Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La trufa como reclamo turístico para una China emisora de viajeros de lujo

La trufa como reclamo turístico para una China emisora de viajeros de lujo

Anabel Pascual

China es uno de los principales consumidores y productores de setas, pero la trufa no forma parte de su «tradición culinaria»; sin embargo, parte de su población con mayor poder adquisitivo empieza a valorar la calidad y las aplicaciones de la «Tuber melanosporum» en la alta gastronomía.

El director del Instituto Europeo de Micología (EMI, por sus siglas en inglés), Fernando Martínez-Peña, ha explicado a Efeagro que «hay un interés claro y relevante» para desarrollar paquetes turísticos de valor añadido ligados al trufiturismo (sobre todo, hacia España y Francia, principales productoras de este alimento).

China tiene un «gran potencial» como emisor de turismo de lujo a muchas regiones europeas y hay un «interés alto» expresado por varias instituciones y asociaciones chinas para ofertar productos turísticos innovadores de valor añadido, como el ligado a la trufa para el cliente chino especializado.

Por ello, según Martínez-Peña, el turismo micológico, y en concreto el ligado a la trufa negra, se considera un producto turístico con potencial para dicho mercado, en el que existe un creciente porcentaje de población con alto poder adquisitivo.

A su juicio, además, este interés puede ser una «oportunidad» para el mundo rural europeo, con unas explotaciones truferas que empiezan a diversificar su modelo de negocio hacia el trufiturismo.

El valor añadido de la «Tuber melanosporum» que se produce en España y Francia es que la trufa negra es una de las variedades más valoradas internacionalmente en el ámbito culinario «por sus perfiles aromáticos», ha añadido.

«Hace no más de unos 10 ó 15 años que China ha incorporado la trufa a su consumo, atraída por la gastronomía occidental» y si bien han empezado a explotar parte de su producción trufera de la especie «Tuber indicum», su consumo continúa bajo y exportan la práctica totalidad de lo que recolectan, unas 300 toneladas.

Muestra de ese interés ha sido la reciente invitación de miembros del EMI, entre ellos los españoles Fernando Martínez-Peña y Joaquín Latorre Minguell, a varios encuentros científico-técnicos en el país asiático, organizados por instituciones como la Golden Truffels, la Guangdong Province Health Association y la Feria Internacional de la Trufa de China.

El objetivo es iniciar una colaboración Europa-China en materia de promoción del micoturismo, en especial de la ligada a la trufa, que esperan materializar a lo largo de este 2018.

El Instituto Europeo de Micología ofrecerá también sus conocimientos para mejorar la recolección y promocionar el consumo de la trufa china en dicho país, para generar valor en sus territorios rurales y aumentar la demanda como una forma de estimular el interés por otras variedades de trufas.

En la Unión Europea se produce una media de 100 toneladas de trufa negra o «Tuber melanosporum», con Francia y España a la cabeza, que reúnen un 80 % de la recolección.

En España, las zonas más productivas se encuentran en las provincias de Teruel, Soria, Huesca, áreas de Cataluña, Castellón, Navarra o Guadalajara, entre otras. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies