Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El PSN denuncia la “intolerable” falta de previsión de Barkos en la escolarización extraordinaria

NAVARRAINFORMAICÓN.ES

El PSN-PSOE pregunta al Departamento de Educación del Gobierno de Navarra por el alumnado escolarizado tanto en el período extraordinario como en el de fuera de plazo para el presente curso académico

El portavoz de Educación, Carlos Gimeno, denuncia la nula información proporcionada por el Ejecutivo Foral.

Sin embargo, dice Gimeno, “los datos proporcionados por el Ayuntamiento de Tudela son abrumadores”. En lo que va de curso, 67 alumnos y alumnas ya se han escolarizado en la ciudad fuera de plazo, el 46% del total de personas escolarizadas en las mismas circunstancias durante el curso anterior, que ascendieron a 147.

Para Gimeno, este dato “es tremendamente preocupante por la avalancha de matrículas y la falta de previsión”. Se suma, además, a los datos ya conocidos de la matrícula extraordinaria en la que (teniendo en cuenta los datos de Educación Infantil y Primaria) de los 100 alumnos matriculados, 92 fueron a centros públicos y solamente 8 a centros privados concertados. Por tanto, se incrementó hasta el 62% los alumnos que acuden en este periodo a la red pública, 3 puntos más desde que comenzó la actual legislatura.

Ante estas circunstancias, el socialista exige “conocer los criterios utilizados en la planificación para la incorporación tardía en los centros. Entiende que con las plantillas del profesorado cerradas en mayo por parte de Educación, no se ha tenido en cuenta el incremento del alumnado que se produce, a lo largo del curso, con la incorporación tardía.

Para Gimeno, está situación “provoca un doble agravio para la Escuela Pública, ya que por un lado, se incrementa el número de alumnos y alumnas en situación socioeconómica desfavorecida que acuden a sus aulas en periodo extraordinario o fuera de plazo y por otro, el Departamento de Educación no dispone de los recursos humanos y económicos suficientes para que los centros educativos públicos puedan atender con calidad”. Por eso, Gimeno considera “intolerable” que el Gobierno de Barkos “permita y dirija esta situación, apuntalada además por Podemos Navarra e Izquierda Ezkerra”.

Gimeno considera “grave” que el Departamento de Educación no haya iniciado ninguna actuación ante esta realidad. “Al margen de la inexistente planificación y la falta de plazas en centros privados concertados, en el momento actual, solo posibilitaría escolarizar en colegios o institutos de titularidad pública”, insiste.

En ese sentido, el socialista denuncia también el excesivo número de casos de cambio de centro injustificado durante la matrícula ordinaria. En total, 106 casos (48 % de ellos en Primaria y 52 % en Secundaria) de alumnado que se cambia de centro privado a público. Y mientras, brillan por su ausencia las actuaciones previstas por el Departamento de Educación y recogidas en el ínclito Plan Estratégico de Atención a la Diversidad.

Al margen de la publicidad y el nombre inapropiado de un pacto sindical “Pacto para la Mejora de la Calidad de la Enseñanza Pública en Navarra”, la Consejera Solana debe conocer que existen muchos centros concertados que, al terminar la fase ordinaria del proceso, no tienen plazas vacantes suficientes para asumir alumnado con necesidades, y la matrícula extraordinaria acaba en centros públicos, algunos de ellos saturados de alumnado desfavorecido con más de un 70%. Por tanto, el Departamento de Educación se limita a “cubrir plazas” sin tener en cuenta las necesidades acumuladas, y sin equilibrar la distribución del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo por condiciones socioculturales desfavorables.

“La Administración y la Consejera Solana se convierten en cómplices de una dinámica que produce una desigual escolarización de los distintos sectores sociales, tendiendo los más desfavorecidos a quedar concentrados en algunos centros, la mayoría públicos.

Es curioso que este período en modo alguno prevé el desdoble de unidades, concentrándose necesidades y no respetándose las matrículas que permitirían desdoblar unidades, como en Barañain, en una extraña política de planificación de unidades, se desdobla en el centro donde menos necesidades educativas existen, curioso cando menos”, advierte.

Si el diseño de líneas es gravoso, todavía lo es más la inexistente dotación de recursos personales y organizativos adicionales para los centros, en función de las características socioeconómicas de la zona en que estén situados y del tipo de familias de los alumnos/as que lo componen. Así ocurre en colegios con alto porcentaje de alumnado en desventaja como en el Colegio Público de Buztintxuri, con 24 alumnos en proceso extraordinario; Elvira España, 34 alumnos más en el mismo período o Colegio Público Monte San Julián, 27 alumnos, todos ellos con la misma plantilla.

Para Carlos Gimeno, “la Educación Pública, la que escolariza a más alumnos con necesidades educativas, precisa de una apuesta, de una acción definida y prioritaria; y no la política de Barkos que establece centros escolares cada vez más diferenciados en relación con el alumnado que acogen y más desvinculados de su entorno natural y social”, concluye.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies