Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

De moción de censura a “poción” envenenada.-

Cuando se lea este artículo, ya habrá comenzado la improvisada y a mi juicio poco meditada moción de censura que el tan ambicioso como ignorante Pedro Sánchez -la verdad es que no sé cuál de estas dos tristes “cualidades” de tan penoso personaje poner primero- tenía preparada a los cinco minutos de recibir la “invitación” -con la sentencia aún caliente, y obviamente sin leer- de otro de esos especímenes que llegaron al Congreso tras aquellas fallidas elecciones generales de 2015, fruto de la frustración de muchos votantes de Partido Popular y PSOE, inicio del tan ridículo como desesperado exhibicionismo del redivivo líder socialista para llegar a la Moncloa de la mano del que fuera. No sé si no la tenía ya preparada incluso antes, porque no son pocas las “coincidencias” que veo en lo que “oficialmente” originó la iniciativa, la por algunos tildada de “dudosa” sentencia de la Audiencia Nacional sobre el caso Gürtel y la, de momento, “presunta” financiación irregular del Partido Popular ya que habla de “partícipe a título lucrativo”, lo que supondría, en su caso, una responsabilidad civil, no penal, porque conviene recordar lo que a tal efecto explica un jurista experto de acuerdo con lo que recoge la jurisdicción: “El partícipe a título lucrativo es aquel que no ha intervenido en la comisión del delito investigado (no es autor, ni cooperador necesario, ni cómplice), pero se ha beneficiado sin saberlo de los efectos del mismo. La consecuencia de esto es que al partícipe a título lucrativo no se le acusa de ningún delito -no se le sienta en el banquillo-, ni se le puede imponer ninguna pena (ni cárcel, ni multa, ni inhabilitación, etc.), pero en cambio se le reclama que restituya los efectos del delito de los que se ha beneficiado. Una compañía de seguros es responsable civil del daño efectuado por un asegurado, pero ni es organización crimina ni es condenada”.

Como decía, dan que pensar algunas circunstancias en torno a este caso, que me hacen sospechar de una posible maniobra. Primero que el que iniciara esta investigación en 2008 fuera el juez Baltasar Garzón -gran “amigo” del PP-, ahora apartado por prevaricación precisamente en la instrucción de ese caso que él empezó. Después porque uno de los magistrados firmantes de la sentencia sea José Ricardo de Prada -no menos “amigo” del PP y amigo del anterior, perteneciente a la “progresista” asociación Jueces para la Democracia, como si los que no son de ella no fueran demócratas- que quién dice que no podría haber “adelantado” la misma a su antecesor, que a su vez la “pudo” poner en conocimiento del que interpone ahora la moción de censura más precipitada que se recuerda, contando así con un mayor plazo del que parece para haberla “preparado” y presentarla justo al día siguiente de que se hiciera pública. También, el muy documentado y poco comentado voto particular -ciento un folios- del Magistrado Ángel Hurtado, Presidente de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, y ponente del tribunal que dicta la sentencia, razonando entre otras cosas que el PP  “ha comparecido en la presente causa en la condición de partícipe a título lucrativo, por lo tanto, ajeno a cualquier relación con la actividad delictiva que aquí se enjuicia”, con las circunstancias antes descritas que concurren en esta responsabilidad.

¿Dónde está pues la condena al PP? Y mucho menos por corrupción. Ya he dicho muchas veces que “corrupción ninguna” pero un poco de objetividad en los medios y en gran parte de nuestros malos políticos sería de desear, aunque ya sé que es “pedir peras al olmo”. De momento hay una sentencia, en los términos citados, y sólo en los medios que lidera ese acreditado “amigo” del Partido Popular desde los tiempos del otro 11M, Antonio García Ferreras –el de las tres capas de calzoncillos de los trenes del 11M- ya es firme.  Pero recursos habrá sin duda y se pondrán las cosas en su sitio en el Tribunal Supremo, aunque gran parte del daño esté ya hecho.

Mientras tanto, el que se postula como candidato, sacó pecho para decir una de esas frases que si las pensara querría borrar: “Si soy presidente de España, le daré un giro de 360º”, es decir, la dejará en el mismo sitio que es lo que pasa cuando a algo se le da un giro de esa naturaleza. Y, no contento con eso, empezó por decir que iría sólo a la citada moción -“p’a chulo yo”, debió pensar-, pero parece que alguien un poco más listo le hizo ver que iba al “estrellato” y cambió de idea iniciando después conversaciones con algunos grupos parlamentarios de los que ya ha obtenido su explícito apoyo, que ya estaba implícito desde el primer momento, como es el caso de Podemos y los radicales catalanes, que se ofrecieron hasta sin preguntar, como era de esperar -como lo harán Bildu, Compromís (por higiene democrática, dice su portavoz) y demás compañeros “mártires”- y espera la decisión final de los nacionalistas vascos del PNV, que ya sabemos de qué lado están siempre, del suyo, y verán de quién pueden obtener más, aunque parece que el candidato ya les ha hecho una generosa oferta.

Por su parte, Ciudadanos, como de costumbre, juega a dos barajas y la última ocurrencia del amigo Alberto Rivera -según publica un conocido medio digital- ha sido la de proponer una “voladura controlada”, que supone la dimisión de Rajoy, el verdadero objetivo desde hace años -y a lo que él ha contribuido de manera insistente, todo hay que decirlo-, pero no el último, que es el PP desde el 21 de Noviembre de 2011, y la Presidencia provisional de la Vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría que no creo que fuera nada más que retrasar la deseada muerte de esta legislatura y de la etapa de los populares, como ocurriera en 2004 por otros medios. También se le ha ocurrido al genio naranja proponer a Nicolás Redondo, Javier Solana o Ramón Jáuregui “independientes” -los tres del PSOE, por cierto- como posibles candidatos a presidir  un Gobierno que él quiere “instrumental” y sólo encaminado a la convocatoria anticipada de elecciones, verdadero objetivo de Ciudadanos, que se ve aupado por las encuestas de las últimas semanas. Lo que sí parece es que esta formación de aluvión, fundamentalmente socialista, no confía mucho en el Sr. Sánchez. De momento, Redondo ha dicho que lo que a él le gustaría es que PP, C’s y PSOE se pusieran de acuerdo para que los españoles decidan YA y Jáuregui le responde vía Twitter -instrumento de comunicación de la política moderna-  que “no le toque las narices”, más o menos. Una nueva demostración de la ignorancia de Rivera, ya que una vez puesta la moción de censura, el Reglamento de la Cámara parece no permitir cambiar al candidato propuesto.

Coalición Canaria sí ha dicho rotundamente que se opondrán a la moción socialista y su portavoz, Ana Orenes ha sido clara: “Este país no está para más mociones de censura”

En definitiva, la que se inicia esta mañana es una moción de censura formada por una mezcla de intereses particulares -algunos seguramente inconfesables- con un único punto en común, echar del Gobierno al Partido Popular y en concreto a su Presidente, Mariano Rajoy, como ya vengo diciendo desde hace años y la primera sentencia sobre el caso Gürtel ha sido el pretexto para desencadenar un final precipitado sin llegar a mayores -lo que definí como “un 11M incruento, por el momento”-. Pero, ojo, esa mezcla, dispar en casi todo, puede ser una auténtica “poción envenenada” no sólo para el que la propone, si no tiene éxito, sino lo que sería mucho peor en caso de que triunfara, para España. Tan sólo hay que ver la reacción de los mercados ante la noticia, una caída del 6% del IBEX-35 y una subida de la prima de riesgo en torno al 90%. Porque ¿qué se puede esperar de una moción en la que el principal apoyo del Partido Siempre Opuesto a España es Ahora Podemos? -en el que su principal exponente acaba de dar un escándalo por la compra privilegiada de una vivienda con la que contradice el fuerte de su discurso populista y que justifica diciendo que “Me hubiera gustado vivir siempre en Vallecas, pero la vida me ha cambiado y ahora voy a tener dos hijos”, lo que puede dar a entender que sus hijos no deben vivir en Vallecas ¿tendrán algo que decir sus vecinos que lo votan al hacer esta distinción entre niños de primera y de segunda? Y si los otros socios son los separatistas catalanes de izquierda y ultra derecha y los herederos de la banda terrorista ETA, BILDU, el macabro cóctel está servido y el epitafio será ¡POBRE ESPAÑA!

Sólo me queda recordar una frase de Sir Winston Churchill: “El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria”, que en España se ha demostrado ya dos veces y a modo de reflexiónpersonal ilusa recordar lo que le he dicho muchas veces a nuestro presidente desde mis artículos, que evidentemente no ha leído pese a que le han sido remitidos: “No se puede tratar de contentar siempre al contrario, cuya máxima es ‘tú haces lo que a mí me dé la gana y a cambio yo hago lo que me parece’, ofreciéndole ‘diálogo sin fecha de caducidad’, y enervar a sus votantes hasta el descontento, a base de exigirle el esfuerzo y sacrificio que no se ve en las instituciones -especialmente autonómicas y derivadas- a las que no se les pone freno en el gasto”, que se resume en que “Al contrario nunca lo tendrás satisfecho y al propio lo acabas hartando”.

En fin, que Dios reparta suertes hoy y mañana y quedo en espera de lo que al día de hoy se torna un verdadero milagro, por el bien de España, aunque muchos no seamos acreedores a recibirlo.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior “Do ut des”, más doble vara de medir, populismo “patriótico” y reaparición de un miserable

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies