Henry O. Hansen y el soldado James Michels. Ellos fueron los verdaderos héroes en la toma del volcán, pero quedaron como los olvidados de la historia.

Cuando Lowery descendía colina abajo, vio subir a , armado con una Speed Graphic de formato cuadrado. «Te has perdido una gran foto, Joe», le dijo. Ya no había tiros en la cima, que estaba totalmente asegurada. A las 12 de la mañana, Rosenthal llegó a la cúspide junto a los camarógrafos Bob Campbell y Bill Genaust, que murió nueve días después.

En aquel momento, varios soldados que tenían la misión de tirar un cable de telégrafos desde la playa, quitaban la primera bandera y colocaban la segunda, algo más grande, en una tubería metálica para que la captaran las cámaras. Cuando izaron la enseña, todo sucedió tan rápido que Rosenthal disparó sin mirar por el visor. «Hice la foto sin saber si era buena o mala», comentó años después. Los hombres que izan la segunda bandera -cinco marines y un doctor de la Armada- fueron identificados después como Michael Strank, Rene Gagnon, Ira Hayes, Franklin Sousley, John Bradley y Harlon Block.

Rosenthal mandó el rollo con la película a la isla de Guam, donde tenían un laboratorio fotográfico. Desde allí se envió un fax con la imagen a las oficinas de la agencia en EEUU. La instantánea apareció en portadas de cientos de periódicos de todo el mundo al día siguiente, apenas siete horas después de que hubiera sido tomada. Rosenthal ganó 4.200 dólares por la reproducción masiva de la foto más una prima de otros 1.000.

La fotografía, que ganó el Pulitzer en 1945, tuvo un impacto evidente sobre la opinión pública estadounidense. La batalla decisiva por el control del Pacífico se estaba ganando y esa imagen lo demostraba. El presidente Franklin D. Roosevelt comprendió el impacto propagandístico que podía tener para la recaudación de fondos de guerra, por lo que ordenó que sus protagonistas volvieran a casa como héroes. De los seis identificados, tres murieron días después en las arenas de Iwo Jima. Los tres supervivientes (Bradley, Hayes y Gagnon) consiguieron mucho dinero para sufragar el esfuerzo bélico de EEUU, pero nunca se libraron de la controversia.

Tal día como hoy Mismos derechos laborales para hombres y mujeres

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies