Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El dragón estellés

Si la ciudad de Estella ya era famosa por que por ella pasa el camino de Santiago, por el desastroso pacto de Estella o por otros episodios más o menos afortunados, va y resulta que ahora esta ciudad va a ser conocida por tener dos ECCE HOMOS, uno el de la procesión del Santo Entierro que organiza la Cofradía de la Veracruz y otro por tener una estatua que dicen los entendidos, que ha sido restaurada, sin tener ningún criterio estético, y que bien pudiera acontecer que sucediera como al ECCE HOMO de Borja, que hoy es un éxito internacional y que está llenando la bolsa de los borjanos.

El caso es que un pobre párroco, una pobre, también, restauradora, están hoy en el ojo del huracán, por lo que dicen que han cometido, “un horrible atentado contra el patrimonio” en una estatua, la de San Jorge, de estilo gótico, que la pobre llevaba décadas condenada al ostracismo -sin que ni ayuntamientos ni gobiernos supieran nada de ella- en una humilde capilla situada cerca de la iglesia parroquial de San Miguel de Estella.

La estatua de San Jorge se estará preguntando “que he hecho yo para merecer esto”, me han escayolado, me han pintado y ahora me encuentro escondida a la luz de los curiosos y que aún no se ni siquiera como he quedado, porque no me han mostrado al público y no sé, si me va a gustar o no -quién sabe igual sí-.

Aprovechando que “el Pisuerga pasaba por Valladolid” un alcalde el “de la muy noble y leal ciudad de Estella” se mesaba las barbas y atacaba a la iglesia católica pidiendo que los bienes eclesiásticos pasen a ser controlados por organismos públicos. El citado alcalde, de Bildu, amigo intimísimo de la Iglesia -no se lo crean, que es mentira- ataca lo inatacable, no recordando que ningún Ayuntamiento tiene que ser avisado en lo que se refiere a bienes privados puesto que no son suyos.

Se ha sabido que será Patrimonio Histórico de Navarra valorará su restauración, confiemos en que el asunto se arregle de la mejor manera y que las responsabilidades no sean para los de siempre, porqué igual de pecado es más la acción -restauro algo sin que el obispado lo sepa- que la omisión -San Jorge llevaba años cogiendo polvo, sin que ningún organismo público le prestará la menor atención- y aquí han actuado y han omitido muchos.

Miguel Juaniz Pedraz, un estelles fisgón

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies