Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El CHN pone en marcha el acelerador lineal para radioterapia sufragado por la Fundación Amancio Ortega

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha puesto en marcha un nuevo acelerador lineal para radioterapia, dotado con los últimos avances tecnológicos, que permitirá administrar tratamientos con las técnicas más avanzadas de radioterapia

Se trata de un equipo de tratamiento radioterápico con prestaciones específicas en radiocirugía craneal y extracraneal, con el que el CHN alcanza un nivel tecnológico equiparable al de los centros nacionales y europeos de referencia en el ámbito de la oncología radioterápica. Así lo ha señalado el consejero de Salud, Fernando Domínguez, esta mañana, durante una visita al centro para conocer las características de esta nueva adquisición.

El consejero ha estado acompañado por el director gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), Oscar Moracho; el director gerente del CHN, Antonio Merino; la directora de Cuidados Sanitarios del CHN, Maite Soria; y la subdirectora asistencial de Procesos Ambulatorios y Diagnóstico, María Zandio.

El nuevo acelerador lineal ha tenido un coste de 3,6 millones de euros sufragado por la Fundación Amancio Ortega en virtud del protocolo firmado en marzo de 2017. El proyecto total, con un presupuesto de 5,7 millones de euros, incluye, además, dos escáneres (1M/€), un mamógrafo digital de última generación (309.000 euros), y un equipo de braquiterapia (650.000 euros), lo que supone un gran impulso para la mejora de la calidad, seguridad y comodidad de las y los pacientes del CHN.

Tratamientos con las técnicas más avanzadas

El nuevo acelerador lineal es un dispositivo de altas prestaciones, denominado “TrueBeam STX”, y comercializado por la empresa Varian Medical Systems. Su característica principal es que maximiza la radiación del tumor y, al mismo tiempo, minimiza la exposición de los tejidos sanos circundantes. Además, se puede utilizar con plena seguridad en pacientes pediátricos.

Este nuevo equipo va a permitir administrar tratamientos con las técnicas más avanzadas de radioterapia, destacando la radiocirugía craneales decir, sin necesidad de fijación craneal invasiva y molesta. Se utilizará en los tratamientos de tumores benignos -meningiomas, schwannomas vestibulares, neurinomas, tumores glómicos, adenomas de hipófisis y craneofaringiomas-, de tumores malignos -metástasis cerebrales, gliomas cerebrales y meduloblastomas-, y de patologías vasculares -malformaciones arteriovenosas, malformaciones cavernosas y fístulas durales arteriovenosas-.

Noticias relacionadas

Texto

Igualmente, se administrará, también, en tratamientos con SBRT (Radioterapia Estereotáctica Corporal) que consiste en administrar altas dosis de radiación sobre pequeños volúmenes extracraneales en un pequeño número de fracciones. Y se utilizará en casos de cáncer de pulmón en estadios iniciales, metástasis pulmonares, metástasis hepáticas, metástasis vertebrales y metástasis ganglionares, cáncer de próstata, tumores primarios hepáticos o cáncer de páncreas; tratamientos con IGRT (Radioterapia Guiada por la Imagen) que permite ubicar la lesión antes de administrar la radioterapia y controlar su movimiento durante el tratamiento; y tratamientos con VMAT (Arcoterapia Volumétrica Modulada), que mejora la eficiencia, el confort del paciente y aumenta la seguridad y la conformación de la dosis.

Constatada la estabilidad y precisión de este sistema, los primeros pacientes han comenzado a ser ya tratados de forma programada.

Próximo reto: radiocirugía para patología funcional

Con la puesta en marcha del acelerador “TrueBeam STX”, el CHN va a mejorar en calidad y seguridad su cartera de servicios en radiocirugía y abordará el reto de la radiocirugía para patología funcional, esto es, el tratamiento con radiocirugía para patologías no tumorales ni vasculares. Se utilizará, por tanto, en casos como de neuralgia del trigémino, neuralgia del nervio glosofaríngeo, trastornos del movimiento, epilepsia fármaco-resistente y trastornos psiquiátricos, entre otros.

Renovación tecnológica

El programa completo, sufragado por la Fundación Amancio Ortega, supone la renovación tecnológica del CHN, una transformación que facilitará a la Comunidad Foral el cumplimiento de los protocolos de calidad y seguridad de acuerdo con las exigencias del marco europeo.

Los cinco equipos adquiridos en los últimos dos años sitúan a Navarra como referente en oncología radioterápica. Además del mencionado acelerador lineal el programa incluye también:

-Escáner intraoperatorio que mejorará la planificación del tratamiento de braquiterapia. Permitirá una mayor precisión en la colocación de implantes, y evitará la manipulación y movilización de las y los pacientes para la obtención de las imágenes necesarias en la planificación de su tratamiento, lo que reducirá muy significativamente el tiempo transcurrido hasta la administración del tratamiento.

-Equipo de braquiterapia de alta y baja tasa de dosis que permite dar una dosis alta en la diana, con una rápida caída de dosis en la cercanía que asegura una mayor protección de los órganos sanos. La fuente de radiación puede colocarse en contacto con el tumor, o a través de aplicadores por los que se introduce la fuente de alta tasa.

-Escáner para planificación de radioterapia externa que permitirá adquirir imágenes en 4D

-Mamógrafo digital con tomosíntesis e imagen sintetizada que aporta una mayor precisión diagnóstica, sobre todo en pacientes jóvenes, al proporcionar imágenes en 3D así como una mayor comodidad para las pacientes, puesto que evita nuevas exploraciones complementarias que generan gran ansiedad.

1.500 pacientes nuevos al año

La oncología radioterápica es un área en constante evolución donde los avances tecnológicos tienen un evidente impacto. Esta evolución tecnológica ha conducido a una mayor sofisticación de los tratamientos que ha permitido mejorar los resultados clínicos, reducir la toxicidad de la radioterapia y aumentar el confort de las y los pacientes, con una marcada eficiencia.

El envejecimiento poblacional incrementará las necesidades de radioterapia por un aumento en la incidencia del cáncer en los próximos 20 años. Actualmente se estima que alrededor de un 60% de pacientes con cáncer necesitará un tratamiento radioterápico en el curso de su enfermedad, sea con intención curativa o paliativa, y que un 20-25% de ellos, necesitará más de un tratamiento radioterápico a lo largo de su evolución.

En 2017, el servicio de Oncología Radioterápica del CHN, junto al Servicio de Radiofísica, realizó 1.600 tratamientos nuevos de radioterapia externa, en su mayoría con planificación 3D, pero también 342 tratamientos con radioterapia de intensidad modulada, y 145 tratamientos estereotácticos.

Para este tipo de tratamientos son atendidos en el CHN también tanto pacientes de La Rioja como de la Comunidad Autónoma Vasca, a través de los respectivos convenios.

En 2018 la actividad se ha incrementado en los tratamientos más exigentes y complejos, y la tendencia es que este aumento continúe en los años próximos.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies