Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Cofundador de Davalor Salud: “En 2015 la empresa ya era un cadáver”

Cofundador de Davalor Salud: “En 2015 la empresa ya era un cadáver”

El socio cofundador de Davalor Salud Andrés Escudero ha afirmado que, según la ley de concursos, los números de 2014 ya reflejaban que la compañía estaba en quiebra y ha declarado que, en 2015, la misma era “prácticamente un cadáver empresarial”.

Así lo ha afirmado este lunes en respuesta al regionalista Juan Luis Sánchez de Muniáin, que durante la comisión que investiga inversiones fallidas de la empresa pública Sodena había interrogado al compareciente sobre la situación de Davalor Salud en 2014 y 2015.

Según ha explicado, en junio de 2014 se tendría que haber implantado la primera máquina EVA, pero en junio de 2015 “no existía siquiera”.

Por lo tanto, “no se había cumplido ninguna expectativa”, ha aseverado, tras relatar que las ventas de 2017 se cerraron con unos 300 o 400 euros. “Ni miles, ni decenas, ni millones, no ha habido ventas”, ha resaltado.

Escudero ha relatado los diversos impagos que desde 2014 sufrió la empresa D2D, encargada del desarrollo tecnológico, “una especie de calvario-vía crucis” en el que la deuda de Davalor aumentaba “mes a mes” sin que la carga de trabajo y las exigencias disminuyesen.

“Nos siguen exigiendo mucha carga de trabajo, nos dicen que es una situación temporal que van a resolver, pero la deuda que tiene Davalor crece y crece”, ha apuntado.

Tras atravesar durante meses esta situación, que ha calificado como “dantesca”, Escudero ha recordado que en agosto de 2015 “se preparó un concurso forzoso de Davalor Salud”.

Aunque se saldaron las deudas, Escudero ha lamentado que no se pagó “el daño colateral” de 130.000 euros por recargos, intereses bancarios o el daño moral a la plantilla, “que son quienes realmente sufrieron este viacrucis”.

En respuesta al parlamentario de Geroa Bai Rafael Eraso, ha indicado que “dejó de creer” en el proyecto de Davalor en junio de 2014.

Según ha explicado, la máquina que se pretendía implantar requería un soporte y un mantenimiento que hacía “inviable” su comercialización. En este sentido, ha apuntado que la iniciativa era “tecnológicamente muy interesante” pero “económicamente inviable”.

“Tenía muchísima confianza en el proyecto y en el promotor, lo que pasa es que la relación personal con el promotor es muy complicada y el proyecto creció desmesuradamente hasta hacerlo inviable económicamente”, ha asegurado Escudero, que ha considerado que se “sobredimensionó” la parte tecnológica.

Al ser preguntado por el socialista Guzmán Garmendia por el motivo por el que el promotor del proyecto, Juan José Marcos, defendió la actuación del Gobierno de Navarra durante su comparecencia, Escudero ha respondido que “en el pasado, cuando ha demostrado fervor por una persona, ha sido por mero interés”.

Por otro lado, ha señalado que, “éticamente”, se negó a firmar las cuentas de 2014 de Davalor Salud, al observar el salario de 150.000 euros del promotor, así como diversas facturaciones, préstamos e ingresos directos e indirectos para Marcos, que sumaban más de 300.000 euros, además de la existencia de varias deudas. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies