Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El PSOE de Sánchez se juega su supervivencia en 2019

Dos años después del 39 Congreso, el PSOE de Pedro Sánchez se juega su supervivencia política en 2019, ya que si en las elecciones municipales y autonómicas de mayo se extiende la pérdida de poder territorial que ha comenzado en Andalucía, pocos dudan de que estallará una nueva crisis interna en el partido.

La irrupción de Vox en las andaluzas del 2 de diciembre y su capacidad de configurar un bloque de cambio junto al PP y Cs ha sacudido de tal forma a ‘barones’ y alcaldes socialistas que todo apunta a que el sector que apoyó a Susana Díaz en las primarias se lanzará a la yugular de Sánchez ante un descalabro que podría dar un vuelco a todo al panorama político del país.

Un sector que da por hecho que Vox entrará “como un cañón” en la cita con las urnas de mayo y que culpa de ello a Sánchez por su connivencia con los independentistas catalanes.

Así lo puso de manifiesto la exportavoz del grupo parlamentario en el Congreso Soraya Rodríguez, en una reunión interna pocos días después de los comicios andaluces, en la que ligó la debacle en Andalucía al apoyo de los secesionistas a la moción de censura que aupó hace seis meses a Sánchez a la Moncloa.

En el mismo sector hay quien cree que no se trata de buscar culpables, porque la culpa -dicen- es de todos, sino de reaccionar y adoptar medidas.

Por eso echan de menos una “estrategia nacional” de la dirección del PSOE para hacer frente a la avalancha que creen que se avecina en comunidades y ayuntamientos, en los que aseguran sentirse desprotegidos y en los que temen que, si se instala el bloque de derechas, el nuevo ciclo político no será corto.

Estos socialistas recuerdan que la estrategia cuando surgió Podemos fue “meterlos en los gobiernos” y sostienen que gracias a eso lo de Pablo Iglesias se han diluido.

La dirección del PSOE, en cambio, se muestra confiada en que el rechazo a la ultraderecha movilizará como nunca al electorado de izquierdas y en que la radicalización de Cs les deja libre todo el espacio político del centro y la moderación.

Entretanto, en Ferraz siguen culpando a Díaz de su descalabro por hacer una campaña de trámite, excesivamente confiada en sus posibilidades, como ya le ocurrió en las primarias.

Esto unido al desgaste del poder y al rechazo que genera su figura son las principales causas que encuentran en la cúpula del PSOE a una caída histórica de la participación que ha acabado con 36 años de poder socialista en la comunidad más poblada de España. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies