Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Denuncian que la memoria del Holocausto se resiente con auge del nacionalismo

Varios países de la Unión Europea, en particular Polonia, Hungría, Croacia, Lituania y Letonia, están revisando su memoria del Holocausto y minimizando su papel en el asesinato de millones de judíos, coincidiendo con el auge de los partidos nacionalistas y de extrema derecha en el continente.

Así lo denunció hoy la Unión Europea por el Judaísmo Progresista (EUPJ) en un informe publicado con motivo del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que se celebra el 27 de enero, para recordar a los seis millones de judíos exterminados por los nazis durante la II Guerra Mundial.

“El revisionismo de hoy coincide con un aumento de los movimientos políticos nacionalistas y de extrema derecha que quieren dar marcha atrás en democracia, Estado de derecho y la multiétnica y tolerante UE”, denunció el director de la organización en Bruselas, William Echikson.

El estudio ha analizado la evolución en la preservación de la memoria del Holocausto y revela que el revisionismo -que reexamina la historia para actualizarla y puede terminar en su negación- ha ido a peor en los países del centro de Europa, que habían registrado progresos para entrar en la UE.

En Polonia y Hungría detrás del retroceso están los gobiernos nacionalistas de Mateusz Morawiecki y Víktor Orban, apuntan.

Varsovia aprobó en 2018 una ley que introducía penas de hasta tres años de prisión por utilizar el término “campos de concentración polacos” o acusar a Polonia de complicidad en el Holocausto, norma que tras las críticas internacionales fue matizada para cambiar la sanción penal por una civil.

En Hungría, dónde más de medio millón de judíos fueron asesinados, el Gobierno ha buscado minimizar la participación del país cargando la culpa exclusivamente en los alemanes, recuperando la memoria de figuras que contribuyeron a las deportaciones e introduciendo libros de corte antisemita en los programas académicos, según el informe.

En el lado opuesto se sitúa Rumanía, que en 2003 constituyó una comisión liderada por el Nobel de la Paz Elie Wiesel que puso de relieve que 380.000 judíos y 11.000 gitanos fueron exterminados en campos gestionados por autoridades locales.

Desde entonces, el Gobierno ha introducido leyes para evitar el revisionismo, reforzado la educación sobre el Holocausto y formado a su ejército para que no vuelva a desempeñar el papel que tuvo entonces.

La “gran sorpresa”, según Echikson, es Austria, que pese a tener dentro de su Gobierno al partido ultraderechista FPO se ha convertido en líder de las restituciones del arte robado a los judíos durante la guerra y ha incrementado las iniciativas para preservar la memoria.

También Francia ha pasado del mito de posguerra de la resistencia gala ante los nazis a reconocer la complicidad activa del Gobierno colaboracionista de Vichy.

La situación también es positiva en Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Alemania, la República Checa, Estonia y Finlandia.

En una posición intermedia están Eslovaquia, Eslovenia, Bulgaria y Grecia.

También Italia y Dinamarca, dónde la EUPJ se muestra preocupada, más que por la reconciliación con el pasado, por la retórica del presente.

En Dinamarca, que salvó a sus judíos del Holocausto, se extiende el discurso contra la inmigración, mientras que en Italia proliferan partidos de extrema derecha de tendencias antisemitas y el nuevo Gobierno populista tiene un discurso contra las minorías, destaca el informe.

“Que la negación del Holocausto sea cada vez más un tema de debate público tiene que ver con las redes sociales y también con el auge del populismo”, afirmó la coordinadora contra el antisemitismo de la Comisión Europea, Katharina von Schnurbein.

En un contexto donde, además, cada vez quedan menos supervivientes del Holocausto, será clave la educación para transmitir el recuerdo entre las nuevas generaciones y concienciar sobre las consecuencias del “discurso del odio”.

“Hay un mensaje universal que aprender de la Shoah (“Catástrofe”, en hebreo). Un aspecto es cómo llegamos a este punto. Empieza con el discurso del odio: si Hitler hubiera anunciado al inicio de su mandato que iba a matar a seis millones de judíos, todo el mundo habría dicho: ‘No pasará, todos estamos en contra'”, dijo.

El informe no analiza la situación de España, Portugal y Suecia porque fueron neutrales en el conflicto, pero Von Schnurbein valoró que el Gobierno español firmase en diciembre la declaración del Consejo de la UE que llama a tomar medidas para luchar contra el antisemitismo tras el aumento de los ataques a la comunidad judía.

También la presidenta de la EUPJ, Sonja Guentner, destacó que los actos de conmemoración que realizan las comunidades judías en España reciben “mucho apoyo de las autoridades locales” y asiste un “amplio público”.

El estudio ha sido elaborado por la EUPJ con apoyo de las universidades estadounidenses de Yale y Grinnell College. EFE

Pie de foto

Imagen del 6 de mayo de 1945 que muestra la alegría de los supervivientes ante la segunda llegada de las tropas estadounidenses al campo de concentración de Mauthausen. EFE EFE/COMITÉ MAUTHAUSEN DE AUSTRIA COMITÉ MAUTHASEN DE AUSTRIA

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies