Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Navarra a la cabeza de España en formación permanente

Navarra a la cabeza de España en formación permanente

Navarra, la CAV y Aragón se sitúan a la cabeza, según los datos de 2016 por comunidades autónomas, en la formación permanente.

El porcentaje de personas de entre 25 y 64 años que sigue algún tipo de educación o formación en España, es decir, que lleva a cabo un aprendizaje permanente, se ha ido reduciendo en la última década prácticamente todos los años, y en 2016 ha llegado a su nivel más bajo: el 9,4 por ciento, si bien en la Comunitat Valenciana alcanza el 10,8 %.

A pesar de las recomendaciones europeas para fomentar el aprendizaje a lo largo de la vida y de haberse propuesto como objetivo la UE llegar al 15 % en 2020, en España no aumenta la participación de la población adulta en procesos de mejora de su formación, cualificación y actualización, tanto en sistemas formales de educación como a través de otras actividades no formales.

Después de varios años en un porcentaje entre el 10,7 y el 10,8 % (de 2006 a 2009), el dato mejoró al 11,2 % en 2010, y llegó al 11,4 % en 2013 para empezar a bajar y llegar el pasado año al 9,4 %.

En la UE, en cambio, en 2016 el dato era de 10,8 %, destacando el porcentaje de los países nórdicos: Suecia (29,6 %), Dinamarca (27,7 %) y Finlandia (26,4 %). En el extremo opuesto están Rumanía (1,2 %) y Bulgaria (2,2 %).

Los datos están recogidos en el reciente informe «Sistema estatal de indicadores de la Educación, edición 2017» del Ministerio de Educación. Entre los adultos españoles que participan en algún tipo de aprendizaje, las mujeres son las que lo hacen en mayor medida: en un 10,2 % frente al 8,6 % de los hombres.

En la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) -la más grande de España por número de estudiantes, 250.000- los alumnos en cursos de aprendizaje permanente descendieron en 2015, pero han empezado a remontar desde 2016 y también se apuntan más mujeres que hombres (58 % frente a 42 %).

El 90 % de su alumnado se sitúa en la franja de 25 a 55 años, según explica a EFE la vicerrectora de Formación Permanente y Extensión Universitaria de la UNED, María José Lorenzo.

Los cursos que oferta esta universidad pública (587 para el curso 2017-18) buscan dar respuesta no solo a cuestiones académicas, «sino también a temas muy diversos de interés social, profesional y de actualidad que se adapten a los intereses personales y profesionales» de los estudiantes de esas edades.

Según la estadística de Educación, los mayores porcentajes de participación en Aprendizaje Permanente se producen en Navarra (11,8 %), País Vasco (11,7 %) y Aragón (11,4 %). Y los menores se registran en Cataluña y Melilla, ambas con un 7,4 %, y Asturias y Canarias (ambas con un 8,4%). En todas las regiones, excepto en Murcia, es mayor el número de mujeres que se apuntan que la de hombres, alcanzando una diferencia de casi tres puntos porcentuales en Baleares.

Por otra parte, la educación permanente es elegida más por los titulados en educación superior (16,3 %) que entre los que solo tienen la primera etapa de la Educación Secundaria Obligatoria o menos (3,4 %).

El estudio también detecta que la participación en el aprendizaje permanente se va reduciendo conforme aumenta la edad, siendo del 18 % para la población de 25 a 34 años, del 9,8 % de 35 a 44 años, del 6,8 % de 45 a 54 años y del 3,7 % de 55 a 64 años.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies