Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Comisión CAN: Sanz atribuye la política expansiva al crecimiento económico

El expresidente del Gobierno Miguel Sanz ha afirmado en la comisión que investiga la desaparición de Caja Navarra que la política expansiva llevada a cabo por Caja Navarra con Enrique Goñi hoy no se haría porque respondió a una etapa de crecimiento económico general.

Ha sido Arantxa Izurdiaga, de EH Bildu, quien ha aludido al «cambio radical» en la gestión de la CAN con Goñi, con actuaciones «muy cuestionadas» porque «se apartaban del principio de prudencia».

Y de entre ellas se ha referido a la expansión de oficinas llevada a cabo por Caja Navarra, que sin embargo fue «mucho menos intensa que en otros momentos y que en otros territorios», ha dicho Sanz, que ha añadido que primaba dar volumen y contar con oficinas en tiempos de expansión económica.

De las nuevas oficinas ha aludido a la de Washington para asegurar que «todos en el consejo de administración la vimos bien» para trasladar allí el concepto de banca cívica y porque había informes que «avalaban la operación» aunque finalmente, por la crisis, no obtuvieron el permiso y resultó «una operación fallida».

Y ha explicado que el modelo de «tu eliges, tu decides» de la banca cívica de CAN no se ha implantado en otras entidades «porque ningún directivo ha querido desprenderse de un instrumento tan permisivo con el tráfico de influencias para hacer política» como la obra social.

El expresidente ha negado además que contactara con Enrique Goñi por primera vez para ofrecerle la dirección general de la CAN, ha descartado también que Goñi fuera amigo del presidente de la Cámara de Comercio, y ha justificado sus incrementos retributivos anuales hasta «la media» y el plan de pensiones que se le abrió «para fidelizarlo», por tratarse de una persona «apetecible en el mercado».

En referencia a los regalos que pudo hacer la entidad, ha subrayado que se les hacían a los directores por su jubilación pero «yo -ha agregado- no he disfrutado nunca de ningún tipo de ventaja» y el importe del reloj que recibió lo destinó a obra social.

«No es verdad que hubiera fiestas en bodegas Sarría, al menos yo no he participado en ninguna», ha explicado, y preguntado por Viálogos ha indicado que «es cierto y verdad que era rentable» para la CAN porque amplió la red de clientes con empresas, a las que además ofrecía «actuar como auditor de ciertos proyectos».

Una tarea por la que Sanz ha explicado que Viálogos facturaba a Caja Navarra para su «sostenimiento», aunque de los viajes organizados por estos ha dicho no disponer de mucha información y no haber participado en ninguno, si bien ha añadido que se invitaban según el sector al que se dirigía la iniciativa o el ponente.

De la compra del 30% de un banco húngaro «la verdad es que no recuerdo mucho» el contenido de la operación, el coste o la disolución, ha comentado, y ha agregado que de toda formas eran los modelos de expansión de todas las entidades financieras en los años de crecimiento.

En cuanto a la política de personal, con más de 300 prejubilaciones con Goñi, ha señalado que «no afectó a los resultados porque iban contra reservas» y además eran «un beneficio a plazo corto y largo», como las sustituciones por gente más formada.

Y ha añadido que lo de la prudencia depende de quien lo analice, de las circunstancias y del momento, aunque en el mundo financiero «no existe beneficio sin riesgo».

Sanz ha hablado asimismo del cambio en la selección de personal para recordar que hubo un tiempo en el que a los trabajadores de CAN se les llamaba funcionarios y pasaban procesos selectivos similares.

De toda formas ha aclarado que no se ha hecho una selección sin tener en cuenta a la comisión de personal y ha sostenido que se operó con criterios de «profesionalidad».

Por último ha mencionado la obra social que mantienen las fundaciones de Caixa y de Caja de Navarra y ha rechazo ningún interés en negar información al Parlamento porque «no había ningún motivo oculto ni interés opaco alguno». EFE

Pie de foto

El expresidente de Navarra, Miguel Sanz (3d), compañado de los parlamentarios de UPN Maribel García Malo (2i), Carlos García Adanero (d), Luis Zarraluqui (i), Juan Luis Sánchez de Muniáin (3i), y Luis Casado (2d), momentos antes de comparecer en la comisión parlamentaria que investiga la desaparición de Caja Navarra. EFE/Iñaki Porto.

Noticias relacionadas

Sanz asegura que en su patrimonio no hay “ningún indicio de ilicitud”

Sanz dice que en CAN no hubo “nada oculto” ni “nada al margen de la ley”

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies