Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El CIS, “Centro de Invenciones Sánchez”, el “libro” y el “Relator”… de “La sumisión de Pedralbes”

Tenía ya prácticamente hecho mi artículo, “El Centro de Invenciones Sánchez. Encuestas mensuales doy, que es para lo que estoy” se iba a llamar, que la frenética actualidad, que no da tregua, me ha hecho cambiar ante los nuevos temas llegados al primer plano político en los últimos dos días. El primero de muy escasa relevancia en sí, dada la inanidad del “autor”, y el segundo de enorme trascendencia por lo que supone de nuevo paso en la traición a la Nación española que inició el “okupa” de la Moncloa, y de las Instituciones del Estado que ello conlleva, hace más de ocho meses.

Por tanto, me veo obligado a resumir lo relativo al primero, que merece cierta reflexión después de que ese afamado “chef” de las encuestas, que se “sacrificó” abandonando casi a la fuerza la Ejecutiva del Partido Siempre Opuesto a España en la que acompañaba fielmente a su “elector digital” -el dedo divino “garantiza la imparcialidad” del elegido- a cambio de la módica cantidad de 100.000 € más prebendas, para regalarle vista y oído mediante increíbles “tomas” de pulso a la sociedad -ahora mensuales-, que ha convertido en “cocina de engaño” al desfasado y no siempre fiable Centro de Investigaciones Sociológicas, en otras etapas de cierto crédito y rigor. Este sujeto, de nombre José Félix Tezanos -“Tocinos” para algunos o, mejor, “Mantequilla”, dada su habilidad para el “unte”, ¡cómo no!, vuelve a situar a SU partido, ganador holgado de unas futuras elecciones todavía en el limbo mental en el que el Dr. Plagio -al parecer, ya, del 52% de sus “tesis”- pasa sus días de viaje en viaje y ridículo en ridículo, cosas de las que no se cansa este inane e inefable felón. Esta vez, la “imparcial” encuesta, realizada entre el 1 y el 13 de Enero -antes de la Convención del PP- dice que SU PSOE obtendría el 29’9% de intención de voto, cada día más lejos del resto; Ciudadanos, segundo, el 17’7%; Podemos y franquicias, terceros, retrocediendo al 15’4%; el Partido Popular, cuarto, se “estrellaría” con el  14’9% y, finalmente, VOX -en esta ocasión más favorecido-, al que “estira” hasta el 6’5% tras el “éxito” de su previsión en Andalucía -0/2 escaños frente a los 12 obtenidos, mientras los 45/47 a Susana Díaz, quedaron en 33- que justifica el “chef” porque “el 40% decide su voto durante la campaña y, de ellos, el 9% en la última semana y el 4% el último día”. Y lo remata situando al copista como líder más valorado entre los de los principales partidos políticos, todos suspensos, sólo detrás de la canaria Ana Oramas -lo que hace un oportuno vídeo en las “reflexivas” redes sociales de un buen discurso- y el valenciano Juan Baldoví -éste sin buen discurso que se le conozca-, que llegan al 4’5. Las “notazas” de los cuatro “grandes” fueron, 3’8, Falconeti; 3’5, Albert Rivera; 2’5, Pablo Casado y 2’8, PabLenin Iglesias, al que el casoplón de Galapagar le sigue pasando factura, y más teniendo a la intemperie en la puerta a los miembros de la Benemérita Guardia Civil, 24 horas sobre 24 -caseta WC en la acera-, para que nadie perturbe la tranquilidad de sus “gemelo y gemela” y su permiso de paternidad, conciliado con su inclusiva “Irena Montera”.

No contento con su “gesta” sociológica, el “cocinero” completa la “receta” con la fidelidad de voto y, ¡oh, sorpresa!, la lidera el PSOE, 69’4% y, tras él, 61’5%, la mezcla morada -la izquierda extrema y extremísima salen siempre bien paradas con este lacayo-, frente al 59’2% los naranjas y, “sorpréndanse”, 48’8% fiel al charrán rojigualda, del que huye un 15’8% al naranja y un 13’7% al verde -extraña mezcla-. ¿A que no se lo esperaban?

Y, claro, como “no hay dos sin tres” ni “tres sin cuatro”, en un alarde de esfuerzo, pregunta también este CIS por la situación de Cataluña mediante un “¿qué diría usted que es más necesario?”, eso sí, orientando al “encuestado” con tres posibles opciones para que siga bien estabulado: “Una política de diálogo y negociación” (34’8%); “Una política de mano dura” (21’7%) -la dureza gusta poco en esta sociedad permisiva y buenista- o “Una política que combine el diálogo con el cumplimiento de la ley” (36’9%), que gana por poco a la primera, pero ojo, entre primera y tercera, que contemplan el “diálogo”-cuidadosamente colocadas emparedando a la más fea-, suman el 71’7%, algo que los lectores habrán captado que “no tiene nada que ver” con la desesperada petición del presidente del frente popular a sus socios nacionalistas para la aprobación agónica de su proyecto de seguir en la Moncloa, perdón, quise decir de Presupuestos Generales del Estado. Y por si fuera poco, en un triple salto mortal se hace eco de una de las “mayores preocupaciones” que quitan el sueño a los españoles, “La Agenda Horizonte 2030”, de la que, según este bochornoso CIS, nada menos que el 10’8% de los encuestados “conoce o ha oído hablar” -más lo segundo que lo primero, añado yo, que ya saben que soy malo con los rojos-. Fantástico ejercicio de complacencia al amado líder, elegido del demonio para hundir los destinos de España, aupado -que no electo- a la presidencia del gobierno. Y es que, como en tantas ocasiones de la vida, “la realidad supera la ficción”. Me recordó una frase que escuché en mis comienzos profesionales, primeros 70’s: “La Estadística es el arte de mentir con los números”, creo que de George Bernard Shaw y que, sin duda, también debió oír el “amigo” José Félix -feliz, se habrá quedado-, la grabó a fuego y la ha puesto en práctica un mes más. Lo indignante es que lo hace a cuenta del erario público -ese que no es de nadie para su vice de Cabra-, por una parte, el que él, a todas luces injustamente, gana, y por otra el que cuesta esa inútil institución. Definitivamente, Tezanos se ríe de los españoles, insulta su inteligencia y ya debería estar fuera de un Organismo al que desprestigia cada día. ¡Por Dios -suavizo el término de Romanones-, qué tropa!

El segundo tema ha sido la aparición de ese libro -como conjunto de hojas escritas y encuadernadas hay que llamarlo así-, “Manual de resistencia” que, cual “legionario” curtido en mil batallas, “firma” -es un decir- el acreditado y “original” autor, Dr. Plagio -parece que ya va por el 52% copiado en su “tesis”- y que esta vez reconoce que hubo ayuda externa -“negra” en este caso- en su autoría, como se desprende del agradecimiento expreso que el viajero impenitente hace a una de sus secretarias de Estado -de la España Global por más señas, antes Marca España. Para estos, España, más que marca es una lacra-, Irene Lozano, que recordaremos fue esa tránsfuga de UPyD al PSOE, en 2015, tras no conseguir un buen “fichaje” con Ciudadanos, y que ahora se dice “in-dependiente”, -ya sabemos de quién-  que “renunció”  a repetir en sus listas tras la segunda debacle electoral socialista -Diciembre de – y antes de la que se vaticinaba aun mayor, con el Sr. Sánchez Falconeti a la cabeza -Junio de 2016- como así fue, pero recuperada para ese cargo pocos meses después del asalto al Congreso de la mano de los enemigos de España, ahora vemos para qué -ese “do ut des” tan habitual en política-. No merece mucho más este libro que, por supuesto, no voy a leer y que me atrevo a recomendar a mis lectores que tampoco lo hagan, pero sí me viene una pregunta que dejo en el aire ¿habrá dedicado la “comprometida” Sra. Lozano parte de su tiempo y, por tanto, abusado del dinero público -sueldo, despacho y medios- para “dar forma literaria”, como eufemísticamente califica el “autor”, al libro? Una señora, por cierto, de principios “indelebles” entre el rosa idílico, el naranja frustrado y el rojo traidor que le aseguraba el sustento. Ahí dejo la pregunta.

El tercer asunto de actualidad, primero destacado en importancia, por lo que supone como nuevo paso -y, tal vez, intento de último y definitivo- en la traición al Estado que este lunático ambicioso inició en Junio del año pasado, se produce tras la filtración ¿interesada o inconsciente en su prepotencia? que el nacionalismo ha hecho del documento que el socio Torra le dio el pasado 20 de Diciembre al presidente felón, como vengo calificándolo hace ya tiempo -“Feloneti” lo llamó muy acertadamente un conocido comunicador de las mañanas de radio-, en la escenificación de “la sumisión de Pedralbes” -esta no merece cuadro que la inmortalice-, que pasará a la Historia como una de las mayores traiciones al Estado español de un dirigente -indigente, sería más apropiado- político. El citado documento que los irresponsables que nunca debieron participar en aquella indigna reunión guardaban celosamente, divide en tres apartados las 21 peticiones del catalanismo “menos” radical -ERC, ACN, Omnium, CDR y las CUP, entre otros, las consideran insuficientes-. Dejando meridianamente claro que todo el documento es una basura infecta que nunca debió aceptar recibir ese conjunto de ineptos traidores presentes en aquella reunión, alguno de los cuales ya debería estar imputado –Art. 102.2 de la Constitución-, como vengo diciendo desde la época de Rodríguez Zapatero, el amigo de Nicolás Maduro y Pedro J. Ramírez, y en repetidas ocasiones para su clon Pedro Sánchez, voy a dar brevemente mi opinión sobre su contenido. El primer apartado, “Una respuesta democrática para Cataluna”, agrupa seis puntos, fruto de la locura supremacista de sus redactores, que no merecen el menor comentario y cualquier español decente -antítesis evidente, porque un español decente no hubiera estado en esa reunión- se hubiera levantado de la mesa sin leer más y tirando a la papelera el papel hecho una pelota rugosa. El segundo, “La necesidad de una regeneración democrática de España”, algo que genéricamente llevamos algunos repitiendo desde hace muchos años y que de no haberse pervertido de la manera que lo ha hecho, hoy no estaríamos así en muchas cosas, recoge ocho puntos de los que, salvo el 3 y el 6, parecen estar escritos por alguien sensato y estoy seguro de que los suscribirían una inmensa mayoría de españoles de bien, porque ¿quién no quiere una verdadera “separación de poderes”, “frenar el deterioro de la imagen de España” -que los nacionalistas no dejan de perjudicar desde sus embajadillas y la sede de fugados de Waterloo- o que se “garantice la independencia judicial” y se “respeten los Derechos Humanos”? Otra cosa es el punto 3, “Es imprescindible poner fin a la limitación de derechos fundamentales”, que son ellos los únicos que los limitan porque, en España, con excepción de algunas autonomías que siguen la senda catalanista -Baleares, Valencia y Vascongadas, principalmente- no existe tal límite, aunque se “oposita” más de la cuenta para que se acabe imponiendo más de lo deseable. También el 6, “Se debe poner fin a la complicidad de cuerpos policiales y aparato judicial con la ultraderecha”, “complicidad” sólo existente en la mente de estos psicópatas ¿verdad señor Iglesias Turrión, Marqués de Villa Tinaja? Respecto al tercero, el propio epígrafe ya desautoriza y descalifica los siete puntos que incluye, empezando por el palabro que se inventan “La desfranquización de España, un reto pendiente”, entre los que -en mi opinión- se lleva la palma el segundo, que sería de risa si no encerrara el odio visceral de esta casta política catalana enferma, en este aspecto no muy lejana de la izquierda socialista sectaria y resentida con el Generalísimo Franco, que derrotó al comunismo rampante con el que se unieron entre 1931 y 1939. Dice así el principio de ese punto “La indolencia con el fascismo, la impunidad con las actitudes fascistas…” en lo que parece la autodefinición de ellos mismos, los únicos fascistas de esta historia, como revelan sus modos. En fin, todo un despropósito, “Relator” incluido -véase D.L.E.-, que lo que realmente quisiera esa gentuza es que fuera un “Mediador” internacional, para darle el carácter bilateral igualitario que no tiene al conflicto creado exclusivamente por ellos, y consentido, si no impulsado, por sus hipotecados.

La reacción no se ha hecho esperar y tanto Partido Popular como Ciudadanos, han convocado una gran Manifestación el próximo domingo, día 10, para darle un buen empujón al felón de la Moncloa, en la que estaré, Dios mediante, e invito a estar a todos los que puedan. Hay que desbordar Madrid.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior El Partido Siempre Opuesto a España. “Ciento y pico años de… honradez”

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies