Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La urbanización definitiva de Navas Tolosa y Taconera estará terminada en mayo

NAVARRAINFORMACION.ES

El Ayuntamiento de Pamplona acometerá en el primer semestre del año que viene la segunda fase del Plan de Amabilización del Primer Ensanche

La propuesta contempla la segregación de carril bici, la ampliación de aceras, el aumento y mejora de los espacios ajardinados, así como la creación de nuevas zonas de estancia, relajación y juego. También incluye una novedosa intervención de ‘urbanismo táctico’ en la calle Bosquecillo que servirá como modelo para otras intervenciones de carácter similar a realizar en otras calles de la ciudad. Se trata de actuaciones de bajo contenido en obra, donde el mobiliario urbano, la delimitación de espacios y la decoración con pintura en el suelo sirven para crear áreas de juego, estancia, tránsito o descanso.

La superficie total del ámbito del proyecto es de 14.560,28 m2 y se subdivide en tres tramos: el primero, de 5.936,86 m2, se corresponde con el tramo de Navas de Tolosa, entre el paseo de Sarasate y la rotonda con la calle Taconera (Hotel Tres Reyes); el segundo, de 5.046,27 m2, incluye esa rotonda y los enlaces con Navas de Tolosa, Taconera, calle Nueva y calle San Antón; el tercer tramo, de 3.577,15 m2, se corresponde con el tramo de Taconera, entre la rotonda anterior y la calle Bosquecillo. El Ayuntamiento de Pamplona ejecutará los trabajos correspondientes a los dos primeros tramos (el 75,4% de la superficie), ya que para llevar a cabo el tercero se va a esperar a la solución que la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona prevea para el convento de las Salesas en lo que se refiere, sobre todo, a espacio público y accesos.

El presupuesto total del proyecto, incluidos los tres tramos, asciende a 1.716.736,33 euros. La ejecución de los dos tramos previstos en esta fase tiene coste de cerca de 1,2 millones (868.876,05 euros el primer tramo y 393.712,28 euros, el segundo). La ejecución de esos dos primeros tramos, que se llevará a cabo de manera conjunta, se estima en cuatro meses. El tercer tramo, que no se realizará todavía, tiene como plazo de ejecución 2,5 meses.

Circulación y carril bici en las calles Navas de Tolosa y Taconera

Esta propuesta de ordenación reajusta los trazados con el objetivo de suavizar y hacer intuitiva la continuidad del carril bici como elemento vertebrador del eje generado en las calle Navas de Tolosa y Taconera. Se establece una nueva sección tipo en la calle Navas de Tolosa, reduciendo la calzada a 7 metros e integrando un carril bici segregado de 2,5 metros. La nueva sección consolida el espacio peatonal ganado en la primera fase del Plan de Amabilización.

La calle Taconera se redefine también con una sección de calzada de 7 metros y continúa el carril bici de 2,5 metros segregado a cota de calzada. Al encontrarse con la parada del transporte urbano comarcal, el carril bici pasa a subir de nuevo a cota acera para recorrer en trazado seguro tras la parada de la villavesa hasta llegar al cruce con la calle Bosquecillo. En el cruce de la calle Taconera con Bosquecillo se propone una plataforma única a base de asfalto texturizado para resolver las continuidades de paso y recorridos en esa zona. Esta solución garantiza la accesibilidad del cruce y supone un elemento disuasorio para reducir la velocidad de los vehículos que accedan al centro de la ciudad desde la avenida de Guipúzcoa.

En su entrada en la rotonda frente al Hotel Tres Reyes, el carril bici y el vial se bifurcan, subiendo la bicicleta al nivel acera y recorriendo a través de un trazado seguro la rotonda tras la parada de autobuses y protegido por una línea de parterres y zonas verdes.

Transporte urbano y tránsito peatonal

Para garantizar la maniobrabilidad y buena circulación de la villavesa, en el tramo entre el paseo de Sarasate y el Parlamento de Navarra se amplía al ancho de la calzada a 8 metros. Al destinarse la calle Navas de Tolosa para uso exclusivo del transporte urbano, con cuatro paradas de villavesa, se define la especialización de esa vía mediante un asfalto coloreado en tono rojo terroso y texturizado.

Con el fin de favorecer la conectividad transversal entre el Casco Antiguo y el Primer Ensanche, se incorpora un nuevo paso peatonal en la calle Marqués de Rozalejo y se redefinen otros dos pasos más, que se amplían, uno de ellos centrado a la salida del Parlamento de Navarra hacia el paseo de Sarasate y otro como continuidad a la calle General Chinchilla.

En las aceras, se establece una franja de 2,5 metros en el lado del Parlamento y de 2,6 metros en el lado Casco Antiguo en ese entorno del paseo de Sarasate, que permiten determinar el límite del pavimento característico de cada barrio y renaturalizar la base de los árboles. Asimismo, se integran espacios verdes de estancia que acompañan el recorrido longitudinal de ese tramo de Navas de Tolosa, alternando alcorques plantados con pavimento mixto.

Mejora estratégica y accesible de dos zonas de escaleras

El proyecto contempla dos lugares de actuación para su mejora estratégica, vinculada sobre todo a la accesibilidad. Por una parte, las escaleras de acceso entre la calle Navas de Tolosa y la calle San Gregorio se adaptarán a los criterios de accesibilidad establecidos en la normativa y se suavizarán y mejorará los recorridos y transiciones.

Por otra parte, se modificará el espacio frente a la iglesia de San Lorenzo, compuesto por un parterre y unas escaleras, que dificultan la accesibilidad entre el paseo del Dr. Arazuri y la calle Taconera. Se propone mejorar la transición entre ambas calles creando un amplio plano inclinado que conecte ambas vías y reordenar el entorno del parterre.

En relación con los espacios verdes, además de la renaturalización y acondicionamiento de ese parterre entre Taconera y Dr. Arazuri, se trabajará en el parterre ubicado entre Navas de Tolosa y Ciudadela, retirando en este último los restos del monumento existente y trasladando allí la escultura de homenaje a Navarro Villoslada, que actualmente está en la rotonda del Hotel Tres Reyes. Se integran pavimentos mixtos que diluyen los límites entre las zonas verdes y duras, estableciendo espacios verdes activos destinados a zonas de estancia, encuentro…

Bosquecillo se convertirá en una zona lúdica y de coexistencia bici-peatón

El proyecto incluye también una intervención de urbanismo táctico en la calle Bosquecillo cuyo objetivo central es asentar la peatonalización de la calle articulando además una conexión ciclista entre el Casco Viejo y Pío XII que unifique el corredor sostenible entre hospitales y los barrios de la zona norte. Asimismo se facilitará la conexión entre Taconera y Ciudadela a través de los carriles bici de Navas de Tolosa y Chinchilla.

La intervención propuesta, en la línea de las que están realizándose en ciudades como Zaragoza, Madrid y Barcelona, implica un coste bajo, es parcialmente reversible y también supone bajos costes de mantenimiento. En concreto y a través de la combinación de diferentes elementos urbanos (aparcabicis, parterres, jardineras y pintura) se articulan lo que se denominan células verdes que “colonizan” el espacio y que se materializan en forma de un entramado de áreas de juego, estancia, tránsito o descanso. Se delimita un recorrido para la bici, pero de coexistencia, lo que implica que en toda la extensión de la calle la prioridad la tendrá el peatón. Igualmente se crean espacios lúdicos con dotaciones deportivas (mesas de ping-pong) que se suceden con espacios de juegos infantiles y áreas de descanso.

Conectividad, accesibilidad, fomento del civismo y renaturalización

La propuesta presentada esta mañana despliega acciones y estrategias que impulsan la transformación urbana del Primer Ensanche de Pamplona reforzando así el cambio de modelo urbano de la ciudad por el que también apuesta el PMUS que está desarrollando la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Se definen tres ejes estratégicos de actuación para esta reurbanización y el cambio modal de la zona: conectividad y accesibilidad; ejes cívicos; y renaturalización.

En cuanto a la conectividad y accesibilidad, se apuesta por reforzarlas de manera decidida, utilizando el Primer Ensanche para unir el Casco Antiguo y la Ciudadela. Se proponen ejes transversales de tránsito que conecten Ciudadela, Primer Ensanche y Casco Antiguo y también ejes longitudinales para la conectividad entre el Segundo Ensanche y el Primer Ensanche y entre el Casco Antiguo y la dirección hacia el noroeste de la ciudad.

Sobre los ejes cívicos, la propuesta busca poner el énfasis en la necesidad de habitar el espacio público de la ciudad. Por ello, se aumentarán el mobiliario urbano y las zonas de estancia, se diseñarán espacios de encuentro y estancia que favorezcan las relaciones sociales y se planificarán espacios de juegos infantiles seguros y accesibles con bancos para las personas cuidadoras.

Por último, la renaturalización extenderá las zonas verdes a través de nuevos corredores verdes en el Primer Ensanche. Se proponen tres estrategias con pavimentos permeables, alcorques renaturalizados y vegetación en tres dimensiones.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies