Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Estalla la guerra del fútbol

Estalla la guerra del fútbol
  • Por José V. Ciordia, historiador

Tal día como hoy, un 14 de julio de 1969, estallaba un conflicto armado entre El Salvador y Honduras. Dicho conflicto es conocido como la guerra de las 100 horas o la guerra del fútbol.

Se le conoce como la Guerra del fútbol porque ambos países jugaron el mes anterior al conflicto una eliminatoria de semifinales de clasificación para el Mundial de México 70, de enorme tensión, donde El Salvador ganó tres a dos en la prórroga en el partido de desempate en México D.F. tras ganar Honduras uno a cero en su país y El Salvador tres a cero en el suyo. En ese partido los aficionados hondureños fueron colocados a un lado de la gradería y los de El Salvador en la otra, y en la mitad se sentaron cinco mil policías mexicanos armados. Posteriormente, El Salvador ganó a Haití en el desempate de la final celebrada en Kingston, Jamaica, por uno a cero siendo el primer país centroamericano en jugar un Mundial.

La causa principal de la guerra fue la siguiente: El Salvador es el país más pequeño de América Central, pero tiene la mayor densidad poblacional de todo el continente americano, más de ciento sesenta personas por kilómetro cuadrado.  Falta espacio, aún más cuando la mayor parte de la tierra estaba en manos de las catorce familias del clan de terratenientes. Una parte de los sin tierra y pobres había emigrado a Honduras, en donde había mucha tierra no cultivada sin dueño. Honduras, con 112 mil kilómetros cuadrados, es casi seis veces más grande que El Salvador. En 1969, la población salvadoreña era de tres millones seiscientos mil y la de Honduras de aproximadamente dos millones y medio. Por tanto, un país tenía exceso de población y falta de tierras y el otro país falta de personal no cualificado para trabajar en las haciendas y tierra de sobra.

Desde los años veinte existía un movimiento migratorio de campesinos sin tierra salvadoreños hasta Honduras para trabajar en las plantaciones bananeras. Fue una emigración ilegal y silenciosa que el gobierno de Honduras hizo como que no ocurría durante muchos años ya que los peones salvadoreños indocumentados trabajaban en ínfimas condiciones por un salario mísero, lo que beneficiaba a las transnacionales bananeras asentadas en el país.

Los campesinos hondureños se quejaban mucho de que los salvadoreños les quitaban el trabajo o que hacían descender sus salarios al aceptar trabajar por menos dinero de lo que lo hacían los hondureños. Cuando llegó la eliminatoria entre ambos países y la victoria de El Salvador, esta fue ampliamente celebrada por la población salvadoreña afincada en Honduras, lo que provocó un aumento del odio entre ambas poblaciones. En el momento de estallar este conflicto entre ambos países, alrededor de trescientos mil salvadoreños trabajaban en las haciendas hondureñas, casi uno de cada cinco trabajadores de las mismas.

En la mañana del 14 de julio de ese año el gobierno salvadoreño invadió Honduras tanto por tierra como por aire. Por tierra, un pelotón del ejército de El Salvador capturó la guarnición fronteriza de Ocotepeque; mientras que por aire la aviación salvadoreña intento destruir algunas posiciones importantes hondureñas sin demasiado éxito. En respuesta, la aviación hondureña bombardeó zonas fronterizas de El Salvador. Por suerte, el conflicto solo duró cuatro días y pudo ser parado por la Organización de Estados Americanos (OEA), que negoció un alto el fuego. Las tropas salvadoreñas abandonaron Honduras a principios de agosto.

Sin embargo y a pesar de su corta duración, esta guerra provocó la muerte de entre 4.000 y 6.000 civiles y alrededor de 15.000 heridos, además de la deportación de entre 60.000 y 130.000 salvadoreños (las cifras varían bastante según que fuente se utilice para conocer sobre este conflicto) y otros 5.000 perdieron su hogar en Honduras.

Tal día como hoy anterior Atentado terrorista en Londres

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies