Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Presentado el Plan de movilidad eléctrica de Pamplona

Presentado el Plan de movilidad eléctrica de Pamplona

NAVARRAINFORMACION.ES

El Ayuntamiento ha presentado esta mañana el Plan de Movilidad Eléctrica de Pamplona

El plan recoge medidas y alternativas destinadas a reducir los efectos del actual modelo de movilidad, entre las que destacan la contaminación del aire, el consumo excesivo de energía, los efectos sobre la salud o la saturación de las vías de circulación.

Entre las medidas respecto al vehículo privado, principal emisor de contaminantes, se busca reducir su uso en la ciudad y promover la renovación de la flota hacia tecnologías menos contaminantes con la creación para 2020 de 40 nuevos puntos de recarga pública de vehículos eléctricos para que así el 90% del parque automovilístico de la ciudad tenga uno de esos puntos a menos de 300 metros. Dentro de este plan se incluye también la puesta en marcha del sistema municipal de alquiler de bicis públicas compuesto por 20 estaciones y 250 bicis eléctricas (que implica crear una base de este tipo de vehículos a menos de 500 metros del 95% de los hogares) y la incorporación en la movilidad de la ciudad de los llamados VMP (Vehículos de Movilidad Personal), que engloban por ejemplo los patinetes eléctricos. Este plan se complementa también con el proyecto de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (organismo del que forma parte el Ayuntamiento) para que la línea 9 del transporte urbano, entre la estación de tren y la Universidad Pública de Navarra, sea totalmente eléctrica.

Esta planificación enlaza también con el proyecto de cooperación transfronteriza Stardust, que prevé una inversión en Pamplona de 5,5 millones hasta 2020 en soluciones encaminadas a aumentar la eficiencia energética global y mejorar la calidad de vida. Se trata de integrar los sectores de la edificación, la energía y la movilidad eléctrica, utilizando las más avanzadas tecnologías de la información y comunicación, la conectividad y el Internet de las cosas. Este proyecto, liderado por Pamplona, cuenta con 30 socios de países como Italia, Finlandia, Reino Unido, Grecia o Rumania.

Fomento del coche eléctrico: 40 nuevos puntos de recarga

Pamplona cuenta en la actualidad con 4 puntos de recarga lenta en las calles San Ignacio, Arcadio María Larraona y Esquíroz (punto doble) de 3,7 kW. Su uso se ha multiplicado por cuatro desde 2014. Entonces se realizaron en esos puntos 288 recargas, mientras que en 2017 se superaban las mil, en concreto, 1.056. En junio de 2018 había turismos y furgonetas eléctricas o híbridas enchufables en Navarra, en una evolución ascendente. Se ha pasado de las apenas media docena de matriculaciones en 2011 a 160 vehículos eléctricos matriculados a fecha de junio de este año. La previsión es que esta cifra crezca exponencialmente antes de 2040, año para el que ya se planifica prohibir la venta de vehículos de combustión diésel o gasolina.

Durante este 2018 se ha procedido a la renovación de los cuatro puntos existentes y a la sustitución de los equipos para actualizarlos a las nuevas tecnologías y a las nuevas necesidades. Entre 2019 y 2020 se instalarán 36 puntos de carga semirrápida de 7,4 kW (carga completa entre 1 y 10 horas) y otros 4 puntos de carga rápida de 50 kW (carga completa en 30 – 40 minutos) repartidos por toda la ciudad. El Ayuntamiento de Pamplona se hará cargo del coste de la instalación de los equipos, en torno a 468.000 euros, y una empresa externa los gestionaría mediante un concreto de concesión de servicio, sin coste para el Consistorio.

El plan propone 18 localizaciones para los puntos de recarga semirrápida, con dos tomas en cada uno de ellos. Se colocarán en los diferentes barrios de la ciudad y el número variará en función de la población residente en cada uno de ellos. De esta forma se conseguirá el objetivo de que el 90% de las personas y del parque automovilístico de la ciudad tengan un punto de recarga a menos de 300 metros de su vivienda. Las ubicaciones propuestas para los cuatro puntos de recarga rápida están en la estación de tren, en el entorno de la zona hospitalaria, en el entorno de Baluarte y en la Universidad Pública de Navarra. Ya existe un punto de recarga rápida en Lezkairu, pero no instalado en la vía pública como los otros cuatro de recarga lenta. Estos puntos de recarga se completarán con la instalación de una fotolinera, en la producción y almacenamiento de energía solar fotovoltaica para la recarga de vehículos eléctricos.

Una vez implantados todos los puntos de recarga, Pamplona estaría a la altura de las ciudades que más apuestan por la movilidad eléctrica. Pamplona contará con un punto de recarga por cada 4.400 habitante, en valores similares a las zonas metropolitanas de Estocolmo (3.894 personas) o Los Ángeles (4.815 personas), y muy por encima de otras ciudades españolas como Valladolid (un punto de recargar por cada 8.879 personas), Barcelona (por cada 12.770) o Zaragoza (por cada 33.055).

Micromovilidad eléctrica: patinetes y VMP

El plan abarca también la regulación e incorporación de la ‘micromovilidad’, basada sobre todo en los VMP, vehículos de movilidad personal, entre los que se incluyen los patinetes y otros elementos. Se propone integrar estas nuevas soluciones de movilidad urbana como una oportunidad para restar usuarios al vehículo privado motorizado, pero sin que esto implique un impacto negativo sobre la movilidad activa, la movilidad peatonal o ciclista.

Como primer paso, en la nueva Ordenanza de Movilidad, que están trabajando las áreas de Seguridad Ciudadana y Ecología Urbana y Movilidad, se busca regular la circulación de este tipo de vehículos para evitar conflictos con las personas que se desplazan a pie a la hora de circular por las aceras o con las bicicletas en las infraestructuras ciclistas.

Para su regulación, hay que tener en cuenta que los VMP no son asimilables a la figura del peatón y tampoco son un vehículo a motor. Se clasifican en función de su velocidad máxima y peso, e incluye ejemplos como los patinetes eléctricos, segways, hoverboard, monociclo eléctrico o los ciclotaxis eléctricos. Dentro de la estrategia de trabajo que recoge este plan se trata de delimitar las vías por las que puedan circular, abordar el tema del aparcamiento de estos VMP y su ocupación de espacio público, y la regulación del uso del espacio público por parte de las empresas de movilidad compartida (free floating). Asimismo, se deben incluir los VMP en cualquier plan de movilidad que se acomete en el Ayuntamiento de Pamplona.

Sistema de alquiler de bicis eléctricas

El Plan de Movilidad Eléctrica recoge también la propuesta presentada hace dos semanas de un servicio municipal de alquiler de bicicletas con novedades respecto al sistema actual. Sería un sistema operativo las 24 horas del día, todos los días del año excepto en San Fermín y con estaciones en todos los barrios. Se sientan las bases, de esta forma, de un servicio que pretende ser metropolitano para aunar en el proyecto a otras localidades de la Comarca de Pamplona.

El número de bicicletas pasaría de las 100 actuales a 250, todas ellas eléctricas, para así facilitar su uso por parte de cualquier persona. Asimismo, se multiplicarían por cuatro las bases para poder acceder a ellas de manera mucho más cómoda. En estos momentos hay 5 estaciones en la ciudad (paseo Anelier, Plaza de Toros, UPNA, Universidad de Navarra y Vuelta del Castillo), que se ampliarían a 20. Así, el 95% de la población de Pamplona podrá  tener una estación donde poder coger una bicicleta a menos de 500 metros de su domicilio. El Ayuntamiento trabaja también en la implantación de tarifas sociales para generalizar el uso de este servicio entre todas las personas, más allá de sus recursos económicos.

La propuesta para la ubicación de esas nuevas estaciones del servicio de préstamos de bicicletas estarían en San Jorge junto a la estación de tren y en el paseo de Sandúa; en Buztintxuri junto a la avenida Gipuzkoa; en los Ensanches en el Bosquecillo, en la estación de autobuses y en la plaza de la Libertad; en Mendillorri en la calle Ramón Aguinaga y junto al civivox; en Lezkairu en la avenida Juan Pablo II; en Milagrosa en la calle Blas de la Serna y en plaza Felisa Munárriz; en Iturrama junto al frontón López; en Etxabakoitz junto al centro de salud; en Mendebaldea junto al Conservatorio y la Biblioteca; y en San Juan en la plaza Monasterio de Azuelo.

Línea 9 del Transporte Urbano Comarcal, eléctrica

Otra de las apuestas por la movilidad eléctrica viene de la mano de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Se trata del acuerdo para que la línea 9, que une la estación de tren con la Universidad Pública de Navarra, sea totalmente eléctrica. El recorrido de esa línea de transporte urbano comarcal transcurre en su integridad por Pamplona. El proyecto está previsto que se ejecute en 2019.

Esa línea la compondrán seis autobuses 100% eléctricos y se implantarán dos postes pantógrafos en las paradas de cabecera con el fin de que se pueda realizar la recarga de los vehículos de manera rápida y eficiente. Se trata de esta manera de encaminar las acciones hacia la transformación paulatina de la flota del transporte público comercial para reducir el uso de combustible de origen fósil y de impulsar una movilidad más sostenible al rebajar las emisiones de efecto invernadero y la dependencia energética exterior.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies