Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El nudo gordiano

En los últimos meses hemos asistido a una serie de acontecimientos aparentemente inconexos pero que reflejan el fin de una etapa política: la crisis institucional en torno a Cataluña, la corrupción que ha convertido al PP en una organización criminal condenada por la Justicia. Las sentencias de la Justicia en las que se reflejan posiciones muy retrógradas: el Caso Alsasua, el encarcelamiento de los políticos catalanes, la puesta en libertad de la “Manada”, la condena a Juana Rivas, la criminalización de raperos y artistas etc.. O la anulación por el Tribunal Constitucional de la Ley foral de víctimas de extrema derecha y funcionarios públicos. La concesión del título de Duquesa de Franco a la nieta del dictador. La moción de censura del PSOE, apoyada por resto de la oposición, salvo Ciudadanos, para echar al PP del Gobierno. El manifiesto de 181 altos mandos retirados del ejército indignados y amenazantes por el anuncio de Pedro Sánchez sobre la exhumación de los restos del Dictador del Valle de los Caídos. La llegada de inmigrantes a nuestras costas. La huelga General de los taxistas en cuya composición hay autónomos y empresas, que han colapsado las principales vías de Madrid y Barcelona. Y por último la aparición de las cintas de Corina, la amiga del Rey emérito, en las que cuenta cómo este la utilizó de testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero y que contaba con cuentas en Suiza a nombre de su primo.

El nexo de unión de todos estos acontecimientos está en el dominio de una oligarquía históricamente cortijera y financiera, y desde el franquismo también ladrillera. Esa oligarquía apoyó el fascismo y cuando vio la necesidad de una salida controlada, optó por la transición. Poniendo de rey a Juan Carlos de Borbón como la bóveda que unió al franquismo político y sociológico con la burguesía liberal que pretendía una apertura, en la que sin tocar sus privilegios, le confiriera un tinte democrático para entrar en la Unión Europea. Con el apoyo de la ley electoral antidemocrática, de los medios de comunicación en su poder y del dinero aportado a los partidos de su confianza, lograron el bipartidismo PP y PSOE, apoyado en momentos puntuales por CIU y PNV. Este bipartidismo se creó sobre el consenso en unas cuestiones claves; la defensa del capitalismo, la integración en la Unión Europea, la defensa de la OTAN, la asunción del nacionalismo español, y la defensa de la monarquía (los llamados asuntos de estado). Lo demás queda a la contienda electoral. A esa oligarquía no le importa y le viene bien, que cuando la presión popular esté al máximo por la situación social o por la corrupción, se saque vapor de la olla permitiendo gobernar a la “izquierda sensata”.

El poder de éste conglomerado, apoyado también por la iglesia y las altas instancias de la judicatura y del Ejercito, permite comprender porque las grandes eléctricas españolas duplican en beneficios a las europeas, son las empresas que más CO2 emiten a la atmósfera y el consumidor paga los precios más altos de Europa. O porque los bancos Santander y BBVA están entre los diez primeros bancos con más beneficios de la Europa. O porque España tiene la segunda red de AVE del mundo, pero la penúltima por número de viajeros. O los grandes negocios de las constructoras (autopistas, grandes urbanizaciones, etc). Entenderemos porque en este país no hay interés en crear industria, ni en invertir en I+D+i. A ellos les basta con sueldos de miseria en una economía de turismo y ladrillo, sin más futuro para las nuevas generaciones que el paro, el exilio o la precariedad.

El resultado de la llamada “crisis” es que el 1% de la población española más pudiente acapara la cuarta parte de la riqueza nacional, según Intermon Oxfam, que sitúa a España como el tercer país con mayor desigualdad de toda la Unión Europea, y donde más ha crecido la desigualdad desde 2007. La participación en la renta nacional de los más desfavorecidos ha disminuido un 17%, frente al 5% que han conseguido incrementar los que más tienen (cifra que se eleva al 9% en el caso del 1% más rico).

Esa oligarquía es permisiva con la corrupción porque está acostumbrada a que se legisle permanentemente a su favor, y no encuentra ninguna traba ética en comprar a sus políticos, porque lo ha estado haciendo siempre de manera legal (puertas giratorias) o ilegal. También le parece natural que la persona que está en la Jefatura del Estado se beneficie de innumerables comisiones y haya podido amasar una inmensa fortuna la cual, y cómo ellos, presuntamente la esconde en paraísos fiscales.

Por supuesto, les interesa mantener una buena conexión con los herederos de Franco, y con los militares y jueces que están en ese ámbito, muchos de ellos familiares, porque siempre tendrán la posibilidad de amenazar para que la democracia mantenga sus límites allá dónde empiezan a ponerse en peligro sus intereses. Evidentemente la historia no es tan mecanicista y las luchas de la izquierda transformadora, de los sindicatos, del 15M y de los movimientos sociales, y últimamente de los pensionistas y de las mujeres del movimiento feminista, hace tambalear en algunos momentos su hoja de ruta. En esos casos aparece el PSOE como la “izquierda” que supone un atisbo de esperanza.

Pasó con Felipe González, y nos metió el neoliberalismo y en la OTAN. Pasó con Zapatero y nos metió el art 135 por el que entró el austericidio para pagar por encima de todo las deudas a la banca. Es verdad que se avanzaron en otras cuestiones, pero los 5 puntos de los “acuerdos de Estado” ni tocarlos. Y cuando la población se desencanta de “esa izquierda”, de nuevo tenemos a la derecha (se llame PP o Ciudadanos).

Y así llegamos a la Moción de Censura que pone en el gobierno a Pedro Sánchez y al PSOE, porque era imprescindible echar al PP. Pero si Unidos Podemos hubiera tenido más escaños que el PSOE, ¿hubiera votado éste una moción de censura para un gobierno encabezado por Unidos Podemos? Y hay preguntas sobre el PSOE en base a las anteriores reflexiones, ¿Eliminará la reforma laboral, o la Ley Mordaza? ¿ Hará una Reforma Fiscal progresista? O más sencillo, ¿sacará a la luz los corruptos que se beneficiaron de la Amnistía Fiscal del PP? Dada la posición tan rotunda de Pedro Sánchez contra la corrupción, aun siendo inviolable el Rey, ¿Eso es contradictorio con saber la verdad del origen de su fortuna o incluso con su posible devolución si no se aclarase el origen de esta?

Por lo tanto, hay demasiados temas abiertos y muy graves. Pero todo tiene de fondo más o menos cercano la realidad de quien mueve los hilos en éste país. Está ocurriendo que los temas pendientes salen a la luz cada vez con más intensidad, con más gravedad, y no se pueden resolver de uno en uno porque todos tienen la misma causa; han secuestrado la soberanía popular. Es la grave situación social, la Justicia, el modelo territorial, el sistema patriarcal, el recorte de libertades. La agonía de la Unión Europea preocupada únicamente por el control financiero, olvidándose de los Derechos Humanos mientras mueren miles de personas en el Mediterráneo, la gravísima situación de la Deuda Pública que puede explotar en cualquier momento. Y el descredito de la Monarquía, que cuenta cada vez con cada vez menos apoyos.

¿De verdad alguien se cree que esto se arregla con una Reformita Constitucional apañada por el Régimen? Hay que devolver la soberanía al pueblo y que decida EN UN PROCESO CONSTITUYENTE sobre todas las cuestiones. El nudo gordiano es que España no tiene remedio sino se acaba con ese poder secular de la oligarquía que domina la economía y la política. PONER ESO EN CUESTIÓN SI SERÍA DEMOCRACIA.

Paco Jiménez y Carlos Guzmán (PCE-EPK)

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies