Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El ayuntamiento de Pamplona gastará más de 890.000 euros en ideología de género

El ayuntamiento de Pamplona gastará más de 890.000 euros en ideología de género

NAVARRAINFORMACION.ES

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado esta mañana la segunda prórroga de los contratos de gestión del servicio de intervención familiar en los ámbitos, por una parte, de la población infantil y, por otro, de la atención integral de las mujeres y sus hijos e hijas en dificultad social y/o con problemática de violencia de género

Se trata de la gestión de los programas de intervención familiar que desde los Equipos de Atención a la Infancia en Dificultad Social (EAIA) valoran necesario llevar a cabo en los domicilios de las familias en las que se detectan situaciones de desprotección infantil y de los valorados desde el Servicio Municipal de Atención a la Mujer, respectivamente.

Los contratos son gestionados por Kamira cooperativa de iniciativa social, adjudicataria tras el proceso convocado al efecto. El importe anual conjunto de los dos contratos suma 890.076,03 euros. El programa de intervención familiar vinculado al ámbito de la infancia está orientado a trabajar para eliminar o disminuir los indicadores de desprotección en los niños, niñas y adolescentes con los que se interviene. Por su parte, el servicio de atención a mujeres y sus hijos e hijas se dirige fundamentalmente a trabajar con las mujeres, que se encuentran en procesos de riesgo o exclusión social y/o han sufrido situaciones de violencia machista, con las que se interviene para lograr su incorporación sociolaboral.

El programa de atención a la infancia y familia atendió durante 2017 a un total de 992 familias y 1.493 menores.

Población infantil

La finalidad del contrato de gestión del servicio de intervención familiar en el ámbito de la población infantil es la prestación de atención socioeducativa en los domicilios de aquellas unidades familiares que, desde el Equipo de Atención a la Infancia en Dificultad Social (EAIA) se vayan a plantear con el objetivo de reducir las situaciones de desprotección infantil, mediante el establecimiento de planes individuales y globales de trabajo con cada familia. Se trata, de esta manera, de mantener la unidad familiar evitando la separación del menor, capacitar a los progenitores para proporcionar la atención adecuada al menor, promover el desarrollo sano y normalizado de los hijos a nivel físico, afectivo, cognitivo y social o, entre otras, mejorar la capacidad del menor o adolescente para establecer relaciones interpersonales positivas.

Las personas destinatarias del programa son la población infantil y adolescente comprendida entre los 0 y 18 años, así como sus progenitores o tutores legales, en los que se haya valorado por parte del EAIA la existencia de un grado de desprotección de nivel moderado y que residan en Pamplona. Se incluyen situaciones de menores que residan en el domicilio familiar con sus padres, madres o personas que ejerzan la tutoría o la guardia de la guarda de los menores; menores en acogimiento de hecho con su familia extensa; menores, principalmente con edades inferiores a 12 años, con síntomas serios de desadaptación personal, social y escolar; o familias en situación de alto riesgo para desarrollar problemas de desprotección infantil.

Mujeres e hijos e hijas en dificultad social y/o con problemática de violencia machista

El segundo contrato tiene por objeto la contratación de la gestión de atención psico-social y educativa, dirigida a las mujeres y sus hijas e hijos en situación de dificultad social asociada a problemáticas derivadas de la desigualdad de sexo, que desde el Servicio Municipal de Atención a la Mujer (SMAM) se plantee realizar a través del programa ‘Date Una Oportunidad’. La población destinataria son mujeres con hijos e hijas, que deban afrontar solas o con apoyos insuficientes, carencias en ámbitos de sus vidas como son el personal, el familiar, la precariedad económica, la escasa formación y desempleo o la precariedad laboral, y la falta de alojamiento.

Esas mujeres, además, deben encontrarse en alguna de las situaciones siguientes: padecer violencia machista que no requiera especiales medidas de seguridad, pero sí una intervención dirigida a la recuperación de la propia mujer y de sus hijos e hijas; estar inmersas en procesos de separación con convivencia conflictiva o no apropiada para los hijos; encontrarse en procesos de abandono de la prostitución; necesidad de adoptar medidas de protección (separación) hacia los menores por la detección de indicios de maltrato o abusos sexuales por parte del progenitor; o mujeres gestantes o con hijos menores de cuatro meses que no cuentan con recursos económicos y de vivienda propios y que deben afrontar su embarazo y maternidad en solitario por carecer de apoyos familiares y/o sociales, o por resultar estos insuficientes. El objetivo es proporcionar a mujeres con hijos e hijas en situación de dificultad social un acompañamiento y una intervención integral de tipo psico-social y educativa que les permita llevar a cabo un proceso de incorporación social y alcanzar una mayor estabilidad tanto en lo personal como en aspectos básicos tales como alojamiento o cobertura económica, teniendo en cuenta la perspectiva de sexo.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies