Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El PP aguanta de momento la tormenta de Cospedal mientras no vea delito

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha señalado que el caso de la ministra de Justicia no puede compararse con el de Cospedal. Y si Delgado sigue sentada en el banco azul, los socialistas no pueden pedir la marcha de la ex secretaria general

“¿Por qué voy a estar preocupada? Yo en este tema siempre he dicho la verdad”, ha afirmado Cospedal, tras recordar que siempre ha admitido conocer a Villarejo a diferencias de la ministra Dolores Delgado.

Como rasero, Génova utiliza a Dolores Delgado, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha señalado que el caso de la ministra de Justicia no puede compararse con el de Cospedal. Y si Delgado sigue sentada en el banco azul, los socialistas no pueden pedir la marcha de la ex secretaria general.

Así ha reaccionado la cúpula del PP tras una jornada en la que el presidente del partido, Pablo Casado, ha permanecido en silencio por segundo día consecutivo y no ha querido hablar del asunto.

La web moncloa.com publicaba por la mañana que el 21 de julio de 2009 Cospedal se encontraba con Villarejo en el despacho de la secretaria general en la sede nacional del PP. Y en aquel encuentro, según asegura “El País”, Villarejo advirtió a Cospedal de las claves de la instrucción abierta en la Audiencia Nacional sobre la trama Gürtel.

Esta martes, a su llegada al Congreso, Teodoro García Egea ha señalado que lo que se conoce “hasta ahora” de las conversaciones de Cospedal y Villarejo no supone “ningún delito ni ningún ilícito” y ha pedido aplicar “el mismo rasero” que a Dolores Delgado.

“Espero que el PSOE tampoco hable de Cospedal teniendo a la ministra sentada en el Consejo de Ministros” y en el banco azul del Congreso, ha añadido en los pasillos del Congreso.

Teodoro García Egea, que ha confirmado que ha hablado con “la diputada” Cospedal tanto hoy como ayer, ha dicho que no le “interesa” el “contenido” de estas conversaciones “privadas” sino el hecho de que su antecesora no haya mentido sobre ellas, como sí hizo Delgado.

Aunque ha insistido en que no quiere entrar en lo que hablaron Villarejo y Cospedal, sí ha recalcado que hay una evidente diferencia con lo que habló Delgado con el excomisario.

Y ha considerado que en el caso de la ministra estamos hablando de hechos “gravísimos”, entre los que ha citado “el conocimiento” de “una red de prostitución o de delitos de pederastia”.

Ante las preguntas reiteradas de los periodistas sobre si el PP sigue apoyando a Cospedal o lo seguirá haciendo si hay más grabaciones, el secretario general ha repetido que “hasta ahora” y de momento “no procede añadir mucho más”.

Antes de García Egea, ya había hablado la portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat.

“Tiene todo nuestro apoyo”, ha dicho Montserrat, persona de confianza de Cospedal y su portavoz en las primarias, quien ha señalado no estar “nada preocupada” por la posibilidad de que aparezcan nuevas conversaciones.

En la dirección nacional, en cualquier caso, mantienen la cautela ante dicha posibilidad y confían en que será en cualquier caso menos grave que lo que ha trascendido sobre Dolores Delgado.

En los pasillos de la Cámara no había esta tarde muchos representantes del PP con ganas de hablar, aunque algunos como Jaime de Olano o Carlos Floriano sí han suscrito su apoyo a la ex secretaria general.

Y Fernando Martínez-Maíllo, que estuvo en la anterior dirección del PP con Cospedal, como responsable de Organización y coordinador, se ha limitado a señalar a los periodistas que no habla de lo que no conoce porque él en 2009 era presidente de la Diputación de Zamora.

Pero en privado sí ha habido varios cargos medios y parlamentarios que admiten su preocupación.

Creen que, si aparecen nuevas grabaciones, pueden colocar a la ex número dos en una situación muy comprometida y mala también para el conjunto del partido.

En plena precampaña de las elecciones andaluzas, cuando acaban de cumplirse los cien primeros días de Pablo Casado como presidente y se está afianzando su liderazgo y su estrategia de oposición, el caso de Cospedal puede convertirse en un bache muy duro, señalan.

Por todo ello consideran algunos en el PP que, llegado el caso, Cospedal tendría que echarse a un lado para no impedir que Casado y su equipo sigan avanzando. Incluso hay quien cree que su marcha, unida a la salida de Soraya Sáenz de Santamaría, daría “tranquilidad” al nuevo PP y le permitiría despegar.

Mientras todos los ojos han estado puestos en el PP, en el Congreso comparecía hoy el secretario de Estado de Defensa, quien ha negado que pagara al excomisario para espiar a José María Aznar cuando era presidente de Castilla y León, tal y como asegura el excomisario en unas grabaciones.

“En este asunto no tengo nada ocultar ni nada que temer y si alguien quiere bucear en ese territorio a su disposición estoy”, ha dicho Olivares.

Y ha criticado que un relato tan “inverosímil” como el de Villarejo haya llevado al PP a pedir su comparecencia. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies