Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El juez prohíbe la incineración de los restos de Gabriel por si fueran necesarias más pruebas

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, Rafael Soriano, ha prohibido la incineración del cadáver de Gabriel Cruz, el niño presuntamente muerto a manos de la pareja de su padre, por si fuera necesario practicarle más pruebas.

Según han indicado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el juez ha prohibido de momento la incineración, que no la inhumación, como medida de prevención.

En principio está previsto que la única detenida por el crimen, Ana Julia Quezada, pase mañana a disposición judicial al cumplirse 72 horas desde su arresto, salvo que el juez decida prorrogar su detención, ya bajo custodia judicial, si lo considera necesario, según las mismas fuentes.

Esta mujer, pareja del padre de Gabriel, fue arrestada el domingo pasado por la Guardia Civil en Vícar (Almería) cuando transportaba en el maletero del coche el cuerpo sin vida del niño, al que hoy han despedido durante una misa funeral oficiada en la catedral de Almería.

Hipótesis de la investigación

La principal sospechosa del crimen, Ana Julia Quezada, se ha cerrado hasta el momento en banda y no está colaborando con los investigadores. Una de las hipótesis de que estos manejan es que pudo actuar movida por los celos al rechazar el padre del pequeño irse con ella a su país, República Dominicana, donde quería instalarse.

Mientras se intentan aclarar las razones que movieron a la detenida, la Guardia Civil trata también de localizar el lugar donde el cadáver fue ocultado antes de que ella lo envolviera en una manta y lo introdujera en el maletero de su vehículo, lo que sí pudieron observar los agentes, que poco después la detuvieron.

Aún no ha trascendido en qué momento Quezada, que según la principal hipótesis actuó sola, obligó o engañó al niño para irse con ella, dónde lo estranguló y si cambió de ubicación el cuerpo durante los trece días que lo mantuvo oculto. Desde el primer momento las sospechas se centraron en el entorno del niño y fueron acotándose en Ana Julia. NAVARRA INFORMACIÓN/EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies