Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Felipe proclamado rey de España

  • Por José V. Ciordia, historiador

Tal día como hoy, un 24 de noviembre de 1700, era proclamado rey de España, Felipe de Anjou, con el nombre de Felipe V.

En los últimos años del reinado de Carlos II, último monarca español de la dinastía de los Austria, España ofrecía un patético espectáculo de degradación. La caída del conde de Oropesa cuya actuación como primer ministro entre 1685 y 1691 había constituido el único paréntesis esperanzador en la lenta agonía de Castilla, acrecentó el dramático cuadro de desgobierno e hizo patente la urgencia de un cambio que atenuara la situación.

Se recurrió entonces al «divide y reinarás», fraccionando la península en tres grandes regiones administrativas; pero el singular experimento -ni más ni menos que una partición feudal entre tres señores rivales—, impuesto a un Estado que ya poseía la más rígida y complicada estructura burocrática, sólo consiguió provocar una nueva serie de conflictos de jurisdicción.
En el plano internacional, la desastrosa guerra contra Francia, que se prolongó desde 1689 a 1697, había llegado a hacerse insostenible. Acabó en septiembre de ese año mediante el Tratado de Ryswick, gracias a la estrategia de Luis XIV, pues su objetivo final era asegurar para los Borbones a herencia de una España indivisa, y para lograrlo creyó más prudente la diplomacia que las armas.

El problema de la sucesión era realidad, el más apremiante de cuantos acuciaban a Carlos II. Su matrimonio con María Luisa de Orleans, muerta en 1689, había sido estéril; pronto fue evidente que, con su segunda esposa, María Ana de Neoburgo, tampoco daría frutos. Este hecho precipitó el final del ya agonizante monarca. Desequilibrado y afectado por ataques epilépticos, se convirtió en presa fácil de cortesanos, representantes eclesiásticos y diplomáticos extranjeros que lo convencieron de que era víctima de un hechizo. La corte se vio invadida de monjas visionarias, confesores y exorcistas que utilizaron todos los métodos conocidos por la Iglesia para extirpar el espíritu maligno. Desde entonces, el rey español sería Carlos II el hechizado, el último de los Austrias en ocupar e trono de la península. En su lecho de muerte, después de muchas negociaciones e intrigas a sus espaldas, el 2 de octubre de 1700 nombraba sucesor de todos sus dominios al duque de Anjou.

Nada pudo hacerle revocar su decisión en los treinta días que aún duró su vida: el Hechizado se mantuvo firme hasta el último aliento, con una dignidad y una entereza que nunca había mostrado en vida aquel ser desgraciado y deforme. El Rey Sol, pues, se había salido con la suya: el trono de España sería para su nieto el duque Felipe de Anjou.

Cuando el 16 de noviembre de 1700 Luis XIV convocó a la corte en el palacio de Versalles para anunciar al nuevo soberano, Felipe de Anjou no había cumplido aún los diecisiete años. Según ciertas crónicas, recibió la noticia complacido y bromeó alegremente con sus hermanos, los duques de Borgoña y de Berry, acerca de su inminente reinado. Pero Rey Sol, que en las grandes ocasiones solía desplegar la mayor solemnidad, prosiguió su discurso ceremoniosamente. Por último, volviéndose hacia su nieto, le recomendó: «Sé un buen español, pero no olvides nunca que has nacido en Francia».

De este modo, dos siglos después de que un representante de la casa de Borbón -el sexto hijo de san Luis Roberto de Clermont— subiera por primera vez al trono francés, el duque de Anjou se convertía en el primer Borbón que reinaría en España. Y lo haría, al menos en la primera fase de su prolongado mandato, siguiendo el consejo de su abuelo y bajo su supervisión.

El nuevo rey fue proclamado como Felipe V el 24 de noviembre, reconocido como monarca legítimo por las potencias europeas salvo Austria, ya que su archiduque Carlos, era considerado el heredero con más derechos y, por ello, también pretendía el trono.

Tal día como hoy anterior Se inaugura una nueva vía de comunicación, el Canal, llamado de Suez

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies