Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Condenas en Australia tras discurso antiinmigración con referencia al nazismo

Un discurso a favor de un plebiscito contra la inmigración de los musulmanes y personas de habla no inglesa del “tercer mundo” con referencias al nazismo generó hoy una ola de condenas en Australia.

El nuevo senador Fraser Anning, del partido Katter’s Australia, causó el escándalo anoche al proponer el plebiscito como “solución final” a la inmigración, expresión que remite al plan de exterminio de judíos del Tercer Reich.

“La solución final al problema de la inmigración es por supuesto el voto popular”, dijo Anning, representante de una zona rural del noreste australiano.

El senador, que debutaba en la Cámara Alta, invocó también el retorno de la política de la Australia Blanca, que se implementó entre 1901 hasta finales de la década de 1960.

“Como nación tenemos derecho a insistir que quienes vienen aquí reflejen predominantemente la histórica composición europea-cristiana de la sociedad australiana”, señaló.

El senador también aseguró en su intervención que existe un alta tasa de criminalidad, terrorismo y dependencia de las ayudas sociales por parte de los musulmanes.

Sus palabras motivaron hoy una serie de condenas en el Parlamento, incluidas las del primer ministro, Malcolm Turnbull, y del líder de la oposición, Bill Shorten, que se unieron para defender la multiculturalidad del país.

“Aquellos que tratan de demonizar a los musulmanes debido a los crímenes de una pequeña minoría solo ayudan a los terroristas”, dijo Turnbull que defendió la necesidad de “condenar al racismo” pese a que ello pueda dar “oxígeno a la estupidez”.

“La plaga de la discriminación y el racismo no es nueva”, añadió Shorten, que criticó el uso del término “solución final” porque alude “a la deshumanización y asesinato de millones y son palabras que evocan miedo, dolor y trauma en la diáspora de familias en todo el mundo”.

En la sesión en la Cámara Baja la laborista Anne Aly, nacida en Egipto, derramó lágrimas al decir que está “cansada de luchar contra el odio” y el ministro de Inmigración, Peter Dutton, defendió “la bondad” de la vasta mayoría de personas de todo el mundo que se afincan en Australia.

Ante las críticas, Bob Katter, líder de Katter’s Australia y cuyo abuelo paterno era libanés, salió en defensa de su partido al asegurar que “no somos racistas, somos australianos”, y elogió a su compañero.

“Su discurso fue absolutamente magnífico y es todo lo que este país debería estar haciendo”, dijo Katter a la prensa.

A la vez, Anning negó hoy que quisiera hacer ninguna referencia al régimen nazi con la expresión “solución final” y aseguró que ni se arrepiente ni piensa disculparse por lo dicho.

El debate sobre la inmigración está presente de forma habitual en la vida política de Australia, donde en los últimos años ha habido una escalada de ataques a la comunidad musulmana provocada por varios atentados cometidos por extremistas islámicos.

Australia tiene 25 millones de habitantes, de los cuales un 49 % nació en el extranjero o uno o ambos padres son foráneos, y un 2,6 % se identifica como musulmana, según el censo de 2016.

Datos oficiales de 2017 muestran que India y China aportan la mayoría de inmigrantes en las dos últimas décadas en Australia, donde existe una cuota anual de aceptación de inmigrantes de 190.000 personas pero que el año pasado rondó los 165.000. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies