Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Una tesis revela que entrenar hasta el agotamiento no equivale a rendir más

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

El ejercicio de fuerza que no lleva hasta la extenuación produce mejores resultados que aquel que se repite hasta el fallo muscular

Ion Navarro, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, demuestra las ventajas del ejercicio de fuerza no llevado hasta el fallo muscular.

Ion Navarro Amezketa, nuevo doctor por la UPNA.Ion Navarro Amezketa, nuevo doctor por la UPNA.

El ejercicio de fuerza que no lleva hasta la extenuación produce mejores resultados que aquel que se repite hasta el fallo muscular, según ha confirmado en su tesis doctoral, leída en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), el pamplonés Ion Navarro Amezketa, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y maestro en Educación Física. Por tanto, “es hora de cambiar el clásico lema de entrenamiento ‘No pain, no gain’ —si no hay dolor, no hay mejora—, por otro más moderno, inteligente y lógico, que se podría denominar ‘No pain, more gain’ —sin dolor o con poco dolor, se mejora más—”, tal como indica el investigador.

Navarro ha estudiado lo que sucede en el músculo, en la sangre y en la producción de fuerza y potencia muscular cuando sujetos sanos y en buena condición física realizan una sesión de ejercicio de “press” de pierna (ejercicio clásico de extensión) llevado hasta la fatiga (cinco series de diez repeticiones) y cuando hacen el mismo ejercicio, pero con la mitad de repeticiones (diez series de cinco repeticiones). En ambos casos, el tiempo de recuperación entre series fue el mismo (dos minutos), pero hubo otros parámetros en los que sí se apreciaron diferencias.

“El ejercicio con menos repeticiones, que no lleva al agotamiento, se acompaña de una menor utilización de reservas musculares de adenosín trifosfato, una molécula que es la principal fuente de energía para la mayoría de las funciones celulares, y de fosfocreatina, otra molécula que sirve para almacenar energía en el músculo; un menor déficit de aprovisionamiento energético y una menor producción de lactato en el músculo, comparado con el ejercicio que provoca agotamiento —afirma—. También se observa que el equilibrio energético en la célula se mantiene estable en el ejercicio sin agotamiento, mientras que, en el que lleva a la extenuación, hay un desequilibrio y una perturbación muy importantes. Esto se acompaña de una pérdida progresiva de potencia muscular a lo largo de la sesión, que produce el agotamiento, mientras que, en el otro tipo de práctica física, la potencia se mantiene o, incluso, tiende a aumentar a lo largo de las series”.

Entrenamiento sin fallo muscular

Durante mucho tiempo, se consideró que la mejor manera de aumentar la fuerza en el deporte de alto nivel y en la rehabilitación es realizar varias series de un ejercicio hasta el fallo muscular; es decir, hasta el agotamiento. Sin embargo, desde hace varios años, algunos investigadores se han preguntado si se podrían conseguir los mismos efectos haciendo entrenamientos de fuerza que no lleven hasta el fallo muscular. Varios estudios realizados en el Centro de Estudios, Investigación y Medicina del Deporte (CEIMD) del Gobierno de Navarra o en colaboración con otras universidades han mostrado que deportistas de élite o recreativos que entrenan varias semanas con el modelo de entrenamiento que no provoca agotamiento mejoran igual o más que los que se ejercitan físicamente hasta el agotamiento. “Esto tiene una consecuencia práctica muy importante en el deporte de alto nivel y la rehabilitación de lesiones, porque demuestra que se pueden mejorar lo mismo o más la fuerza y la función muscular sin necesidad de entrenarse hasta la extenuación”, señala el investigador.

Ion Navarro ha realizado su investigación en el CEIMD, en el marco del programa de doctorado en Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra, y en colaboración con las universidades de Las Palmas de Gran Canaria y de Barcelona y con el Muscle Research Centre de Copenhague (Dinamarca), una de las instituciones más importantes del mundo en investigación en fisiología del ejercicio y metabolismo del músculo. Su tesis, que obtuvo la calificación de sobresaliente “cum laude”, ha sido dirigida por Mikel Izquierdo Redín, catedrático de la UPNA e investigador de Navarrabiomed (centro de investigación biomédica del Gobierno de Navarra y la UPNA), y Esteban Gorostiaga Ayestarán, director del CEIMD y uno de los especialistas en medicina del deporte más prestigiosos de España.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies