Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Digitalizar las Gerencias de Urbanismo para minimizar los retrasos en la concesión de licencias urbanísticas

La Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) acaba de celebrar su Congreso Nacional con el objetivo de analizar y ofrecer soluciones a los principales temas de actualidad en el sector. Entre ellos se encontraban el urbanismo, la sostenibilidad, el acceso a la primera vivienda, la fiscalidad o la financiación. No obstante y para tener una radiografía más certera de las mayores preocupaciones del sector, los responsables del evento realizaron una encuesta entre sus asociados. Y el resultado fue devastador: la lentitud administrativa en la concesión de licencias es con diferencia el mayor obstáculo del sector.

 

Esta problemática no es nueva. No depende de una región o ciudad concreta. Ni de su tamaño. Ni del color de gobierno de uno u otro ayuntamiento. Pocas gerencias de urbanismo en España realizan este trámite en tiempo y forma. Los medios de comunicación se han hecho eco de esta problemática en toda España durante los últimos años: Málaga, Valencia, Madrid, Oviedo, Sevilla, Córdoba, Madrid, Barcelona… Ninguno escapa a estos retrasos, llegando a situaciones calificadas de “colapso”.

La encuesta elaborada por APCE entre sus asociados muestra que el retraso medio oscila entre los 6 y los 15 meses. Es cierto que hay gerencias de urbanismo que hacen el trámite en menos tiempo. Pero no es menos cierto que hay ayuntamientos cuyo plazo de concesión es todavía mayor. Hoy en día es prácticamente inexistente el número de ayuntamientos que han adoptado decisiones concretas y han apostado por modernizar sus estructuras de trabajo para mejorar este servicio de cara a los profesionales pero, sobre todo, con el objetivo de beneficiar a los propietarios y futuros propietarios de una vivienda, quienes al final son los que vab a pagar con su dinero estos retrasos.

En términos económicos, la empresa Tecnitasa ha publicado un informe en el que cuantifica el impacto de los retrasos de las licencias en el precio final de las viviendas. Un plazo de tres meses para la obtención de licencias puede suponer un incremento en el precio final de la vivienda de entre 600 y 1.500 euros por casa (un incremento de entre 0,13% y un 0,15%). Si este retraso alcanza los nueve meses el sobrecoste podría oscilar en subidas entre los 3.000 y los 7.000 euros (entre un 2% y un 2,3%). Y eso sin tener en cuenta el impacto que tiene en la generación de riqueza y de empleo.

Tal y como resaltó Philippe Buisson, ponente en el congreso de APCE y director de Operaciones en la empresa Emerige, “en 15 años que llevo en España no he visto ningún cambio en la lentitud administrativa. Da igual el color del partido político”. Una sentencia que pone en evidencia la situación de España y que corrobora los datos del informe Doing Businnes 2018: Reformando para la Creación de Empleos, publicación insignia del Grupo Banco Mundial, y que coloca a España en el puesto 123 de los 198 países participantes en cuanto a la obtención de licencias para construir.

La impotencia de los profesionales a la hora de asumir estos retrasos en sus proyectos se agrava todavía más cuando hoy en día existe la tecnología necesaria para agilizar el trámite mediante la validación de las normas urbanísticas a partir del modelo digital del edificio. Una tecnología que es gratuita para los ayuntamientos gracias al esfuerzo realizado por ASPRIMA (Asociación de Promotores de Madrid) en el desarrollo del software CYPEURBAN que, además de agilizar los tiempos de concesión de licencias, también facilita una comunicación más fluida entre ayuntamientos y empresas al estar toda la información del proyecto depositada en la nube y a la que las partes implicadas tienen acceso.

Los responsables de las gerencias de urbanismo deberían de apostar por la modernidad, la tecnología y la innovación a la hora de resolver este problema. Dedicar más horas de trabajo y más personal a revisar carpetones, desdoblar y doblar planos e intentar hacer un esquema cada día de lo que se revisará no es la solución en un mundo en el que la tecnología permite aumentar la productividad en la administración pública.

Ayuntamientos como Rivas Vaciamadrid o Pliego en Murcia han visto esta oportunidad y están siendo pioneros en la digitalización de sus gerencias de urbanismo. En el tiempo que estos ayuntamientos llevan trabajando para implementar CYPEURBAN en sus estructuras, los responsables ya estiman que pueden reducir el tiempo de concesión de licencias en un 45% mientras que en el pequeño municipio de Pliego aseguran estarán capacitados para dar salida al informe técnico en un plazo inferior a una semana. El resto de los municipios aún hoy siguen ajenos a la tecnología y cuando se les presenta argumentan la falta de medios para incorporarla.

El sector de la construcción está haciendo un gran esfuerzo por mejorar su industria mediante la industrialización, la innovación y la sostenibilidad en todos los procesos de la edificación. Ahora sólo falta que los ayuntamientos sean valientes para dar el paso necesario y afrontar los retos que la sociedad demanda.

Pablo Gilabert, Arquitecto y Director de Innovación de CYPE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies