Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Merecida recompensa en Rejones San Fermín 2017

  • Por Nerea Frommknecht, Crónica taurina chiqui
Nerea Frommknecht Velázquez
Nerea Frommknecht Velázquez

Plaza de toros de Pamplona, Navarra. 3 toros de El Capea y 3  toros de San Pelayo para  los rejoneadores Pablo hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Roberto Armendáriz. Prácticamente lleno. Leonardo Hernández y Roberto Armendáriz salieron a hombros.  Antitaurinos saltaron al ruedo al finalizar la lidia del primero.

 Primer toro: “Navajito”, número 36, negro bragado, 530 kg, de El Capea para Pablo Hermoso de Mendoza. Recibe al toro con “Alquimista”, elegante caballo lusitano castaño oscuro. Rápidamente consigue fijar la atención del toro en el caballo y clavar el  primer y único​ rejón de castigo en el punto exacto. La primera banderilla la pone con el tordo lusitano “Brindis”. La  la coloca al  quiebro y continúa guiando al toro, que sigue muy bien al caballo montando un tremendo espectáculo. Pone otra larga con el mismo caballo. Sale a continuación “Dalí”, un valiente anglo-árabe alazán con el que realiza varias piruetas emocionando al público. El toro, que no presenta malas envestidas, va yendo a menos a la vez que pierde fuerza. De cerca, pone con este caballo dos banderillas largas. Sale “Nevado”, de pura raza española y tordo de capa. Con él pone tres banderillas cortas. Y mata a la tercera, con un buen rejónazo, haciendo que el toro no tarde en caer. Silencio.

 Segundo toro: “Culebrito”, número 46, negro bragado, 530 kg, de El Capea,  para Leonardo Hernández. Recibe al toro con “Champán”, un precioso lusitano albino. Nada más salir, el toro se fija en el caballo con facilidad. Hace bien en poner un único rejón de castigo, el toro no va sobrado de fuerzas. Sale “Calimocho”, lusitano negro con el que pone una banderilla muy ajustada que hace levantar palmas en los tendidos pamploneses. El toro, sigue bien al caballo. Pone otra larga con el mismo caballo de nuevo, caída. Continúa “Sol” un impresionante lusitano albino que utiliza para poner otras dos banderillas largas, en las que lo que más destaca es la valentía y clase del caballo que además de dar la cara al toro en todo momento, parece bailar al compás de la música. Sale “Charro  Cantor”, lusitano alazán con el que pone una larga y tres cortas al violín que junto con los saltos del caballo, crean un enorme espectáculo en el coso pamplonés. Entra a matar con él también. Pincha y clava un rejonazo en su sitio. Oreja bien dada por el presidente, Pedro Bañales Leoz. Buen toro aplaudido en el arrastre.

 Tercer toro: “Listoncillo”, número 4, negro bragado, 540 kg, de San Pelayo  para Roberto Armendáriz. El joven rejoneador de Noáin, sale a recibir toro con “Visir”, un caballo cruzado Isabelo con el que  brinda la faena antes de salir el toro. Aunque el toro tarda en fijarse, presenta un buen galope. Pone un único rejón de castigo, algo trasero y caído. Sale elegante y atrevido el lusitano “El Capea”, tordo rodado. Antes  de poner la primera banderilla larga, que por cierto, ha sido muy bien puesta, el toro ya se para. Segunda banderilla larga con el mismo caballo, apurando al máximo. Voluntariedad del rejoneador ante un toro con muy poca posibilidad de lucimiento. Para la siguiente banderilla, de nuevo larga, sale el lusitano “Ranchero”, castaño y con un doble quiebro la coloca perfecta. Siguiente banderilla larga, al quiebro, aguantando firme y de frente al arranque del animal. Sale “Cristal”, tordo lusitano a poner las banderillas cortas. Impresionantes las tres. Hace tumbarse al caballo en mitad de la plaza. Y  a lomos del mismo, entra a matar.  Rejonazo para culminar un faenon. Dos orejas merecidas.

 Cuarto toro: “Canastillo”, número 20, negro, 560 kg, de San Pelayo para Pablo Hermoso de Mendoza. Sale con Napoleón, el conocido caballo tordo venoso lusitano muy conocido en el mundo del rejoneo.Buen rejón de castigo aunque un poquito caído. Cambia de caballo y sale con “Disparate”, un castaño lusitano con  que pone una apretada banderilla antes de dar prácticamente la vuelta al ruedo con el toro siguiéndolo firmemente. Continúa a dos pistas poniendo otra banderilla perfecta. Sale “Donatelli”, tordo lusitano, con el que pone al quiebro dos buenas banderillas que levantan los oles del público pamplonés a pesar de ser la hora de la merienda. A continuación, aparece  “Nevado” de nuevo. El toro, muy falto de fuerza. Pone dos banderillas cortas antes de entrar a matar con el mismo caballo. Tras fallar en dos ocasiones con los aceros, pone un rejón trasero y tendido. Saludos desde el tercio tras ovación. Sin duda una lástima el fallo en los aceros pues en el tercio de banderillas ha quedado demostrada una vez más  la experiencia, doma y técnica del estellés.

Quinto toro: “Talador”, número 31, negro, 547 kg, de El Capea para Leonardo Hernández. Recibe al toro con “Picasso”, un castaño lusitano. Toro distraído de salida. Ofrece buenas galopadas tras clavar un buen rejón de castigo. Ante la apariencia de poca fuerza del toro, Leonardo prefiere no clavar el segundo rejón. Buena elección. Sale ahora con “Despacio” lusitano tordo con el cuál clava una primera banderilla muy baja, pero haciendo honor al nombre de su cabalgadura. Pone mejor otra banderilla larga al quiebro. Coloca dos pares a dos manos y continúa con el tordo lusitano “Xarope”, poniendo  3 cortas y subiendo así a  11 el número de banderillas que le pone al toro, ya flojo de por sí. Estocada trasera y cruzada y descabello. Oreja, desde mi punto de vista no tan merecida como la primera por ese exceso de banderillas que ha colocado pese a haber cambiado de tercio.

 Sexto toro: “Tenerife”, número 8, negro bragado, 564 kg, de San Pelayo para Roberto Armendáriz. Sale “Prometido”, negro lusitano. El toro sale rápido y se fija en el caballo con facilidad. Coloca un único rejón de castigo algo tendido. Saca el joven rejoneador a una joya de de caballo, de nombre “Diamante”,  tordo y lusitano con el que coloca dos largas no tan perfectas como las anteriores. A continuación​, sale “Farruco”, un caballo cruzado castaño con el que coloca dos banderillas al quiebro rozando con el pitón el toro al caballo. El animal, mejor que el tercero(primero de Roberto) muestra de nuevo una falta de fuerzas que hace más meritoria todavía la faena. Sale “Cristal” otra vez y se clavan tres cortas a sus lomos. Decide matar con él y acierta. El toro al al  momento con una estocada caída. Dos orejas. Toro aplaudido en el arrastre.

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. Séneca

    Hermoso de Mendoza ha hecho historia en el rejoneo y supuso una auténtica evolución y revolución de este arte. Pero el tiempo pasa inexorablemente hasta para los mitos, visto su paso por San Isidro y San Fermín.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies