Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La Fiscalía pide 5 años de prisión para Juana Rivas por sustraer a sus dos hijos

La Fiscalía de Granada ha solicitado provisionalmente un total de cinco años de prisión para Juana Rivas por dos delitos de sustracción de menores, además de la inhabilitación especial para ejercer el derecho de patria potestad por un plazo de seis años.

En el escrito de acusación, remitido al Juzgado de Instrucción número 2 y previo a la celebración de juicio, el Ministerio Público señala las cinco instancias judiciales que, a lo largo de nueve meses, han requerido a la vecina de Maracena (Granada) con distintas resoluciones la obligación de devolución de sus dos hijos a Italia, país de su residencia habitual con el padre, Francesco Arcuri.

El escrito fiscal, al que ha tenido acceso Efe, señala que la acusada, “consciente” de las resoluciones judiciales y “con ilícito ánimo de incumplirlas”, permaneció oculta con sus hijos en un lugar indeterminado sin facilitar su paradero y “a sabiendas de la obligación que pesaba sobre ella de restituirlos”.

La acusación pública señala, asimismo, que la intención de Rivas fue ocultarse en Granada con sus hijos y “cercenar” cualquier tipo de contacto con el padre y “emplear vías ajenas” al procedimiento legalmente establecido para modificar el lugar de residencia de los menores, “sin causa alguna que lo justificara”.

Según la Fiscalía, la primera resolución de restitución de los menores fue dictada el 14 de diciembre de 2016 por el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada a demanda de la Abogacía del Estado por sustracción internacional del menor; seguida de otras de la Sección Quinta y del Juzgado de Primera Instancia número 3.

El 28 de agosto del año pasado Rivas entregó en dependencias de la Unidad Orgánica de la Guardia Civil de Granada a los menores, que desde entonces viven con su padre en la isla de Carloforte, al sur de Cerdeña, donde se mantiene abierto un procedimiento civil para decidir sobre la custodia definitiva.

La Fiscalía ha recordado que Rivas se desplazó con sus hijos desde Italia a Granada el 18 de mayo de 2016 con el objeto de visitar a sus familiares para emprender luego regreso a Carloforte.

El 2 de agosto la acusada comunicó a Francesco Arcuri su negativa a regresar con los niños a Italia y permaneció oculta con ellos “consciente de la obligación de restituirlos” al lugar donde realmente residían y estaban escolarizados.

El Ministerio Público acusa por todo ello a Juana Rivas de dos delitos de sustracción de menores, por cada uno de los hijos, y le solicita una pena de dos años y seis meses por cada uno de ellos, cinco años de prisión en total.

También le pide la inhabilitación especial para ejercer el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la pena y la inhabilitación especial para ejercer el derecho de patria potestad por un plazo de seis años, además del pago de las costas.

Entre otras pruebas para el juicio, la Fiscalía solicita que, además de la acusada, comparezcan Franceso Arcuri y varios agentes de la Guardia Civil como testigos, además de una psicóloga como perito de un equipo psicosocial de la Delegación del Gobierno.

El escrito de acusación del Ministerio Fiscal se produce después de que el juzgado acordara continuar por el procedimiento abreviado la causa contra Rivas por los delitos de desobediencia a la autoridad y sustracción de menores.

Juana Rivas: “Pelearé hasta el final”

Rivas ha asegurado, tras conocer la decisión de la Fiscalía, que seguirá “peleando hasta el final” por el bienestar de sus hijos y ha afirmado que la petición de cinco años de cárcel que ha solicitado la Fiscalía para ella “no le quita ánimos” para continuar haciéndolo como hasta ahora.

La madre de Maracena (Granada) reconoce que no se encuentra bien tras recibir la noticia, pero se muestra convencida de que “la justicia hay que pelearla hasta el final”.

“Seguiré la lucha hasta la victoria porque esto no puede acabar de otro modo, es lo justo haciendo balance de todo lo que ha pasado”, ha sostenido Rivas, que siempre ha alegado que se fue con sus hijos, en mayo de 2016, del domicilio familiar situado en la isla de Carloforte (Italia) para huir de una supuesta situación de maltrato por parte de la que entonces era su pareja que se habría prolongado entre junio de 2013 y mayo de 2016.

Su expareja fue condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar, una sentencia que se dictó por conformidad de las partes, y posteriormente volvió a ser denunciado por Juana Rivas.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 de Granada rechazó la apertura de las diligencias por supuestos malos tratos contra él al entender que los hechos denunciados ocurrieron presuntamente en Italia y que por tanto la jurisdicción competente es la italiana, adonde se remitió en su momento por petición de la Fiscalía la denuncia que Juana puso en Granada al respecto.

La decisión del Juzgado de Violencia fue respaldada por la Audiencia Provincial de Granada, que consideró el pasado noviembre “absolutamente inasumible” una doble investigación “por dos Estados soberanos en el ámbito de la Comunidad Europea, de unos mismos hechos, contraviniendo Tratados internacionales sobre la materia”.

De forma paralela a este proceso, el Tribunal de Cagliari tiene abierto un procedimiento civil para decidir sobre la guarda y custodia de los menores, que en la actualidad residen con el padre en Carloforte. NAVARRA INFORMACIÓN/EFE

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies