Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

EDITORIAL: Avance hacia el federalismo

La recién estrenada ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, acaba de declarar que España necesita una reforma constitucional urgente ya que existe un problema territorial importante.

Los 84 diputados de los que dispone el partido del recién nombrado gobierno de España resultan harto insuficientes para esa ya tan nombrada reforma constitucional. Y esto, la señora Meritxell debería saberlo.

Una parte importante del arco parlamentario de este país, seguramente, no va a estar de acuerdo con dicha propuesta. Hay que tener en cuenta, que lo que se propone es una reforma que avance hacía un estado federal, en el que las regiones que la componen gocen de un autogobierno de tal calibre, que prácticamente, sean estados dentro de otro estado. Esta autodestrucción de España, además de los votos que apoyaron la moción de censura, necesita el apoyo expreso de PP o Ciudadanos, para sumar los 210 escaños en el Congreso y 156 senadores, requeridos para reformar la Constitución.

Si el partido del Gobierno, el Partido Socialista, avanza hacia el federalismo, España como tal se conoce hoy, desaparecerá. El Gobierno y su ministra, como cabeza pensante en este asunto, no deben caer en la complacencia de que con esto se resuelven los problemas territoriales. Más bien todo lo contrario, los problemas se multiplican. Al igual que en 1978 y comienzos de los años ochenta del pasado siglo, todas las regiones de España acabaron por transformarse en Comunidades Autónomas, abrir el melón del federalismo en este país, podría acarrear graves consecuencias.

El Gobierno tiene el deber de solucionar los problemas generados con el independentismo catalán y vasco. Muchos vascos y muchos catalanes quieren seguir siendo españoles, quieren seguir formando parte de la nación española. No pueden tolerarse las políticas del supremacismo catalán, y vasco, por las que, aquellos que no comulgan con sus ideales son perseguidos y expulsados del lugar donde viven y aún, como en tiempos pretéritos, asesinados por ello.

El Estado no debe ser el garante de una minoría, sino todo lo contrario; debe garantizar los derechos de la mayoría de los españoles que asisten sorprendidos a cómo no se cortan de raíz las iniciativas de estos individuos. Así nos va.

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. Alatriste

    Esto es lo que pasa cuando pones una independentista al cargo de la administracin territorial! Estoy totalmente de acuerdo…hay que cambiar la Constitución, pero para prohibir los partidos abiertamente independentistas!

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies