Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Navarra Arena, una realidad tras nueve años de oscuridad

Navarra Arena, el pabellón de 60 millones de euros proyectado fuera de toda necesidad deportiva en plena crisis económica, vio la luz este sábado después de nueve años de oscuridad con la celebración de una final de pelota vasca.

En realidad, este sábado solo se estrenó el frontón de tres mil espectadores que está junto a la pista central de más de diez mil asientos que acogerá el 27 de octubre el primer espectáculo deportivo, de motocross, mientras que una semana antes se celebrará el primer espectáculo cultural: un concierto del rockero Rosendo.

Atrás quedan nueve años de tinieblas desde que el 28 de septiembre de 2009 el entonces presidente de Navarra, Miguel Sanz, pusiera la primera piedra de la infraestructura planeada en 2008 por el anterior Ejecutivo foral.

Una instalación polémica desde su gestación, incluida en el denominado ‘Plan Navarra 2012’ para, según se dijo entonces, “reactivar la economía y generar empleo” en la Comunidad foral.

Aunque entonces se sostuvo que se trataba de una instalación “necesaria” para Navarra, con previsión de inaugurarla en 2011, lo cierto que la comunidad deportiva ha podido desarrollar sus actividades sin el pabellón, que según se comprobó después mediante un informe de la Cámara de Comptos no contaba con un plan de viabilidad previo.

Las obras comenzaron en septiembre de 2009 y la instalación estaba prácticamente finalizada en 2013 con el aspecto que ha tenido hasta hace poco, sin poder sacar partido a la infraestructura que ha permanecido vallada y cerrada junto al estadio El Sadar al paralizarse las partidas para completarla.

El impacto de la crisis económica y la ausencia de un solo club que necesitara la instalación congelaron un proyecto al que no se sabía cómo sacarle algo de partido, con un gran gasto incluso para su mantenimiento anual y seguridad pese a permanecer cerrado e inactivo, en torno a 700.000 euros desde 2013.

Ni la existencia del mejor Portland San Antonio de balonmano, que aún siendo campeón de Europa ni siguiera llenaba asiduamente el Pabellón Universitario de 3.000 localidades, ni las demandas de ocio, con escenarios alternativos como la Plaza de Toros o Refena, justificaban un gran pabellón ni un frontón, aunque integrado en la pista auxiliar, solo programable para un par de partidos al año en competencia con el Bizkaia.

Desaparecido el San Antonio en 2012 por motivos económicos, sin equipo en ACB de baloncesto y con el Helvetia Anaitasuna cómodo en su pabellón de 3.000 localidades, solo Osasuna Magna de fútbol sala ha expresado su deseo de jugar en el Navarra Arena esta temporada, aunque con la pista acotada a unos 4.000 espectadores.

Sin embargo, le ha sido imposible llegar a un acuerdo con el Gobierno foral, que ha encargado la gestión del Navarra Arena a Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio (NICDO), que también lleva Baluarte, el Planetario, Territorio de Esquí Larra-Belagua, Refena y el Circuito de Navarra.

El actual Gobierno de Navarra, que heredó el problema al entrar en el Ejecutivo en 2015, decidió abrir el Navarra Arena desde este mes de septiembre, pero de forma puntual, con citas deportivas y culturales cuya demanda de aforo hagan necesaria la instalación.

El polideportivo se adapta a aforos modulables, desde 2.900 localidades hasta las 11.800 de espectáculos musicales, y cuenta con un aparcamiento subterráneo para 280 vehículos.

El Gobierno foral, que en diciembre de 2017 presentó el plan de arranque de la infraestructura, dará vida diaria a la instalación con el traslado del área de deporte del Instituto Navarro de Deporte y Juventud, desde finales del pasado mes, de la Casa del Deporte con las federaciones deportivas y las oficinas de NICDO.

El frontón acogerá las finales del Máster Codere, y del Cuatro y Medio el 18 de noviembre, y la pista central tiene programadas actividades deportivas como el Mini Lurauto X Gravity de motocross (27 octubre), el ‘Revolution on ice’ de patinaje de Javier Fernández (10 noviembre) y el Campeonato de España de Gimnasia (14-16 diciembre).

Los espectáculos culturales ya cerrados son un concierto de Rosendo (20 octubre), un tributo a Queen (3 noviembre), Pablo López (24 noviembre), Ara Malikian (22 diciembre), la concentración de gigantes Ene Kantak Jai Erraldoia (29 diciembre) y ocho representaciones del Circo del Sol del 6 al 10 de febrero de 2019, además de un ‘outlet’ de motor del 4 al 7 de octubre. EFE

Fermín Zariquiegui

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies