Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El PP propone que sea agresión sexual cuando actúe un grupo o se use burundanga

El PP ha presentado hoy en el Congreso una proposición de ley para reformar el Código Penal de modo en los tipos de agresión sexual, además de la violencia o la intimidación, se incluyan los supuestos de que se anule la voluntad de la víctima por la actuación conjunta de dos o más personas o por la utilización de sustancias o drogas como la burundanga.

Con la reforma, casos ahora considerados abusos sexuales por los jueces, como los cometidos por la Manada, serán castigados como violación, con las penas de seis a doce años de prisión que ya recoge el actual Código Penal.

Se trata, según ha manifestado en declaraciones a los periodistas la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, de una “gran iniciativa y siempre en defensa de las víctimas de agresión sexual”, para que “nunca más” se repita un caso como el de la Manada o se pueda drogar a una víctima y no se considere violación.

El PP ha decidido no esperar al informe que está preparando sobre este asunto la sección penal de la Comisión de Codificación, órgano asesor de Justicia al que el anterior ministro, Rafael Catalá, encargó revisar la tipificación de los delitos contra la libertad sexual tras la polémica sentencia de la Manada.

La comisión tiene una reunión esta misma semana y debería presentar su informe antes de fin de año, tras dos ampliaciones de plazos, pero los populares creen que han esperado un tiempo prudencial y estiman que ante la “falta de liderazgo del Gobierno” y en una legislatura que puede expirar en cualquier momento es mejor adelantarse con esta iniciativa, “por responsabilidad y coherencia”, sostienen.

La reforma que proponen mantiene la división de los tipos de acoso sexual, abuso y agresión y descarta unificarlos, una de las ideas que baraja la Comisión de Codificación.

Su proposición se centra en la agresión sexual, que exige, según el actual Código Penal, que haya violencia o intimidación para doblegar a la víctima, situación que los jueces no apreciaron en el caso de la Manada.

El PP propone que la concertación de dos o más personas para actuar con el fin de doblegar o anular la voluntad de la víctima o la utilización de sustancias que provoquen una “sumisión química” deben ser equiparables a la violencia o intimidación y por lo tanto, se castigados como agresión sexual en lugar de como abuso.

Si en estos casos se produjera penetración vaginal, anal o bucal o introducción de miembros u objetos por vía vaginal o anal, los hechos deberán ser calificados como violación, según la proposición de ley popular.

“Es equivalente drogar a una persona para penetrarla contra su voluntad, o sin ella, que hacer que pierda el conocimiento por asfixia o por un golpe antes de proceder a realizar los actos de contenido sexual”, afirman fuentes populares, que recalcan que también lo es la presencia de dos o más sujetos con una conducta” objetivamente intimidatoria”, ante los que la víctima se siente desprotegida o ve inútil resistirse.

El PP reconoce que la inmensa mayoría de las víctimas de los delitos sexuales son mujeres y menores, pero recalca que su reforma está dirigida a proteger a todas las víctimas con independencia de su sexo, edad y orientación sexual. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies