Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Galicia lucha con 5.000 personas contra un fuego que ya ha segado tres vidas

La comunidad autónoma gallega mantiene su lucha incansable contra el fuego, propagado en 146 incendios desde el viernes, con 5.000 personas que se resisten a un avance inexorable de las llamas, que ya han segado tres vidas.

Las víctimas mortales de los incendios que arrasan Galicia han aumentado a tres después del fallecimiento de un septuagenario en la provincia de Orense, en el municipio de Carballeda de Avia, han informado a EFE fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia.

Los servicios de emergencias han confirmado la aparición del cuerpo sin vida de esta persona en Carballeda de Avia esta madrugada. Es un varón de 78 años que apareció en Abelenda das Penas, donde intentó apagar las llamas de un corral para salvar a sus animales, aunque no lo logró y falleció.

Se trata de la tercera víctima mortal de los incendios gallegos, pues al menos dos personas fallecieron este domingo en una furgoneta que fue pasto de las llamas en Nigrán (Pontevedra), en la carretera que une las parroquias de Camos y Chandebrito.

Vecinos, equipos municipales, brigadas de la Xunta, integrantes del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) están desplegados por toda la geografía de la comunidad para combatir una actividad incendiaria homicida sin duda intencionada, según ha explicado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha calificado de «compleja» la situación en la comunidad. A la sequía y la «actividad incendiaria homicida», ha dicho Feijóo, se une el descontrol de los incendios en el norte de Portugal que, por primera vez, «saltan el Miño».

Tres días de fuego

La comunidad autónoma gallega mantenía anoche su lucha incansable contra el fuego, propagado en 146 incendios desde el viernes, con 5.000 personas que se resisten a un avance inexorable de las llamas.

En total eran catorce los incendios forestales que tenían decretada la situación dos, de riesgo real para la población, tras sumar uno en la parroquia de Aro, en Negreira (La Coruña), pasada la medianoche.

La comunidad gallega acumulaba 31 incendios forestales entre los que suman más de veinte hectáreas y están en situación dos, además de los múltiples focos más pequeños que afectan a infinidad de municipios y que hacen llegar cenizas incluso a las viviendas del centro de La Coruña.

Todo esto mientras Portugal está desbordado tras batir su récord de incendios, con más de trescientos, y las llamas saltan el río Miño para prender los montes gallegos, donde han ardido más de 4.000 hectáreas desde el jueves.

A esto hay que sumar los fuertes vientos con dirección sur impulsados por el huracán Ofelia, que se encuentra sobre el Atlántico.

Unos 350 brigadas, 220 motobombas, cuarenta palas y una veintena de medios aéreos de la Xunta y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente trabajan desde primera hora en la comunidad gallega para combatir los incendios que arrasan más de 4.000 hectáreas en 146 nuevos focos desde el viernes.

La Unidad Militar de Emergencias (UME), tras el decreto de situación operativa uno en Galicia por parte del Ministerio del Interior, ha desplegado tres centenares de militares en el territorio y continuará esta madrugada hasta el medio millar.

Siguen activos diecisiete incendios en la comunidad, repartidos por las cuatro provincias, mientras que hay otros tres estabilizados y diez más controlados tras la extinción de cuatro.

Entre los activos hay once en situación dos, de riesgo real para los núcleos poblados, lo que aumenta el peligro en estas áreas.

El único fuego activo en la provincia de La Coruña está en Boiro, en la parroquia de Cures, donde la situación dos se desactivó a primera hora de hoy.

Lugo tiene en alerta por riesgo para la población el fuego de Donís, en Cervantes, en plena reserva de la biosfera de Os Ancares, donde los vecinos temen perder sus viviendas y dicen estar «rodeados» por las llamas mientras denuncian que faltan medios.

También están activos los incendios de Samos, parroquia de Renche; Friol, en Xía; Triacastela, parroquia homónima; y Antas de Ulla, en Areas.

En Orense viven la situación dos un incendio en San Cristovo de Cea, en Oseira, por proximidad a Pieles; otro en Baños de Molgas, en Betán, por cercanía a Nevoeiro; y un tercero en Chandrexa de Queixa, en Chaveán, por proximidad a Vilamaior, en el municipio vecino de Castro Caldelas.

Arden también Vilar de Barrio, donde el fuego ha empezado en Rebordechau y se ha extendido al término municipal de Montederramo; y Piñor, en Coiras.

En Pontevedra hay cinco incendios en situación dos, con el de Ponteareas, que empezó en Padróns, como más importante tras extenderse a los municipios de Redondela, Soutomaior y Pazos de Borbén, con 1.500 hectáreas de superficie, con el riesgo en este último, en Nespereira.

Permanecen estabilizados los incendios de Paradela (Lugo), parroquia homónima; Cervantes (Lugo), en Noceda; y Vilariño de Conso (Orense), en Chaguazoso.

Están controlados los fuegos de O Saviñao (Lugo), en Ribas de Miño; Chantada, en Esmeriz; Vilardevós (Ourense), Vilariño de Conso, en Sabuguido y Castiñeira; Vilamarín, parroquia homónima; Chandrexa de Queixa, en Queixa; Lobios, con dos en Río Caldo; y Paderne (A Coruña), en Cantoña.

Han quedado extinguidas las llamas en San Cristovo de Cea (Ourense), en Covas; Vilariño de Conso, en San Cristovo; Cualedro (Lugo), en Montes; y Folgoso de Courel, en Meiraos.

A primera hora de esta tarde la Consellería del Medio Rural informaba del decreto de la situación dos en los incendios de los municipios pontevedreses de As Neves y Salvaterra de Miño -limítrofes con Portugal- y Gondomar.

A mayores, a escasos kilómetros al norte, está el incendio de Gondomar, en la parroquia de Morgadáns, también en situación dos de alerta.

Incendios en torno a Vigo

Estos  se suman a los otros tres en los que se había decretado esta situación, entre los que destaca el de Ponteareas (Pontevedra), por proximidad al núcleo de Nespereira en Pazos de Borbén, que se ha extendido también a los municipios de Redondela y Soutomaior.

Las llamas han entrado en polígonos industriales, quemando algunas naves, y han obligado a desalojar varias casas, según informa TVE. Las cercanía de las llamas han aconsejado desalojar la residencia de estudiantes de la universidad de Vigo.

El incendio de Gondomar, en la parroquia de Morgadáns, ha obligado a Policía y Guardia Civil a desalojar a los vecinos de Vincios, Devesa y Sobreira.

Los siniestros han afectado a varias carreteras y al tráfico ferroviario: los trenes Orense-Vigo, Vigo-Barcelona y Salvatierra-Nieves no han podido salir.

Fuegos provocados, según la Xunta

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha explicado hoy que la comunidad autónoma gallega se encuentra en una «situación compleja» porque coincide una «actividad incendiaria homicida», una «sequía persistente» y un descontrol en incendios en el norte de Portugal que, por primera vez, «saltan el Miño».

La consejera de Medio Rural, Ángeles Vázquez, considera que los incendios han sido provocados y los grupos de la oposición gallegos han acusado a la Xunta de falta de prevención.

A nivel nacional, los representantes políticos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, han expresado esta tarde su preocupación a través de las redes sociales por los incendios y han transmitido su apoyo a los equipos de extinción.

Mientras que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha decidido enviar 29 medios aéreos y 4 brigadas de refuerzo contra los fuegos para apoyar a Galicia, Castilla y León y Principado de Asturias.

Por cierto, que es precisamente en el Principado donde las llamas amenazan al robledal mayor y mejor conservado de España, ubicado en la Reserva de Muniellos, en peligro por el incendio declarado de Ibias, que sigue sin poder ser controlado ante las fuertes y cambiantes rachas de viento.

A primera hora de la noche, también continuaba activo y sin ser controlado el incendio declarado hace cinco días en Fondos de Vega, en el concejo de Degaña, con un frente que ha llegado a superar el kilómetro de longitud.

Además de estos dos, a primera hora de la noche había activos otros 13 incendios, y cuatro más que ya estaban controlados, en su mayoría en municipios del suroccidente asturiano. NAVARRA INFORMACIÓN/EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies