Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Alzheimer: se estima que entre el 30-40% de los pacientes no tienen un diagnóstico

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

Adoptar estilos de vida saludables podría reducir hasta un 40% los casos de Alzheimer, que afectan a unas 800.000 personas en España, según datos de la SEN. Hoy se celebra el Día Mundial del Alzheimer

El Alzhéimer es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente a partir de los 75 años. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el riesgo de padecer demencia aumenta netamente con la edad y se calcula que entre un 25% y un 30% de las personas de 85 años o más padecen cierto grado de deterioro cognoscitivo.

El alzhéimer es una enfermedad que se desarrolla de forma progresiva y se divide, como explica el doctor García Ribas, en distintas fases, aunque en cada persona puede evolucionar de un modo diferente:

  • Comienza con una fase asintomática que dura unos 10 años o más
  • Continúa con un periodo poco sintomático o de deterioro cognitivo leve que se extiende unos 5 o 6 años
  • Tras esta, se desarrolla la fase sintomática, en la que los signos de la enfermedad hacen que el paciente requiera la ayuda y supervisión de otros. Esta fase suele durar unos 10 años y subdividirse, de forma aproximada, en tres etapas: leve, moderada y grave

No obstante, las diferencias que se presentan entre casos hacen que en cada persona estas fases se desarrollen de forma diferente, de modo que puede haber pacientes que tengan síntomas leves y una dependencia moderada para otras actividades, por lo que esta clasificación es más teórica que clínica.

Causa desconocida

La causa de la enfermedad es todavía desconocida, si bien se sabe que dos proteínas -la beta-amiloide y la tau– están implicadas en las dos alteraciones anatomopatológicas que caracterizan la enfermedad: las placas seniles y los ovillos neurofibrilares.

En españa, la Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que actualmente podrían existir unas 800.000 personas en España con enfermedad de Alzheimer. No obstante, puesto que la prevalencia e incidencia de esta enfermedad se incrementa a partir de los 65 años de forma exponencial -afecta al 5 por ciento de la población mayor de 60 años, al 20 por ciento de los mayores de 80 y al 30 por ciento de los mayores de 90-, el progresivo envejecimiento poblacional y el incremento de la esperanza de vida, hará que el número de casos aumente en las próximas décadas.

La cura de la enfermedad es todavía una quimera

Encontrar una cura para el alzhéimer sigue siendo el principal reto al que se enfrentan los neurólogos. Los medicamentos que se usan en la actualidad son los mismos que se aprobaron hace más de quince años. Actualmente hay varios fármacos inmunológicos que están en fase de ensayo clínico, pero sus resultados se obtendrán a largo plazo porque su programa de evaluación dura entre dos y cuatro años.

No obstante, los científicos reconocen que la investigación sobre la diagnosis, la genética y el tratamiento farmacológico del alzhéimer avanzan positivamente. La meta clínica es retardar o detener el progreso de la enfermedad y prevenir el Alzhéimer. Sin embargo, la cura de esta enfermedad es todavía una quimera. El consejo más repetido en este día por los expertos es la importancia de una diagnosis temprana.

Diagnóstico precoz

En lo que insisten todos los especialistas es en la importancia del diagnóstico precoz. Es la clave para empezar a tratar cuanto antes a los pacientes y frenar el deterioro. Una vez diagnosticado, los médicos recomiendan mantener la actividad física y evitar el estrés para que los pacientes desarrollen más tardíamente la enfermedad.

Consejos y pautas de actuación

Aunque esta patología es muy difícil evitar, máxime en edades avanzadas cuando ya se han producido diversos cambios a nivel cerebral, algunos estudios consideran que los hábitos saludables pueden reducir hasta un 40% los casos de alzhéimer o retrasar la aparición de los síntomas. Algunos consejos a seguir son:

  1. Realizar alguna actividad física, dado que el ejercicio regular y no explosivo se asocia con el mantenimiento de la función cognitiva y, en consecuencia, con el retraso del inicio del alzhéimer.
  2. Fomentar las conexiones sociales, el sentimiento de autoeficiencia y de autoestima, y llevar a cabo prácticas que conformen la actividad social contribuye al mantenimiento de la función cerebral.
  3. Hábitos como leer libros, asistir a conferencias o participar en juegos de mesa disminuyen el riesgo de deterioro cognitivo. La actividad mental se relaciona con el mantenimiento de la función cerebral, y algunos estudios han encontrado relación entre esta y un nivel de educación elevado.
  4. Controlar la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, las enfermedades cardíacas y, especialmente, la diabetes, es fundamental para evitar el deterioro mental asociado a la edad. La gravedad de los síntomas cognitivos del alzhéimer se incrementa sustancialmente ante los factores de riesgo cardiovasculares.
  5. Comer sano. La dieta mediterránea también se asocia con menor riesgo de padecer enfermedades al incluir antioxidantes, vitamina C y E y omega. Múltiples estudios relacionan la ingesta de pescado al menos una vez por semana con la reducción del 60% del riesgo de alzhéimer.
  6. Ser feliz. La propensión al abatimiento y a la tristeza se ha asociado con la aceleración del deterioro cognitivo.

NAVARRA INFORMACIÓN/EFE

 

Schekman: Sin tratamiento, el alzhéimer y párkinson serán un problema mundial

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies