Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Solana: No he cesado a nadie que no lo haya solicitado a petición propia

La consejera de Educación, María Solana, ha negado la “catarata” de dimisiones y ceses que la oposición advierte en su departamento en 2018, que con 19 bajas, ha sido un año con “números normales” y en el que ella misma no ha cesado “a nadie que no lo haya solicitado a petición propia”.

Así lo ha señalado Solana en comparecencia parlamentaria, en la que se ha mostrado visiblemente molesta por la “cicatera y manipulada” interpretación que sobre estos ceses han hecho los grupos de la oposición, cuando la realidad es que “la mayoría de estos ceses son derivados de cambios en la situación personal” de los afectados.

“No pueden ser interpretados como productos de crisis internas en el departamento”, “no es algo sistemático ni científico, y son muchas y variadas las causas”, ha subrayado para señalar que sí que “algunos son por cambios en el equipo que derivan en nombramientos” de personas de su confianza.

Sin embargo, y pese a que es prerrogativa suya, “yo no he cesado a nadie que no lo haya solicitado a petición propia, ni tampoco he cesado a todos quienes lo han solicitado a petición propia”, ha dicho.

En cualquier caso, ha señalado que habitualmente se produce un aumento de las cifras de ceses y nombramientos cuando se renuevan los titulares de las consejerías y cuando cambia el partido en el Gobierno, si bien esto tampoco es necesariamente matemático, ha advertido.

Ha apoyado su discurso en datos, de forma que en 2011 (año de cambio de Gobierno) hubo en el departamento de Educación 34 ceses y 61 nombramientos, en 2015 (con la llegada del actual Gobierno) 43 ceses y 53 nombramientos, mientras que en 2017 (cambio del titular de la consejería) hubo 11 ceses y en 2018 ha habido 19 ceses y 16 nombramientos.

“Nos movemos en unos números que consideramos normales, perfectamente asumibles, y que se acercan a otros como los 20 en 2008 y por debajo de los 25 en 2009”, ha dicho para concluir en cualquier caso que “no hay un número mágico que hable de la bondad del consejero porque cesa a menos personas o nombra a más”.

“Son números que no hablan de cataratas ni fugas ni absurdos parecidos. Cada uno de esos numeros responden a una persona, una circunstancia y unos motivos, y no tiene nada que ver con lo que el señor Gimeno -el portavoz del PSN- quiere dar a entender”, ha dicho tras lamentar la “falta de altura institucional” y rechazar su intervención plagada de “insultos”, según Solana.

Al respecto, el propio portavoz socialista, Carlos Gimeno, ha definido lo sucedido como una “catarata de dimisiones y escapada de profesionales técnicos” y ha sumado la “incapacidad desplegada por su parte para mantener la estabilidad técnica de la cartea” y al dato “significativo de que no haya sido capaz de sustituir en unos casos y en otros no de forma conveniente”, según Gimeno.

Por UPN, Alberto Catalán ha pedido a la consejera “un poco de autocrítica” cuando “presentó la dimisión hasta el propio consejero”, Jose Luis Mendoza, al que Solana sustituyó el pasado año, aunque ha señalado que “el verdadero problema es que están dimitiendo en el mismo cargo -la secretaría general técnica- hasta 5 personas”, de forma que “no es normal ni habitual lo que está aconteciendo” y que ha atribuido “al sectarismo” de su Gobierno.

Isabel Aranburu (Geroa Bai) ha advertido de que lo que “preocupa” no son los nombres de quienes desempeñan las tareas, “sino las políticas educativas en sí mismas” y ha defendido que las actuales “tienen tanta solidez” que no dependen de quien las ejecute en esos niveles.

Tampoco Esther Korres (EH Bildu) ha visto ninguna alarma en los datos sobre los ceses, cuyos números son “normales” y “mantienen una tónica” respecto a otras legislaturas, aunque ha advertido de que su preocupación sería que estos ceses “impidan la estabilidad de los equipos”, ha dicho para lamentar el “ruido” que pretende hacer el PSN con la petición de esta comparecencia.

Por Podemos-Orain Bai, Laura Pérez, ha dado por buenos los datos de la consejera y su tesis de “normalidad”, de forma que “nos fiamos de su palabra”, aunque ha cuestionado que en algunos cargos de confianza se mantenga a técnicos que fueron nombrados por gobiernos anteriores.

Por el contrario, el portavoz del PP, Javier García, ha sido muy crítico con “los ceses que generan inestabilidad en el departamento”, ha aportado datos diferentes sobre el número de ceses con cifras mayores que las de Solana, a quien ha acusado de ser “incapaz de aportar una educación en mayúsculas, más allá de usarla al servicio de su ideología, y de la de EH Bildu que es quien marca la ruta”.

Marisa De Simón (I-E) se ha mostrado escéptica al entender que “los números en frío dicen poco” y considerar “importante” las causas de las dimisiones y ceses, tras lo que ha mostrado su especial “preocupación” porque “se pueda dar o no una inestabilidad en los equipos de trabajo del departamento”. EFE

Noticias relacionadas

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies