Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El cuidado de la piel en invierno

El cuidado de la piel en invierno

En época de frío la piel debe cuidarse de manera especial, porque puede resentirse. Hay que prestar especial atención a las zonas más sensibles y que están más expuestas a los factores ambientales extremos, como las mejillas, los labios, el cuello, el escote y las manos.

Por ello, es importante aprender a cuidarte de cara al invierno con unos sencillos consejos:

1. Hidratar a diario y varias veces la piel. Esto es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis.

2. Evitar lavar excesivamente las manos. Las personas que por razones laborales se las lavan de forma repetida, para evitarlo deben apostar por el uso de guantes, la hidratación y las cremas con efecto barrera.

3. Por la noche, para reforzar el efecto del tratamiento, aplica una capa generosa de crema y luego ponte unos guantes de algodón durante la noche. Bajo el efecto del calor, la hidratación será óptima y por la mañana, tus manos estarán tersas y suaves.

4. Para la protección y el cuidado de tus labios, no humedezcas los labios con la lengua. Cuando los labios están secos y agrietados, a menudo tenemos el reflejo de humedecerlos con la lengua. Los labios producen naturalmente una capa fina de grasa pero la saliva elimina esta protección. Por lo tanto, es esencial evitar este reflejo contraproducente.

6. Usar guantes y prendas de abrigo. El frío puede propiciar la aparición de perniosis (sabañones) o fenómenos de Raynaud (dedos de los manos fríos y que tornan en color blanco, azulado y rojo).

7. Para el cuidado de la piel toma duchas o baños más cortos y usa agua templada en vez de caliente. Dúchate con un gel suave para evitar quitarle a la piel su hidratación natural. Si te gusta darte un baño caliente, usa mejor un aceite de baño, ya que los baños de espuma le restan a la piel hidratación y nutrición. Evita frotar la piel con la toalla y mejor, sécate con suaves toques.

8. Usa una crema de hidratación intensa diariamente en cualquier zona donde la piel esté muy seca (codos, rodillas). Es recomendable aplicarla a la hora de acostarse para la reparación nocturna de la piel seca.

9. Durante los meses más fríos, evita temperaturas por encima de los 24ºC en tu hogar, ya que la calefacción reseca el ambiente, haciendo que tu piel también se reseque. Usa un humidificador o recipientes de agua que se cuelgan en los radiadores para humidificar el ambiente.

10. Y el último consejo es hidratarte desde el ‘interior’ bebiendo agua regularmente y adoptando un estilo de vida saludable.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies