Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

No comer carne en vigilia

Foie, pronúnciese fua, es una palabra en español misteriosa. Contiene todas las vocales que no pronunciamos y ninguna de las que sí.

Gala, como el origen del producto, es un apocope de foie grass, hígado graso y se refiere en concreto al de un par de aves, oca y pato, en su presentación para plancha o micuit (medio cocido). Se produce forzando su alimentación a base de maíz. Cuando se tritura para mezclarlo con otros ingredientes pasa a llamarse paté. Por curiosa tradición, aquí se le ha llamado fuagrás a cualquier triturado orgánico con tal que se pueda devorar untado; incluido el quebrado por Garaicoechea antes de irse a hacer las Vascongadas, donde llegó nada menos que a presidente; ¡cosas!

Ayer las cadenas daban publicidad en sus noticieros a una veintena de personas que realizaban una “vigilia vegana”. A imitación de las que se hacen ante ciertas prisiones yanquis cuando una persona va a ser ejecutada, lanzaban pucheros mientras acariciaban cerdos camino al matadero, y se abrazaban entre llantos en un estilo muy televisivo. Tras parar un tráiler de trasporte animal unos minutos, una asistente lloraba manifestando “que no le había dado tiempo de despedir a todas las gallinas” (sic).

Ahora que espero se demuestre cierta la versión de Ibar y se le aleje, por fin, la espada de Damocles, aquello me pareció frivolizar. Entiendo que no hagan lo mismo ante los tres mil ejecutados anuales en la dictadura comunista de China, ya que allí no da tiempo entre sentencia y tiro en la nuca, ni se lo van a permitir. También que eludan hacerlo ante el degüelle de corderos musulmán, por si no todos tienen la paciencia del camionero. Y llevarla a cabo en el lazareto ante los perros finiquitados de a uno, no atrae a las cámaras.

Vivimos en tiempos en que, según los animalistas, el Mahatma Gandhi sería un explotador sexual por alimentarse ordeñando la leche de su cabra, como hacía ¡Qué cosas!

California es zona rica donde poseen mansiones las grandes fortunas de Estados Unidos. También, o por ello, es un estado progre, volcado con los Clinton y los Obama, que desdeña desde Beverly Hills a los campesinos de Tennesee y los obreros de Detroit por no votar lo correcto y desconocer la utilidad del servicio doméstico. Hollywood es, además, donde en la misma entrega de premios se es capaz de criticar el acoso, trabajar para la productora de un acosador y premiar la de otro.

Pues bien, en ese reino que va de liberal, han prohibido el foie por lo que supone de maltrato animal. No ya la elaboración, que también pero no ocurre, sino sobre todo el consumo; y con multa gorda. En Sunset Boulevard ellas y ellos debían llevar tiempo mascullando el asunto mientras consumían las huevas de una hembra sacada del mar Caspio con un gancho y despanzurrada.

De las dos especies, esturiones y anátidas, se producen y bien en Navarra para comercializar sus derivados alimentarios; disfrutamos de empresas punteras. Pero vamos a la madre del ternero, que dirían en el Pirineo.

No sé qué opinarán Macron o Valls, hombres ideológicamente más cercanos a aquella corte californiana que a sus paisanos granjeros del Perigord Noir o a los operarios de París. Los hígados de las palmípedas citadas son una joya para Francia, pero no son amarillos, más bien beis. ¿Estarán sumidos en la duda o le pondrán un chaleco que justifique sacudirles? Otro interrogante es Cataluña, con la de embutidos y pateses que se sacan de los animalitos. Dremiadelamorhermoso, con lo rico que es; mira tú, como los moradores de California.

Jesús Javier Corpas Mauleón, historiador y escritor

Artículo anterior 31 de septiembre, fun fun fun

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies