Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Los “putos amos”

Expresión horrible, pero que viene al pelo para definirlo que viene siendo la alianza podemita-elegetebista en municipios, comunidades y territorios varios… Es decir, los que vienen siendo quienes parten el bacalao, mandan, ordenan, pueden deponer a una profesora de instituto, o pueden incluso decidir quiénes van en una lista electoral, por decir casi nada de hasta dónde llega su poder…

Lo mismo te plantan una moción, que compran la dignidad de un partido, que cierran la boca a un doctor universitario, que se sacan de la manga un escrache, una bandera, o una fiesta reivindicativa… Porque ellos son… ¡LOS PUTOS AMOS!

No busquemos ya los poderes fácticos en banqueros, empresarios, eclesiásticos… No busquemos el poder en periodistas, ni profesores… No está. La manija la tienen otros. La tienen los “putos amos”.

Ya no se cuecen las decisiones en púlpitos, sacristías, despachos oficiales o rotativas de periódicos. Ya no se cocina nada en reuniones de bien-pensantes ni en asociaciones de vecinos o de sesudos académicos. Ahora deciden los “putos amos”. Tal como suena.

Pero ¿quiénes son estos “putos amos”?

Pues la entente podemita-feminoide-elegetebé. Los chicos del círculo morado y los de la banderita multicolor. Unidos para siempre y en feliz matrimonio… Necesitándose mutuamente, danzando juntos en un baile de mutuo deseo. donde todos miran, donde nadie más interviene. Son los reyes de la pista. Los reyes del mambo.

¿Y porqué digo que son los “amos”?

Porque el otro día lo vi y me di cuenta perfecta y plásticamente de lo que venía barruntando: acudí a un Pleno municipal donde, aún estando Podemos en minoría, manejaba las mociones. Los colectivos que entraban y salían de él, turnándose -recordamos el símil de la danza-. Modificaban a su antojo los puntos de las mociones. O los dejaban tal y como estaban.

Podemos tiene cogida la calle, a la gente, como ellos mismos dicen, casi siempre con engañifas y argumentos torticeros. Maneja a colectivos ciudadanos y especialmente al colectivo LGTB y feministas radicales.

Si se propone en un ayuntamiento algo de jóvenes, ahí se presentan jóvenes. Si es de mujeres, ahí están ellas. Si se propone una moción de un colectivo de trabajadores determinados, ahí están con ellos.

Mociones, propuestas, intervenciones, preguntas, reuniones, círculos… Sí, porque los círculos son ahora patrimonio podemita. Todo eso lo maneja Podemos-elegetebistas-feministas. Y lo hace bien en su perversidad.

Que se olviden PPsoe y Pepe-Cavada (en San Fernando, Cádiz). Lo tienen perdido. La calle es suya, que diría Fraga. Ahora lo dice el coletas. Y los socialistos de PPsoe lo llevan crudo. Ahora molan los populistos varios. En su versión elegetebistas, transexualistas o feministas.

Es más. Da igual que ganen o no alcaldías o presidencias. Ellos gobiernan en la sombra y los demás obedecen inmediatamente. Proponen algo y PPsoe reacciona y salta como perritos por el aro que les pone el domador.

Y ¿qué hacen estos “putos amos”?

Pues que hay que cesar a una profesora, ordeno y mando. Que hay que montar una moción contra una plataforma ciudadana, para eso son los amos. Hágase. “Exprópiese”, que diría el Lider supremo y admirado del populismo bolivariano que ya nos gobierna.

No, amigos e incondicionales que aún me leéis. No hace falta esperar a ningunas nuevas elecciones, ni a moción de censura extraña, ni siquiera a un descalabro socialista en ciernes. Los podemitas y los homosexualistas que imponen su pensamiento único, ya nos tienen colonizados ideológicamente (idea del Papa Francisco). Ya llegaron.

Y llegaron mientras algunos jugaban a los dimes y diretes, a las acusaciones infundadas, a los clubes de amigos de no sé qué… O se tomaban a broma a estos chicos de camisas holgadas e insolencias orales… Y así miraban para otro lado. Siempre salvando el culo. Siempre quedando bien. Siempre amigos de todos…

Y otros callan. Y votan con ellos. Y obedecen sus planteamientos. Me refiero a la asquerosa forma de arrastrarse por el fango del PP, en los casos de Alicia Rubio en Madrid, y de las mociones anti-HO en distintos puntos de España, también en San Fernando. Solo han hablado HOMBRES de verdad (expresión machista y heteropatriarcal, seguramente) como el Obispo Munilla y el periodista Hermann Tersch. Hombres en el sentido más pleno de la palabra.

Ellos, los neo-totalitarios y amos del cortijo, en cambio, no desaprovechaban ni un minuto. Se organizaban con asociaciones de vecinos, colectivos varios, etc.

Y agitan, ya lo creo. Agitan y mucho. Violentan, más bien. El aliento en la nuca siempre, para demostrar quiénes mandan. Eso tengo el privilegio de haberlo experimentado. Practican la libertad de expresión al modo podemita: si no opinas como yo, te acoso y escracheo. Que se lo digan a nuestra Alicia Rubio.

Pues si. La foto lo dice todo. Ellos mandan. Son los “Putos Amos”. Y ahora ya están aquí, si. Han llegado para quedarse. ¿Cuánto? Depende de lo que tú y yo nos movilicemos.

Pedro Mejías, delegado en Cádiz de Hazteoír y Derechoavivir

Articulo anterior Pasión y muerte según la dictadura de género

 

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. Elputoamo

    Vergonzoso artículo expresado desde su odio y/o represión. ¿de que fiesta reivindicativa habla este individuo ?conocido en su localidad por querer imponer si o si sus ideas nacional fascista y donde ni siquiera respeta ideales de su propia familia directa que es integrante y “líder” de Podemos?

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies