Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Condenado a 7 años y 5 meses por una estafa piramidal de 12 millones de euros

La Sección Primera de la Audiencia de Navarra ha condenado a 7 años y 5 meses de prisión a un asesor fiscal pamplonés de 74 años por haber estafado 12.015.487 euros a más de medio centenar de inversores.

En la sentencia, que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo, la Sección Primera ha absuelto tanto a las dos hijas del asesor como a dos compañías aseguradoras, a las que las acusaciones consideraban responsables civiles, ha informado el TSJN.

Además de la pena de prisión por un delito continuado de estafa agravada por la cuantía de la misma, el tribunal ha impuesto al procesado una multa de 2.520 euros y le ha condenado a indemnizar a los perjudicados con todas las cantidades defraudadas.

El acusado, M.O.R., se dedicaba profesionalmente desde 1992 a prestar servicios de asesoramiento fiscal, contable y financiero tanto a empresas como a particulares.

Desde 1994 y hasta 2014 (ya jubilado), el procesado mantuvo un negocio, careciendo de cualquier tipo de autorización administrativa, para captar inversores, a los que ofrecía una alta rentabilidad, entre el 8 y el 8,25 %, e incluso el 12 % anual.

El acusado afirmaba que la rentabilidad provenía de un negocio de inversiones inmobiliarias en la calle Serrano de Madrid, pero sabía que esas operaciones eran inexistentes y se apropió del capital recibido en su propio beneficio.

Al recibir el dinero, siempre en metálico, el acusado daba a los clientes un justificante y también emitía otros al devolver capital, pero en ningún caso se firmaba un contrato de inversión ni existía una documentación justificativa de las inversiones, ya que toda la operación se hacía verbalmente.

Para aparentar que las inversiones eran reales, abonaba los intereses pactados, para lo cual destinaba parte del capital de nuevos inversionistas, de forma que la base seguía aumentando y el acusado disponía de fondos para mantener la ficción del negocio.

Cuando las nuevas inversiones disminuyeron, especialmente en los años 2013 y 2014, se produjo el estrangulamiento del negocio, por lo que ya no disponía de capital suficiente para abonar intereses ni para devolver las cantidades que le reclamaban.

En ocasiones, cuando el encausado se encontraba fuera de la oficina, normalmente por viaje, y por indicación de éste, sus hijas entregaron sobres a inversores de su padre y firmaron por orden justificantes de cantidades de dinero (diez recibos entre las dos).

Para la Audiencia, no consta que las dos hijas conocieran que las inversiones en Madrid eran inexistentes, hasta el punto de que ambas, y también sus esposos, invirtieron en este negocio cantidades de las que se apropió su padre, y “lejos de haber obtenido un beneficio patrimonial, les ha causado la ruina económica propia y familiar”.

En el juicio, las acusaciones solicitaron la condena como responsables civiles de dos compañías de seguros, con base en las pólizas, tanto individual como colectivas, del acusado.

Ambas compañías se opusieron en la vista oral alegando, entre otros motivos, que la realización de inversiones financieras por parte del acusado era un riesgo no asegurado, un argumento que ha sido estimado por la Audiencia. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies