Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Supremo debate ya por segundo día sobre el impuesto de las hipotecas

El pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha reanudado  hoy su reunión sobre el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas, interrumpida tras ocho horas de deliberación.

La sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha retomado hoy el pleno en el que estudia si ratifica que es la banca la que debe abonar el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) en la firma de una hipoteca, en una segunda sesión en la que podría conocerse la decisión definitiva.

Según han informado fuentes jurídicas, a las 10:00 horas, los 28 magistrados encargados de aclarar, matizar o revisar el “giro radical” de la doctrina conocida el pasado 18 de octubre han retomado su tarea tras las ocho horas de encuentro de ayer, únicamente interrumpidas para la pausa del almuerzo.

Aunque inicialmente estaba previsto que el pleno estuviera compuesto de 31 jueces, tres han terminado por ausentarse: Rafael Fernández Valverde, al estar de viaje; Segundo Menéndez, por encontrarse con la Junta Electoral Central; y Octavio Herrero, que pidió apartarse de la deliberación por motivos personales.

A diferencia de la última jornada, en la que dedicaron prácticamente la mitad de la sesión a dilucidar la competencia para evaluar los tres recursos de casación -de cuyas sentencias serán ponentes Nicolás Maurandi y Francisco José Navarro-, la de hoy proseguirá directamente con los argumentos sobre éstos.

Previsiblemente y dada la disparidad de criterios de sus integrantes, la reunión, convocada por el presidente de la sala, Luis María Díez-Picazo menos de 24 horas después de que se diera a conocer el cambio de doctrina del alto tribunal respecto al gravamen, podría alargarse durante todo el día.

El trasfondo del asunto es valorar y ratificar si efectivamente han de ser las entidades las que paguen el impuesto de actos jurídicos documentados de las hipotecas, y de ser así, desde cuándo.

Y es que, dado que prescribe, a efectos fiscales, a los cuatro años, podrían reclamar todos aquellos que hayan suscrito un préstamo hipotecario en ese plazo.

La agencia de medición de riesgos Moody’s cree que lo más probable es que la banca acabe pagando sólo a partir de ahora el impuesto por la firma de hipotecas, pero en caso de que la retroactividad se ampliara hasta 2014, la factura ascendería a 2.300 millones de euros.

Tras conocer la primera de las tres sentencias que dieron la razón al cliente, los bancos perdieron, en una sola jornada, más de 5.500 millones de capitalización en Bolsa.

Aunque en la sesión de ayer casi la totalidad del sector, a excepción de Santander, registraron subidas, confiados en un fallo menos agresivo de lo esperado, la tensión se ha dejado notar esta mañana en la apertura, cuando los retrocesos de los valores bancarios han llevado al IBEX 35 a perder los 9.000 puntos.

Las asociaciones de consumidores, por su parte, confían en que el Supremo mantenga la decisión de que sea el banco el que haga frente a los actos jurídicos documentados, que si bien depende de la cuantía de la hipoteca y de la comunidad autónoma, va entre el 0,5 % y el 1,5 % de la compraventa. EFE

Noticias destacadas

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies