Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La terapia génica abre la puerta a la esperanza frente al Parkinson infantil

Son tan solo 3 o 5 casos en España, alrededor de un centenar en todo el mundo, pero los niños que padecen deficiencia de descarboxilasa de aminoácidos aromáticos (AADC), conocida como el Parkinson infantil, se han situado en el centro de los últimos desarrollos de terapia génica mediante la inoculación, a través de un virus, del gen que les falta.

Esta enfermedad ultrarrara es una de las dolencias en las que ha puesto el foco la Fundación Columbus, fundada hace 18 meses a partir del fondo de capital de riesgo español Columbus Venture Partners, con el objetivo de facilitar el acceso a terapias avanzadas a niños con cáncer y enfermedades raras.

En conjunción con la tecnológica estadounidense Asklepios Biopharmaceutical (AskBio), Venture Partners creó en 2017 la empresa Viralgen Vector Core, dedicada a la producción de virus modificados para terapia génica, instalada en el parque de Miramón en San Sebastián.

La capital donostiarra ha sido elegida como lugar de arranque del programa sobre terapia génica de la Fundación Columbus por el «desarrollo que esta tecnología tiene en la ciudad», ha explicado este miércoles su secretario y patrono, Javier García, en la presentación, del concierto solidario que se celebrará el 28 de enero en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián.

La terapia génica para el «parkinson infantil» consiste en una única inyección en el cerebro que introduce un «vector viral», un virus modificado que transporta material genético, que en este caso está integrado por las proteínas capaces de producir los neurotrasmisores, en el núcleo de una célula.

Según ha explicado García, seis niños han sido tratados por este procedimiento en un ensayo clínico en Estados Unidos que ha producido buenos resultados.

En Europa el ensayo «iba a empezar la semana próxima pero el niño que iba a tratarse ha contraído una infección vírica y ha sido pospuesto», ha indicado.

La ausencia de neurotransmisores en estos niños hace que su cerebro «esté desconectado del resto del cuerpo porque no puede mandar señales» y su calidad de vida es «lamentable», con episodios de intenso dolor entre cuatro y cinco veces por semana, ha explicado.

La terapia ha conseguido que puedan volver al colegio y llevar una vida «mejor» aunque la cura «no es total» porque el daño que han padecido durante sus siete u ocho años de vida hace irreversibles ciertos síntomas.

«Todavía faltan datos para saber si con una sola inyección basta o se debe repetir el procedimiento al cabo de 5 o 6 años», ha indicado García, que ha remarcado que el acopio de «vectores virales» para estos casos está garantizado por lo que no será necesario utilizar los que se salgan «dentro de unos meses» de la sede de Vitolgem en San Sebastián.

La Fundación Columbus tiene previsto llevar a cabo un encuentro en Barcelona con familias afectadas por esta dolencia para evaluar si pueden entrar a formar parte del ensayo del clínico en un ensayo clínico en «junio y octubre», ha indicado.

«El objetivo es curar la enfermedad de la forma mas eficaz posible y existen medios para ello», ha concluido. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies