Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Aparece muerto Miguel Blesa con un disparo en el pecho en una finca cordobesa

Aparece muerto Miguel Blesa con un disparo en el pecho en una finca cordobesa

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha aparecido hoy muerto con un disparo en el pecho efectuado con una escopeta de caza en lo que parece un suicidio, han informado a Efe fuentes de la investigaciónaunque sin descartar que se trate de un accidente, según han informado fuentes policiales.

Según las primeras informaciones, el cadáver de Blesa fue localizado a primera hora de la mañana con un tiro en el pecho de una escopeta de caza. La finca en la que se encontraba se llama Puerta del Toro, en la localidad cordobesa de Villanueva del Rey, y a ella acudía con frecuencia el banquero a cazar con un grupo de amigos, aunque no era de su propiedad.

Blesa, que llegó a la finca en torno a las 2:00 de la madrugada, se encontraba desayunando junto con un amigo, que es el dueño del coto de caza cercano que frecuentaba. En un momento se ha excusado de la mesa para mover su coche, que estaba aparcado en unas cocheras.
Instantes después el amigo ha oído un disparo y ha alertado de inmediato al guardés de la finca, que ha avisado a los servicios de emergencias.

La muerte de Miguel Blesa fue certificada a las 8:40 horas, constatando que había sido causada por la perforación en el tórax de una bala de rifle.

La finca era regentada por una sociedad liderada por unos asesores financieros a los que unía una antigua relación con el expresidente de Caja Madrid, según fuentes municipales que cita Europa Press.

Condenado a cárcel por las ‘tarjetas black’

Miguel Blesa, que habría cumplido 70 años en agosto, nació en 1947 en la localidad de Linares (Jaén). En febrero de este año, fue condenado a seis años de cárcel por el uso de tarjetas opacas de Caja Madrid, sentencia que no es firme y que había recurrido ante el Tribunal Supremo.

El entorno de Blesa afirma que no estaba desanimado ni abatido, aunque sí preocupado por la batalla judicial

Fuentes de su entorno han señalado que el expresidente de Caja Madrid no estaba desanimado ni abatido, aunque sí preocupado por la batalla judicial a la que enfrentaba desde hace años. Las mismas fuentes destacan que su muerte se ha producido en un momento que no era el peor para él, ya que albergaba “serias esperanzas” de que el Tribunal Supremo le diera la razón en el caso de las tarjetas black, tras recurrir la pena de prisión.

El entorno de Blesa destaca el “ánimo alto” del que solía hacer gala el exdirectivo, si bien reconocen que el proceso judicial que afrontaba era complicado y que podría haber acusado en cierta medida el “vapuleo sistemático” al que se había visto sometido por parte de la opinión pública.

Presidente de Caja Madrid entre 1996 y 2010, Miguel Blesa recibió la condena más alta de los 65 encausados por el uso de estas conocidas como ‘tarjetas black’. La Audiencia Nacional determinó que actuó al margen de la legalidad al atribuirse a sí mismo y los otros beneficiarios una tarjeta corporativa al margen del salario acordado y cuyo uso no precisaba de justificación de gastos. En su caso, cargó a esta tarjeta gstos personales por valor de 436.688 euros.

Blesa y Rodrigo Rato, también condenado en esta causa, no tuvieron que ingresar en prisión, ni pagar una fianza, ni comparecer de manera periódica ante un juzgado pese a ser condenados. La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargada de juzgar esta causa, decidió no imponer medidas cautelares al expresidente de Caja Madrid por considerar que su “comportamiento procesal” durante el juicio fue “intachable”.

Otro juicio pendiente por los sobresueldos en Caja Madrid

Además, el banquero tenía otra causa pendiente por los sobresueldos presuntamente irregulares que se otorgaron en la caja extinta y que, según el FROB, causaron un perjuicio económico de 14,8 millones de euros. Blesa estaba a la espera de conocer la fecha de celebración de este nuevo juicio en el que se enfrentaba a una petición de cárcel de cuatro años por parte de la Fiscalía Anticorrupción.

También fue imputado por uno de los asuntos por el que será más recordado, el de la comercialización indiscriminada de las preferentes de Caja Madrid que investiga la Audiencia Nacional, una pieza separada del caso Bankia sobre estos productos de alto riesgo que fueron vendidos a miles de clientes sin conocimientos financieros.

Y se le relacionaba con los denominados “papeles de Panamá”, ya que su nombre figuraba en una sociedad ‘offshore’ en la que tuvo “un poder”.

Miguel Blesa ya había pasado por la cárcel en 2013, en dos ocasiones, cuando ingresó 24 horas de forma provisional por la compra de un banco en Florida (EE.UU.), pero salió tras pagar la fianza, de 2,5 millones. Apenas tres semanas después volvió a ser encarcelado, también por decisión del juez Elpidio Silva, aunque finalmente se anuló la causa contra el financiero y el juez fue condenado a 17 años y medio de inhabilitación por su actuación en la instrucción del caso Blesa.

NAVARRA INFORMACIÓN

Otras noticias publicadas

1 Comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies