Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

EDITORIAL: Falacia rajoniana

EDITORIAL: Falacia rajoniana

Se supone que todos los españoles son iguales ante la ley, la Constitución española así lo avala. Pues va ser que no, la declaración, como testigo, del presidente del gobierno Mariano Rajoy en el juicio del caso Gürtel, ha demostrado que no todos los españoles son iguales ante la ley.

Un testigo que es recibido por el presidente de la audiencia -hace unos años así se le recibía al denostado General Franco-; un testigo que es colocado en una posición superior como diciendo, “tate que soy el presidente, cuidado” y una declaración insostenible para el sentido común, demuestran lo diferente que es en el trato la justicia. Recuerda a los juicios de la Infanta Cristina y Irdangarín o a los EREs de Andalucía.

Una declaración basada en presentar la gestión económica del PP como independiente de la política y en subrayar que su responsabilidad como director de las campañas electorales del 1994 (europeas), 1995 (municipales), 1996 y del 2000 (generales) se limitó a la definición de estrategias, mensajes y programas, es increíble.

Un presidente de un partido o un director de campaña electoral tienen que saber de qué recursos se disponen, porque sino es imposible planificar un campaña. Publicidad, mitines, por ejemplo, necesitan de unos recursos y un director de campaña y un presidente de partido, tienen que conocerlos. Negarlo es faltar a la verdad o ser un pésimo gestor económico, y en este caso, el presidente del gobierno, día si y otro también, se encarga de hablar de las bondades de su gestión en este país llamado España. Ahora sí que se entera, ¿Por qué antes no?

Aceptar el argumento del presidente del Gobierno sería dar por bueno que se está ante uno de los peores gestores de todos los tiempos. También supone obviar que fue precisamente a él a quien pidió cuentas por carta El Bigotes  -el artista investigado en esta causa- por el coste de actos impagados organizados por su empresa.

Mención aparte y que corroborra el hecho de una Justicia desigual, es la actuación de la abogacía presente en el interrogatorio, más preocupada por proteger a Rajoy que por hacer valer las versiones de su clientes ante el Presidente/Juez de la sala, que, por cierto, no sólo ha estado al quite para protestar cada vez que alguien interrogaba al presidente por los papeles de Bárcenas -en los que el presidente aparece como perceptor de sobresueldos-, sino que se ha negado a que Rajoy mantuviera un careo con el señor Bárcenas.

El testimonio de Rajoy no sólo no ha ayudado a esclarecer la trama Gürtel, como era su obligación, sino que ha esgrimido una falacia para salir del paso y eludir su obligación de colaborar con la Justicia.

ENCUESTA ¿Cree que Rajoy sale fortalecido tras declarar en la AN su responsabilidad política en Gürtel?

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies