Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Institutos constatan buen estado de la economía alemana pero ven tensiones

Institutos constatan buen estado de la economía alemana pero ven tensiones

Los principales institutos de estudios económicos alemanes constatan, en su informe otoñal publicado hoy, el buen estado en el que se encuentra la economía alemana pero ven también un aumento de las tensiones y retos a mediano plazo en diversos campos.

«El auge coyuntural sigue siendo fuerte, las tensiones aumentan», es el título del informe otoñal de los institutos con un pronóstico de crecimiento del PIB alemán del 1,9 % para 2017 y del 2,0 % para 2018.

Con ello se corrige al alza el último pronóstico para 2018 que era del 1,8 %.

El pronóstico se elaboró antes de las elecciones generales, en las que se impuso el bloque conservador de la canciller Angela Merkel, y por lo tanto no incluye posibles repercusiones en la economía de largas negociaciones para poder formar la próxima coalición de Gobierno.

Sin embargo, los economistas creen que esas repercusiones no serán muy grandes.

«Es posible que algunas decisiones económicas se retrasen esperando el curso económico del nuevo Gobierno pero eso no será determinante», dijo el economista Ferdinand Fichter, del Instituto de Estudios Económicos de Berlín.

Sin embargo, Oliver Höltermöller, del Instituto de Investigación Económica de Halle, señaló que, aunque muchos países han sobrevivido años sin Gobierno, sería deseable que pronto hubiese una coalición estable de cara a las decisiones que hay que tomar en el marco de la UE.

Las otras cifras del informe también son positivas para los dos próximos años. El paro seguirá bajando, del 5,7 % este año al 5,5 % en el próximo y al 5,2 % en 2019.

La situación de las finanzas públicas, gracias al impulso de la buena coyuntura y a los buenos intereses, seguirá mejorando bajo la premisa de que no se hagan grandes rebajas fiscales ni se dispare el gasto público.

Para este año, se espera un aumento del superávit público de 26.000 a 28.000 millones de euros; para 2018 se prevé un aumento hasta los 37.000 millones y para 2019 una subida hasta los 44.000 millones.

Esa evolución permitirá, según los economistas, que la deuda pública alemana se situé en 2019 por debajo del 60 % del PIB.

El crecimiento, según el informe, puede ser aún mayor que el pronosticado si el nuevo Gobierno da estímulos que pueden expresarse en forma de rebajas fiscales -para las que se calcula un margen de entre 15.000 y 20.000 millones de euros sin interrumpir el curso de consolidación presupuestaria- o rebajas en las cotizaciones de la seguridad social.

Los institutos consideran que el margen que dan los superávits debe dedicarse a ese tipo de estímulos y a no medidas coyunturales a corto plazo que no se consideran necesarias en la medida en que la producción de la industria está en el límite de sus capacidades.

Además, recomiendan continuar con la reducción de la deuda, teniendo en cuenta ante todo la evolución demográfica que llevará a una caída del potencial de crecimiento a partir de la próxima década.

Esa evolución demográfica con el consecuente envejecimiento de la población, advierten los economistas, es inevitable pero se pueden tomar medidas para, al menos, aminorar sus consecuencias.

Así, por ejemplo, es posible mejorar las condiciones para que las mujeres participen en el mercado de trabajo y para que personas mayores de 65 años permanezcan más tiempo económicamente activas.

Con respecto a esto último, se propone concretamente flexibilizar al edad de jubilación, permitiendo que las personas en edad de retirarse sigan trabajando si así lo desean, así como medidas que hagan más fácil que los jubilados tengan ingresos adicionales a su pensión.

Además, se pide un impulso a la integración de extranjeros al mercado laboral y una política migratoria que tenga en cuenta las necesidades de las empresas.

Con respecto a esto último, el informe constata que hay deberes pendientes ante todo en lo relativo a la inmigración procedente de países de fuera de la Unión Europea (UE). EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies