Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El ayuntamiento de Pamplona quiere imponer más euskera en su relación con el ciudadano

El ayuntamiento de Pamplona quiere imponer más euskera en su relación con el ciudadano

NAVARRAINFORMACION.ES

Una nueva ordenanza sobre el euskera habrá en Pamplona en breve

Adaptar la normativa al contexto jurídico vigente son los objetivos principales de la propuesta de nueva Ordenanza reguladora de la utilización y del fomento del euskera en el ámbito del Ayuntamiento de Pamplona y su sector público institucional

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, el concejal delegado de Transparencia, Innovación y Política Lingüística, Aritz Romeo, y la jefa del Servicio de Euskera, Inma Errea, han presentado esta propuesta de ordenanza que quiere retomar el espíritu del texto inicial de 1997 y actualizar su contenido para adaptarse a la nueva realidad legal, social, administrativa y tecnológica. “La propuesta de Ordenanza del Euskera que hoy presentamos cumple lo recogido en el Acuerdo Programático que alumbró al actual equipo de gobierno: Recuperar el espíritu original de la ordenanza del euskera, actualizarla y desarrollarla. Asegurar su cumplimiento. Comisión de toponimia y actualización del estudio sobre perfiles lingüísticos y plantilla municipal”, ha destacado el alcalde, quien ha ensalzado el afán puesto para la recuperación del espíritu de consenso que alumbró la primera ordenanza y el trabajo para diseñar un texto que pueda impulsar de una manera efectiva la normalización real en el uso del euskera por parte de la Administración.

La propuesta de texto busca que Pamplona cuente con una ordenanza que se ajuste a la actual normativa tanto a nivel foral (Ley del Euskera y decretos que la regulan) como europeo (Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias). En los últimos años la legislación ha cambiado con la modificación mediante la Ley 9/2017 de la antigua Ley Foral del Euskera, con el Decreto Foral 103/2017 por el que se regula el uso de esta lengua en las administraciones públicas de Navarra o con el Decreto Foral 42/2011 de adaptación al Marco Europeo de las Lenguas. La realidad social asimismo también ha cambiado con elementos como la incorporación de la participación y del lenguaje inclusivo, la adaptación a la administración electrónica o el desarrollo de las nuevas tecnologías y redes sociales. Todos estos aspectos también son abordados en el texto presentado hoy.

El nuevo texto recoge una gran parte del contenido de la actual ordenanza, pero se ha optado por la aprobación de una nueva como fórmula jurídicamente más segura, clara y sencilla. Así se pretende dar solución a los problemas de interpretación y aplicación originados por las modificaciones parciales y el tiempo transcurrido desde su aprobación.

Uno de los cambios simbólicos y significativos es el del propio nombre de la ordenanza. La nueva propuesta sustituye el vocablo “vascuence” de la actual por el de “euskera”, expresión equivalente recogida ya en la RAE, con un uso social extendido de forma notoria y reflejado en textos educativos e informes europeos relativos a la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias.

El primer artículo de la ordenanza propuesta señala que el castellano y el euskera son lenguas propias de Pamplona y que ambas se utilizarán en pie de igualdad en el ámbito de la administración municipal. El texto propone asimismo evitar en lo posible el uso de traducciones y dar los pasos necesarios para contar con estructuras operativas que posibiliten la tramitación en euskera de los expedientes municipales.

Se apuesta también por ampliar el bilingüismo a la publicidad institucional,  a las notas de prensa y campañas informativas e institucionales; a las indicaciones, señalizaciones y cartelería de obras, tráfico, etc… colocadas con ocasión de la realización de obras en la vía pública; o a los contenidos y procedimientos informáticos relacionados con la administración electrónica.

La propuesta incorpora los procedimientos de composición de textos que ya recoge la actual normativa foral del euskera. Así se propone, en primer lugar, que cuando un texto sea a dos columnas, a la izquierda figure el texto en euskera y, a la derecha, el texto en castellano: y cuando la disposición sea en vertical, en la parte superior se escribirá en euskera y en la parte inferior, el texto en castellano.

Por último, se propone la creación de un Consejo del Euskera, con funciones de asesoramiento, y otras que se determinen, en todo lo relativo a la política lingüística municipal.

Una vez dado a conocer el texto de la propuesta de esta ordenanza se abre hoy mismo en la web municipal, www.pamplona.es, una consulta pública para recoger sugerencias de la ciudadanía. A finales de noviembre se prevé que el documento con las posibles sugerencias aceptadas se apruebe en Junta de Gobierno Local. Después pasará a Comisión de Presidencia para su debate y se prevé que la aprobación inicial pueda ser debatida en el Pleno de diciembre.

Una ordenanza que data de 1997

La actual Ordenanza reguladora de la utilización y del fomento del vascuence en el ámbito del Ayuntamiento de Pamplona fue aprobada por en Pleno municipal el 12 de septiembre de 1997. En sus más de dos décadas de vigencia se ha modificado en cuatro ocasiones. La primera de ellas fue en julio de 2003 se modificó el artículo relativo a la valoración del conocimiento del vascuence como mérito de manera opcional en aquellas convocatorias de empleo público que no precisaran como requisito el euskera. La segunda modificación, en diciembre de 2003, determinaba que la información bilingüe en documentos, textos, informaciones o formularios podía llevarse a cabo en diferentes soportes o unidades diferentes para el castellano y el euskera siempre que lo acordara la Comisión de Gobierno.

La mayor modificación de la ordenanza se produjo en septiembre de 2005 y afectó a 7 artículos, además de la exposición de motivos, ya que se aprobó una nueva sin derogar la anterior, por lo que la normativa cuenta con una doble exposición de motivos aprobada. Se modificaron artículos que afectaban a la atención ciudadana oral en euskera, a la determinación del grado de conocimiento del euskera en la plantilla orgánica o al órgano competente para la aprobación del callejero y de la toponimia y cartografía del término municipal.

La última modificación tuvo lugar en julio de 2012. Se añadió una disposición adicional segunda relativa al paisaje lingüístico competencia del Ayuntamiento de Pamplona para que el euskera y el castellano tuvieran idéntica presencia en contenido, tamaño y contraste de la rotulación de placas de calles, señales, carteles y resto de elementos que lo componen.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies