Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Pamplona servirá de banco de pruebas para seis proyectos «inteligentes»

Pamplona servirá de banco de pruebas para seis proyectos «inteligentes»

NAVARRAINFORMACION.ES

El Ayuntamiento de Pamplona y las empresas y representantes de los seis proyectos seleccionados en el programa Smart Iruña Lab han firmado los convenios de colaboración de las pruebas piloto que se llevarán a cabo en la ciudad en los próximos meses

Los seis proyectos están vinculados al ámbito de la ciudad inteligente (smart city) y tiene que ver con aspectos como la seguridad vial, la eficiencia energética, la movilidad sostenible o el medio ambiente.

El Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha en 2018 el programa Smart Iruña Lab, con el objetivo de diseñar y desarrollar una metodología de trabajo, con diferentes acciones y resultados, basada en acuerdos de colaboración público – privada, para probar y testar soluciones smart-city en la ciudad. De esta forma se han trabajado proyectos en ámbitos específicos ligado al nuevo modelo de ciudad, como la economía circular, la sostenibilidad ambiental, la accesibilidad, la eficiencia energética, la equidad social, la salud… Una manera de apoyar y fomentar, desde un punto de vista empresarial, iniciativas ligadas al emprendimiento para el desarrollo de ideas smart para Pamplona.

Los documentos firmados describen el proyecto y la ubicación concreta en la que se instalarán los diferentes dispositivos. Durante el desarrollo de estas pruebas piloto se realizarán reuniones de seguimiento, así como formación y coaching con los responsables de cada una de las ideas. Finalmente, hacia el mes de junio está prevista la valoración y evaluación final de cada proyecto.

Seguridad vial, eficiencia energética y movilidad

El proyecto STOPLED, enmarcado en la seguridad vial, está basado en unas luminarias que se colocarán a la salida del aparcamiento de la plaza del Castillo frente al Palacio de Navarra para advertir a peatones y conductores sobre la inminente presencia de un vehículo. También se instalará otro prototipo en la acera del paso de peatones ubicado en la avenida de Villava nº 53.

SMART CITY ROAD, sobre eficiencia energética, consta de un sistema de sensores instalado en cada luminaria con el que se puede regular la luminosidad de una calle peatonal o abierta al tráfico, consiguiendo ahorros de entre el 30% y el 40%. El proyecto tiene como alcance un ahorro del consumo de energía eléctrica de las farolas en una parte del Grupo Rinaldi.

URAD – ANTERAL se encuadra en el ámbito de la movilidad sostenible y propone la integración de pequeños sensores radar con el fin de monitorizar (conteos) de forma inteligente el tráfico de todo tipo de vehículos, bicicletas y personas. Se colocarán tres radares uRAD en tres semáforos a lo largo de Pío XII cubriendo zonas específicas de ambos carriles de circulación. Se podrá conocer, entre otros aspectos, la velocidad a la que circulan todo tipo de vehículos, permitiendo un conteo de los tipos de vehículos que atraviesan una vía y la obtención de información en tiempo real y de las estadísticas que pueden ser utilizadas para mejorar la movilidad urbana.

Proyectos sobre medio ambiente

Los tres proyectos restantes seleccionados tienen una componente medioambiental. AGROPESTALERT plantea la alerta temprana de plagas que afectan a cultivos, a través de trampas inteligentes. Estas son capaces de detectar la presencia de plagas, a través de un carácter biométrico único de cada especie como es la frecuencia de aleteo. La información se transmite a tiempo real a una plataforma que identifica las especies y lanza las alertas oportunas. Se colocará al menos una trampa en el parque de la Taconera, destinada a evitar la cydarilima (oruga que depreda el Boj) y otra en el monte Ezcaba para identificar la oruga (procesionaria) que afecta al pino.

SMART AQUA consiste en un algoritmo de calibración en función del tipo de suelo y cultivo desarrollado para el mundo agrícola. Basado en ese algoritmo, busca adaptarlo a cualquier planta que necesite ser regada, aplicando agua justo en el momento en el que la necesita. Se resuelve así el problema de saber cuándo y cuánto hay que regar, evitando que la planta pase estrés hídrico y evitando también el derroche de agua. El proyecto se desarrollará en la Vuelta del Castillo en la zona más cercana a la estación de autobuses.

Por último, INBIOT propone la monitorización continuada de los parámetros que caracterizan la calidad del aire, así como la mejora de la calidad del aire en el interior de los edificios, a través de una solución smart que integra sensores específicos, algoritmos, una plataforma de acceso en tiempo real a la información, así como soluciones y conocimiento para la mejora de la calidad del aire, basadas en la inteligencia de su base de datos. Se ubicarán tres sensores diferentes para las mediciones en la Escuela Infantil Printzearen Harresi, en el Registro Municipal del Palacio del Condestable y en la sede de la Gerencia de Urbanismo en la sexta planta del edificio de la avenida de Catalina de Foix, 2.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies