Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Hoy quiero ser catalán

Hoy he podido ver con mis ojos como millones de catalanes han salido a la calle a defender su libertad. Después de años he vuelto a oir gritos como “¡Basta ya!”, o como “No nos representan”. Ha sido impresionante comprobar como jóvenes, gente de mediana edad y ancianos se unían en la calle para expresar con libertad su catalanidad y su españolidad, o gritar y clamar en favor de la concordia y su deseo de vivir en paz y armonía respetantdo y siendo respetados por sus propios vecinos.

No podría haber imaginado hace a penas una semana como iba a tener este sentimiento de envidia sana de los catalanes. Hoy me gustaría poder ir por las calles de mi Pamplona natal con lasbanderas de Navarra o con la española. Me encantaría poder ver en la plaza del Vínculo una carpa para pedir que la selección española jugase en El Sadar, como por ejemplo sucedió ayer junto al Corte Inglés de Paseo de Gracia en Barcelona.

Espero que lo que ahora vemos en las calles de Barcelona sea una brizna de aire fresco que nos permita entender que los derechos son de las personas y no de los territorios. Que nos haga reflexionar a propósito de la importancia de la libertad, la concordia, de la justicia, de la igualdad y del bien común. No podemos permitir que los intereses burgueses de algunas minorías pongan en riesgo nuestra convivencia, nuestro bienestar, y nuestra paz, y, todo ella envuelto bajo un manto de nacionalismo populista.

Todo lo anterior hace que hoy tenga ganas de gritar que soy Navarro y que soy español. Que mi corazón es del rojo de la bandera de Navarra, del rojo sobre el que descansan el escudo y los fuersos de mi tierra, del rojo que abraza con amor el escudo de nuestra nación en su cuadrante inferior derecho. Y que estoy orgulloso de tener una patria común compartida con los admirados ciudadanos catalanes que han tenido el valor de encarar los respetos humanos impuestos por comportamientos totalitarios arraigados durante décadas y callar su silencio con un grito desgarrador de libertad.

Hoy yo también quiero ser “catalán” y colgar de mi balcón mi bandera de Navarra y mi bandera de España en apoyo a quienes han tenido el valor del que otros carecemos.

Juan Pablo Ibáñez, abogado

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies