Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

VOX, un fraude oportunista disfrazado de patriotismo y trufado de totalitarismo.-

Ante el alboroto que ha suscitado el mitin de Vistalegre del pasado domingo y las atribuciones que su actual líder se arroga como fundador de ese partido, me parece interesante hacer algunas precisiones relativas a la verdadera historia de VOX, que yo viví en vivo y en directo, de primerísima mano, hasta que precisamente Santiago Abascal consumó su objetivo de quedarse con lo que nació como una buena alternativa y se quedó en el chiringuito de un ambicioso que sólo pretendía seguir viviendo de la política sin haber dado un palo al agua fuera de ella.

VOX no lo crea Abascal ni siquiera la idea es suya, sino que empieza a intuirse tras una reunión organizada por Alejo Vidal-Quadras e Ignacio Camuñas -Presidentes respectivos de la Asociación Reconversión y del Foro de la Sociedad Civil- en Junio de 2013 en el Hotel Sanvy, a la que tuve el honor de asistir, convocado por el primero, y en la que ni estuvo ni se le esperaba Santiago Abascal ni nadie de su entonces Fundación DENAES -Defensa de la Nación Española- nombre que al parecer toma del libro que en los noventa escribe José Manuel Otero Novas, que años antes fuera dos veces ministro con Adolfo Suárez. Ni en eso fue original.

Por aquella época, el mocetón de Amurrio gozaba de los privilegios que le otorgara Esperanza Aguirre cuando huyó de Vascongadas -dizque amenazado por ETA, que seguramente sea lo único cierto de su vida política-, primero como “director” de la Agencia de Protección de Datos de la comunidad de Madrid -un puesto sin contenido de un órgano sin competencias que tuvo que suprimirse- y después como “director” de una supuesta Fundación para el Patrocinio y Mecenazgo que igualmente desapareció sin haber casi empezado a funcionar y que fue objeto de un gran bochorno cuando tuvo que comparecer ante la comisión solicitada en Noviembre de 2013 por UpyD, cuyo diputado lo puso contra las cuerdas y apenas pudo balbucir algo incoherente cuando salió a relucir su astronómico sueldo en torno a los 80.000€ 

Fue cuando ya se veía fuera del Partido Popular cuando, no sé si llamado por Vidal-Quadras o llamando él a su puerta, aquel le ofreció incorporarse al proyecto, al que llegó exigiendo un sueldo -se le acababa el chollo porque el PP iba a suprimir la Fundación que tan generosamente le daba de comer- para él y para su entonces delfín, Iván Espinosa de los Monteros. La “generosidad” de don Alejo, verdadero gestor con Ignacio Camuñas del partido y captador de los fondos que permitieron su nacimiento y sufragar la campaña de las elecciones europeas de 2014 -y los cinco mil euros de sueldo mensual para el primero y de facturación para el segundo, claro- fue la que acabó haciendo que Abascal, junto a su número dos, se integrara en VOX exigiendo la Secretaría General para él y una vicepresidencia para su amigo y ”ofreciendo” el supuesto soporte nacional de sus muchachos de DENAES -verdaderos palmeros incondicionales de su amado líder, dispuestos a casi todo por su señor-. Se llegó a decir, aunque esto no lo tengo documentado -tal vez alguien del PP pudiera confirmarlo-, que hubo concurrencia de ingresos entre Noviembre de 2013 y Marzo de 2014 por el sueldo de VOX y los meses de cortesía, a modo de indemnización, del PP, pero como digo fue un rumor y no dudo que tan “honrado” personaje nunca hubiera accedido a esa irregularidad.

Desde su llegada, empezaron sus movimientos. Primero con unas declaraciones a El Mundo anunciando su salida del PP y la creación de un nuevo partido, después adelantándose a los plazos previstos porque lo que primero se iba a hacer era el anuncio de la salida del PP de Vidal -Quadras, pero la indiscreción de Abascal y su afán de protagonismo precipitó los acontecimientos para, un par de meses después y sobre todo durante la campaña electoral, materializar su deslealtad con el que tan generosamente le había dado de comer, empezando a mover los hilos que torpedearon el crecimiento de VOX en algunas de las provincias que él y sus muchachos controlaban -Valencia, Jaén, Navarra, por citar sólo algunas-. Al final, por aproximadamente 1.500 votos, no se consiguió el escaño y todavía sin acabar el recuento oficial del escrutinio del 25 de Mayo, ya se presentó en la sede de Diego León 60 ,al día siguiente por la mañana, culpando a Vidal-Quadras del fracaso por los malos resultados -que lo fueron- en Barcelona, el que que había conseguido 37 votos en su pueblo, Amurrio, donde parece que no le votaron ni sus familiares y conocidos, tal vez porque lo conocían demasiado bien.

Empezó entonces un periodo incierto tras la incomprensible “difuminación” del Presidente del partido, en el que hubo casi de todo -la historia es muy larga para un artículo-, pero sobre todo una clara escisión entre el grupo de Abascal, más “organizado” para el golpe, y muchos de los que nos acercamos pensando que de verdad se pretendía recuperar la esencia del Partido Popular que día a día iba perdiendo el equipo de Mariano Rajoy y su Vicepresidente, Soraya Sáenz de Santamaría, a los que los anteriores nos trataron de hacer la vida imposible e incluso algunos fuimos objeto de amenazas por alguno de los miembros del Comité Ejecutivo, que fue fiel hasta que exigió prebendas y le dijeron que “de lo suyo”, nada, no había para tantos, quedándose “compuesta y sin novio”, en el sentido más literal de la frase.

Vimos después un despropósito de Asamblea General -Julio de 2014- en la que por no faltar no faltó ni la policía, Nacional y Municipal, ante el abuso de los “organizadores” -el citado equipo del vasco-, que no permitieron la entrada de algunos militantes por supuestos defectos de forma en la inscripción, cuando lo que estuvo repleto de defectos, de forma y de fondo, fue la propia Asamblea que acabó siendo anulada y objeto de numerosas impugnaciones por la evidente manipulación y los no pocos fallos de procedimiento del que años después se convertiría en el “rey de las querellas”.

Durante los meses de Junio a Septiembre hubo intentos de negociación por parte de los séniors de la Ejecutiva para llegar a un acuerdo de mínimos, que no fue posible porque lo querían todo para ellos, lo que llevó a la petición de baja del principal negociador que s despidió con una frase definitiva: “Con estos muchachos -Abascal y Espinosa- no se puede ir ni a por una herencia”. En esos meses, algunos de los que defendíamos la esencia de VOX, intentamos recuperar el partido y fuimos llamados despectivamente los voxistas, demostrando con ello el desconocimiento del idioma español, por cierto. Nada más puro que “voxista” para definir al auténtico defensor de VOX, si recordamos lo de madridista, sevillista o algunos otros seguidores de la esencia de sus equipos.

En ese marco se programó una nueva Asamblea, a celebrar el 20 de Septiembre -muchos ya ni fuimos, ante lo que era una evidencia de manipulación- a la que se trató de presentar una candidatura de parte de esos voxistas, que finalmente se retiró en la víspera al no respetarse las normas que preveían limitar la posibilidad de votación al censo cerrado ante notario a fecha 26 de Julio -la de la anterior Asamblea fallida-, lo que no se hizo y ni siquiera se les permitió consultar la relación de los afiliados a esa fecha, inexistente, demostración de que no se había respetado la norma. Finalmente, Abascal se inventó a un candidato alternativo para simular con su jefa de prensa un supuesto debate electoral, demostrativo de la “democracia interna” en el partido, prometiéndole a su “oponente” un puesto en la ejecutiva de no salir triunfador -de sobra sabía él que no saldría-, promesa que, por supuesto, incumplió.

Al final, esa Asamblea se vendió como la del triunfo de Abascal por “Abrumadora mayoría” -así lo titulaba uno de sus incondicionales, presentador de un programa de radio del fin de semana- que en realidad fue una más de las manipulaciones que caracterizaban a esa cuadrilla. En el Teatro de La Latina, con capacidad para unos 1.000 espectadores, se reunieron unos 450 afilados -en la ratificación de la mesa de la Asamblea hubo 384 votos a favor y 50 en contra, que con alguna abstención, si la hubo, sumaban lo que sumaban- de los supuestos 3.680 que se decía que había, aunque se publicó que habían participado “más de 1.000”, sin especificar que más de un 60% de esos supuestos participantes lo “hicieron” con voto electrónico, lo que teniendo en cuenta que existían cientos de afiliados que no facilitaron su correo electrónico y se les dio el genérico de afiliadosinmóvil@gmail.com, deja no pocas dudas de cómo votaron la parte de esos afiliados que lo “hicieran”. Dando por buena esa “votación” y teniendo en cuenta que el vencedor obtuvo 1.010 votos, esta cifra representaba un exiguo 27’5% del total de afiliación antes citado, luego ¿dónde estuvo esa “abrumadora mayoría”? En fin una faena de aliño para el diestro, que consumaba de esa manera su “alternativa” y su asalto al “poder”, que llevó a VOX de los 245.000 votos de las europeas de 2014 a un escaso 20% -unos 46.000- en los últimos comicios en los que participaron, 2015, pero que sirvieron para arañar unos votos que impidieron, seguramente, el triunfo de Aguirre en el Ayuntamiento de Madrid, fruto del descontento que los gobiernos de Rajoy han producido en varios millones de sus votantes.

Y dentro de esa línea de oportunismo que tan buenos resultados ha dado a los llamados partidos emergentes -evidentemente, más por errores de los dos Grandes que por aciertos propios- este vividor de la política toma la bandera del desencanto y por la vía de las querellas y de sus discursos rimbombantes -eso sí lo aprendió bien en la escuela de las Nuevas Generaciones- trata de aprovechar el tirón, jugando con los sentimientos de la buena gente que no conoce el verdadero yo del personaje, “haz lo que yo diga, no lo que yo haga” es una frase que le viene que ni pintada.

Podría extenderme mucho más, pero me saldría -si no lo he hecho ya- de lo que sería un artículo de opinión, aunque no quiero terminar sin apuntar las dudas que muchos tenemos sobre la realidad actual de VOX, cuya afiliación -no mucho más alta que en sus orígenes- parece que no justifica el nivel de gastos que conocemos en ese partido durante sus poco más de cuatro años de existencia, sueldos, alquiler de oficina en un sitio céntrico de Madrid, gastos de mantenimiento, viajes, concentraciones, etc. y que dejan serias dudas sobre la financiación del partido. Tampoco está muy clara su relación o no con la organización ultra, de origen mejicano, conocida como El Yunque, de la que algunos dicen que forma parte de la financiación de VOX.

Creo que ahora que el Partido Popular ha iniciado una nueva etapa que ilusiona y en la que oímos a su nuevo Presidente decir lo que muchos esperábamos, sería un grave error por parte de Pablo Casado caer en la trampa de VOX y tratar de acercar a sus dirigentes -creo que sería hacerles el juego, porque sólo lo harían por su colocación en alguna lista-, en lugar de recuperar directamente el voto del descontento desde un mensaje claro que devuelva la ilusión a los muchos que dejaron de votar al Partido Popular y a los pocos que se decantaron por Ciudadanos o a los muy pocos que lo hicieron en estos años por Abascal.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior PSOE, una historia unida -directa o indirectamente- al golpe de Estado

Otras noticias publicadas

4 Comentarios

  1. Rubén Vega

    Bueno, no has sabido detectar a un ganador, está claro, y el líder de un partido debe ser un ganador. En cuanto al resto de tu opinión,la veremos con el tiempo por ahora lo ha hecho bien, prueba de ello son los resultados. En cuanto al futuro, eso está por venir, ahora mismo han ilusionado a mucha gente de bien….

    Responder
  2. ER KUNFÚ DE TRIANA

    ¿Fraude oportunista?…

    Lamentáblemente siento pena, lástima por todas aquellas personas que tratan de denigrar a VOX. Se nota muy y mucho que esta nueva formación política está, cuanto menos, poniendo nerviosa a TODA la gente, tanto a los progres de derechas como a los de la INFECTA izquierda.

    Más aún, si cabe, siento lástima, por esta gente(uza) del PPTR (partido peculiar del traidor de Rajoy) que tratan de obstaculizar el progreso de este partido, siempre empleando la manipulación, claro está.

    A toda esta gente del PPR que le gusta de etiquetar tanto a VOX, solo les digo lo que cuenta la leyenda que le dijo Aixa a su hijo Boabdil el chico, último rey islámico de Granada, cuando entregó las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos…

    ¡¡¡ llorad cómo mujer lo que no supistes defender como hombre !!!… aunque en este caso habría que cambiarle el verbo saber por querer.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies