Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Museos para la historia

Reunión de alto nivel en Moncloa.  Acudió el gerifalte de Podemos. O sea, la extrema izquierda, a tomar decisiones con la izquierda, en el poder gracias al separatismo radical.

No han acordado efectuar su publicitada contrarreforma laboral; no. El multimillonario Soros, el banquero Macron y la todopoderosa Merkel le debieron decir a Pedro que nanay; que muy bonita afirmación solo para la campaña; y sonó el taconazo. Tampoco decidieron llevar adelante los comicios prometidos (la vice se cubrió de gloria atacando las elecciones; preocupante).

¿Qué han hablado? ¿Precariedad de empleo, salarios bajos, inmigración descontrolada, quiebra de pensiones, delincuencia o ruptura nacional? No. Hacer un museo. ¡Cómo lo lee, oiga!  También Chivite se apunta y quiere el suyo. No los decide Cultura, porque lo cierto es que no van por ahí los tiros, nunca mejor dicho.

Las disciplinas académicas requieren rigor, documentación y ausencia de prejuicios. Nada que ver con un recuerdo parcial. Decimos Historia de Europa frente a Memorias de Pablo. Mezclar en la misma frase una ciencia como la Historia con la remembranza personal, es un disparate propio de quien defiende a Maduro, Evo u Ortega.

A favor de la verdadera evocación, debemos decir que lo que borra es por olvido; sin voluntariedad. Y aquí tenemos un embuste: llaman memoria a lo que es manipulación sectaria: no hay peor mentira que una verdad a medias. Por ello, esta epidemia no se organiza desde ámbitos intelectuales, sino de hemiplejia ideológica.

Esperable. En el frente que aupó a Sánchez se juntan todos los partidos con representación en el Congreso manchados en la última guerra civil, y quieren no les salpique el lodo que han agitado.  Por si no hubiera suficiente crispación, han abierto la caja de Pandora. Sin embargo, serían felices si se oculta una sangrienta sublevación contra la II República, 1934, atentados, un pucherazo, ilegalizaciones, arrestos masivos, clausura de prensa, asesinato de líder parlamentario por patrulla policial con escoltas de dirigentes; todo antes del conflicto. Durante él, si Pioneros llamaban a sus jóvenes, pioneros fueron ellos: la protocarnicería ocurrió la misma mañana del 20 de julio sobre los prisioneros de Madrid; y la lista de inmolados a manos de ese bando creció hasta 75.000 presos políticos desaparecidos de las cárceles de Ventas, Modelo, Ondarreta, Guadalupe, Larrinaga, Custodios, Galera, Sestao, Montjuic etcétera. Los ejecutaron sin fuga, muerte de centinela ni robo de armas. Solo el cuatro de enero del 37, 270 acribillados en Bilbao. Mientras, se cargaron montones de verdaderos republicanos como Melquiades Álvarez y su Partido Republicano entero. Incluso miles de izquierdistas cayeron en represalias internas. Y realizaron, tanto el primer bombardeo sobre una población (Tetuán, 18 de julio), como los más cruentos, (Oviedo tuvo 6.000 fallecidos por ellos).

En consecuencia, preparan una vergonzante ley para perseguir la investigación, libertad de cátedra y expresión. Censura contestada por un manifiesto, entre cuya avalancha de firmas signan varias personalidades de izquierdas, véase Leguina, eminentes historiadores, tal que Stanley Payne, o notables filósofos como Fernando Sabater, que todo demócrata debiera rubricar.

La consejera Ollo presentaba con el bildutarra Leoz otra cosa sobre el asunto. A cuenta del erario, pontificaron en la ciudad donde el multipartito apoltronó al segundo. Aunque, ¡oh desmemoriados!, olvidaron a la hermana Martinicorena, de Murugarren; a los sacerdotes veinteañeros Juan Senosiáin, de Guirguillano o Justo Gil, de Lúquin; Matías Colmenares arquitecto y futbolista notable, Gregorio Escobar, de 24, el heroico aviador Julio, todos estelleses; Maeztu,  grande de la generación del 98 que veraneaba en casa de su hermano Gustavo, o los niños Halcón, por citar solo alguna de las víctimas relacionadas con Tierra Estella martirizadas en la retaguardia contraria. Casi un 60% de los navarros allí presentes fueron sacrificados; no busquen placa alguna en su recuerdo. Imaginen si el Frente Popular llega a poder aplicar ese porcentaje en el territorio foral.

Víctor Manuel Arbeloa, fundador del PSN, ex presidente del parlamento y ex eurodiputado por PSOE, explicaba en Diario de Navarra como las urnas que dieron el triunfo al Frente Popular fueron fraudulentas, al menos en cincuenta escaños decisivos. Irujo, diputado peneuvista por Guipúzcoa y ministro en la conflagración, escribió: «Religiosos han sido fusilados sin formación de causa por miles […] Se les ha dado caza y muerte de un modo salvaje […] El mundo civilizado observa con repulsión la actitud del gobierno de la república que consiente los actos de violencia» (sic).

«…dale fuego al chaparral, y ahora que lo ves ardiendo, lo quisieras apagar». Ya que sospecho con un máster URJC bastará para dirigir las exposiciones, propongo para el cargo a los dimisionarios gubernamentales, así ahorramos cesantías adquiridas tan rápido.

Además, no han calculado que, a fin de esconder mansiones, reactores para conciertos, engaños electorales, corruptelas o violencias antiguas, no será suficiente esa cortina de humo; erigida, eso sí, con el dinero de todos.

Jesús Javier Corpas Mauleón, escritor

Artículo anterior La libertad en grave peligro

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies